// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos Félix Azón, en el acto de reconocimiento a los guardias civiles que participaron en el operativo de rescate de Julen.

Félix Azón, en el acto de reconocimiento a los guardias civiles que participaron en el operativo de rescate de Julen. EP

PolíticaEL REPARTO DE LA EQUIPARACIÓN EN 2019

La Guardia Civil, en guerra: acusa a Marlaska de favorecer el sueldo de la Policía

Guardias civiles convocan una concentración ante la dirección general tras el recorte en el porcentaje de reparto que se les abonará este año (2,5 millones de euros menos) / Policías nacionales: "No nos pueden culpar a nosotros de quitarles nada"

La unidad de acción que mantenían los sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones profesionales de la Guardia Civil por la equiparación salarial ha saltado esta semana por los aires tras confirmar el Ministerio del Interior el criterio con el que se repartirán los 250 millones de euros que se abonarán este año a ambos cuerpos para seguir recortando la brecha con los Mossos d’Esquadra y la Ertzaintza.

Despejada la incógnita del cobro del tramo correspondiente a 2019 pese a no haber sacado adelante el Gobierno sus proyecto de presupuestos, al confirmarse que los funcionarios verán ingresado el dinero en la nómina de abril, los guardias civiles han expresado airadamente su malestar al considerar que Interior les ha reducido “unilateralmente” la cantidad negociada y convocan una concentración de protesta a las puertas de la sede de la Dirección General el próximo miércoles a las 13.30 horas para censurar la gestión realizada al respecto por Félix Azón. Éstas son las claves:

  • El desencadenante. El pasado miércoles, Interior comunicó a los representantes de los agentes el porcentaje de distribución de los 250 millones consignados para este ejercicio en concepto de equiparación salarial: el 57,28 % para la Guardia Civil y el 42,72 % para la Policía Nacional. Ello supone una ligera modificación respecto al criterio aplicado en 2018, cuando el reparto fue del 59-41 %. En cifras absolutas, los agentes del Instituto Armado recibirán este año unos 4,32 millones de euros menos, lo que ha desatado las protestas. Las siete asociaciones profesionales de la Guardia Civil (AUGC, AEGC, ASES-GC, UO, UNIÓN-GC y la Asociación Profesional de Cabos) han arremetido duramente contra el director general, Félix Azón, al que acusan de “arrogarse” la representación de los guardias civiles y aceptar un porcentaje de reparto perjudicial para la plantilla respecto al acordado en su día. “La realidad es que los guardias civiles siguen siendo los agentes que más horas trabajan en España y los que menos derechos y salario tienen. Se trata de una situación que se ve propiciada y agravada por el hecho de que los guardias civiles siguen careciendo de las herramientas de interlocución adecuadas para cualquier colectivo de trabajadores, consecuencia de un deficiente modelo de asociacionismo profesional”, denuncian las asociaciones profesionales. “No nos pueden culpar a nosotros de quitarles nada. Creemos que el tono no es justo. La Guardia Civil no habría llegado a donde hemos llegado sin la Policía Nacional y viceversa. Ha sido muy importante la unión”, responden fuentes policiales.
  • Qué se pactó. Fuentes conocedoras del acuerdo de equiparación salarial aseguran a El Independiente que el entonces secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto (PP), pidió a los sindicatos de la Policía Nacional que aceptaran el reparto del 59-41 % para desbloquear la situación y que se pudiera firmar el acuerdo –rubricado el 12 de marzo de 2018– con la promesa de que en 2019 se revisaría para que el porcentaje respondiera al peso que cada Cuerpo tiene por número de agentes. Y ese compromiso es el que los representantes de los policías nacionales han hecho valer esta semana en la reunión de la comisión técnica de seguimiento del acuerdo de equiparación, logrando elevar en un 1,72% el dinero que les correspondió el pasado año. Según los últimos datos facilitados por el Gobierno al Congreso (referidos al 30 de abril de 2018), el catálogo de la Guardia Civil está formado por 85.430 puestos activos (76.981 disponibles) y el de la Policía Nacional por 78.179 (63.964 disponibles). Ello significa que el Instituto Armado representa el 52,21 % del número total de efectivos que integran las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (163.609).
  • Cuánto cobrarán. En el caso de la Guardia Civil, el complemento por equiparación salarial ascenderá a unos 137 euros brutos al mes por agente excepto para los generales, que percibirán linealmente un 0,5 %. A esa cantidad hay que sumar una productividad de 15 euros brutos, cobrándose ambos conceptos en abril pero con carácter retroactivo desde enero. Los policías nacionales, por su parte, ingresarán entre los 117,15 euros brutos al mes (escalas básica, ejecutiva/facultativos y superior) y los 126,52 (subinspección/técnicos), más 13,10 euros por productividad. Quedan excluidos los funcionarios en segunda actividad sin destino y los que están destinados en el extranjero.
  • El trabajo de la consultora. El plazo concedido a la consultora contratada por el Ministerio del Interior (Ernst&Young Abogados SLP) para el análisis de las retribuciones y de los puestos de trabajo en la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra, a fin de calcular con exactitud el dinero que se necesita para que la equiparación salarial sea total, ha terminado este domingo pero el Ministerio del Interior no ha dado a conocer aún las conclusiones del trabajo realizado. Esa auditoría será determinante para conocer si los 807 millones que prevé el acuerdo a tres años firmado en marzo de 2018 son suficientes para alcanzar la plena equiparación o si por el contrario es necesario habilitar nuevas partidas, como se comprometió el equipo de Juan Ignacio Zoido. Los sindicatos de la Policía y las asociaciones profesionales de la Guardia Civil esperan expectantes.
logo
La Guardia Civil, en guerra: acusa a Marlaska de favorecer el sueldo de la Policía