Vox ha confirmado este miércoles que se presentará en todas las circunscripciones en las próximas elecciones generales del 28 de abril. El partido de Santiago Abascal tumba así la oferta lanzada hoy mismo por Pablo Casado desde Zaragoza, donde el líder del PP había pedido a la formación ultraconservadora que renuncie a competir en las circunscripciones más pequeñas para evitar una división del voto que pueda acabar beneficiando al PSOE.

«Vox mantiene sus candidaturas en todas las circunscripciones electorales», ha respondido Vox, que no tiene ninguna intención de ceder espacio electoral a los populares, como ya adelantó El Independiente. «El secretario general de Vox, Javier Ortega, ya contestó al del PP, Teodoro García Egea, que la decisión adoptada por el Comité Ejecutivo Nacional era inamovible y que Vox no se va a plegar a los intereses de ningún otro partido político», dice la formación en un comunicado hecho público esta tarde.

En un tweet, Santiago Abascal también ha agregado que «Vox dice lo mismo en toda España, en provincias grandes y en provincias pequeñas», para confirmar que el partido estará presente en todo el país en los próximos comicios. «Vox se comprometió a representar a los españoles en las elecciones generales presentando candidaturas en todas las circunscripciones electorales y mantiene su compromiso frente a las peticiones de otras formaciones políticas», agrega el comunicado del partido en ese sentido.

Además, el partido pasa al ataque contra el PP y su estrategia de azuzar el fantasma del «voto útil» y dice incluso que «usando sus mismos argumentos, Vox debería pedir al PP que retire su candidatura en aquellas comunidades autónomas en las que este partido político esté por encima de los populares en intención de voto».

En la misma línea, Abascal reprocha al PP que esté incumpliendo acuerdos alcanzados con Vox antes de la investidura de Juanma Moreno en Andalucía: «Deja claro que no tiene ninguna intención de ser el partido que solucione los problemas de los españoles».