Política

Vox descarta alianzas electorales con el PP y se presentará en todas las provincias

logo
Vox descarta alianzas electorales con el PP y se presentará en todas las provincias
Santiago Abascal, en un acto de Vox.

Santiago Abascal, en un acto de Vox. EP

Resumen:

Las advertencias sobre la posibilidad de que el voto de Vox en provincias pequeñas acabe perjudicando al bloque de las derechas no hace mella en la moral del partido. A pesar de las invitaciones del PP a establecer alianzas electorales o a que Vox deje de presentarse en algunas circunscripciones para no debilitar al PP en sus feudos, el partido de Santiago Abascal tiene la firme intención de concurrir en todas las provincias con listas al Congreso y al Senado.

Así lo aseguran fuentes de la dirección de Vox que, no obstante, estudiará cualquier propuesta formal que le traslade el PP. De momento, afirman que no se ha producido ninguna oferta en ese sentido. Vox se aferra a las últimas encuestas para asegurar que no tiene ningún temor a verse perjudicado por la ley electoral en provincias que sólo eligen cuatro o cinco escaños. «Es un argumento falaz», aseguran las fuentes, que defienden que Vox se sitúa por delante de Podemos en intención de voto, por lo que obtendrá un diputado en esas circunscripciones junto al PSOE, el PP y Ciudadanos.

«El que ocupa el quinto lugar ahora es Podemos y en Ciudadanos existe un gran temor a que les demos el sorpasso«, aseguran en la dirección de Vox, que sitúa el veto de Albert Rivera a pactar con Pedro Sánchez en su necesidad de taponar la fuga de votos de Ciudadanos hacia el partido de Abascal que se ha producido a partir del «cordón sanitario» que Cs quiso imponer a Vox en Andalucía.

Vox palpa en sus actos que su marca está más fuerte que nunca de cara a las generales del 28 de julio, por lo que no se ve en la necesidad de recurrir a ‘fichajes’ destacados. «En algunos casos pueden restar más que sumar a la marca», explican, para mantener la máxima prudencia a la hora de plantear golpes de efecto como los planteados por el PSOE con Pepu Hernández en Madrid o en Ciudadanos con la presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, o del ex director general de la Policía Nacional y de la Guardia Civil con el PSOE Joan Mesquida en Baleares.

En ese contexto, Santiago Abascal y Javier Ortega Smith se perfilan como los principales candidatos de Vox por Madrid en unas listas que ya no se decidirán en primarias para evitar la llegada de arribistas. Con ese objetivo Vox modificó la semana pasada sus estatutos para eliminar el sistema de primarias que contemplaban y dejar la designación de candidatos autonómicos y municipales en manos de la cúpula del partido.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, aseguró este lunes que su formación pactará tras las elecciones del 28 de abril con la fuerza más votada “que no sea de izquierda radical” y que se comprometa con “medidas concretas”. Al tiempo, ha pronosticado que Vox obtendrá más de 50 escaños en dichos comicios.

En una entrevista en Telecinco este lunes, el número 2 de Vox aseguró que las encuestas que se publican, el incremento de la afiliación (más de 35.000) y el apoyo que reciben en sus actos les hace aspirar a que Vox se convierta en la «segunda fuerza política» de España.

“Vamos a apoyar aquella opción política que tenga mas votos que no sea del bloque de la izquierda radical”, explicó en una entrevista en Telecinco. Sus exigencias para llegar a un acuerdo son, según el dirigente de Vox, que no sea un partido de “radical y sectario” y que acepte políticas concretas.

La formación encabezada por Pedro Sánchez alcanzaría ya los 100 diputados, según la media de los sondeos realizados hasta la fecha. Pero va hacia arriba, igual que Vox. Los bloques, sin embargo, permanecen inalterables: Ciudadanos y Podemosvan a la baja, mientras el Partido Popular se mantiene estable. Seguiría sin haber pactos claros para formar gobierno y evitar un hipotético bloqueo postelectoral.