El líder del PP, Pablo Casado, ha criticado este lunes las propuestas que está poniendo Vox encima de la mesa y ha censurado que llame “derechita cobarde” al partido de Miguel Ángel Blanco o Gregorio Ordóñez, un calificativo “ofensivo” que no van a “tolerar”. Dicho esto, ha alertado de la posibilidad de que Podemos pueda entrar en un Gobierno de Pedro Sánchez como anunció el pasado sábado Pablo Iglesias y ha subrayado que el PP es el partido con “más garantías para arreglar el desaguisado” que ha dejado Pedro Sánchez en España.

Así se ha pronunciado en el foro informativo La España necesaria organizado por el diario El Mundo, al que han asistido la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, la candidata del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, y varios miembros de la dirección del PP.

Critica las propuestas de Vox

Casado ha cargado duramente contra las propuestas de Vox, entre ellas, que los españoles vayan “armados”, que quiera “suprimir el Estado autonómico”, que hable de la inmigración con “deportaciones sin juicio” o que las ayudas en la ley de violencia de género no sean “compatibles con otro tipo de ayudas a la violencia doméstica o intrafamiliar”. En el caso concreto de “quitar autonomías”, ha subrayado que es un “disparate” que supone “romper el sistema constitucional”.

En especial ha censurado que el partido de Santiago Abascal llame a su partido “la derechita cobarde”, algo que, a su juicio, no deja de ser “ciertamente ofensivo” cuando el PP ha “enterrado a 20” personas del partido y al expresidente José María Aznar le intentaron “volar el coche por los aires”. “Que al partido de Miguel Ángel Blanco, de Goyo Ordóñez, de Martín Carpena o de Alberto Jiménez Becerril… eso sí que no lo tolero. Viniendo además de Santi Abascal, que sabe lo que se sufrió en los años de plomo”, ha afirmado.

También ha tenido críticas para Ciudadanos y propuestas como la de suprimir las Diputaciones Provinciales o una tarjeta sanitaria única para toda España. “Llega un poco tarde porque lleva cinco años ya implantada la tarjeta única a nivel nacional”, ha indicado, para añadir que es una competencia “estatal”.

En cualquier caso, ha señalado que el PP es el partido “con más garantías” para “arreglar el desaguisado” que hay en España y que ha demostrado además que puede llegar a acuerdos tanto con Vox como con Cs, “a derecha e izquierda”. “Si desunimos el voto, acabarán ganando y gobernando los que quieren destruir España”, ha alertado.

Crisis interna en las listas

Ante el malestar interno que han provocado la confección de las listas del PP, Casado ha dicho que ha cumplido su propuesta de que si él ganaba “nadie perdía”, de forma que “todo el mundo ha tenido cabida” en su proyecto. A su entender, no hay personas que no haya tenido su hueco en alguna de las candidaturas.

Además, se ha mostrado “optimista” ante el resultado de las generales y ha dicho que, a pesar de las encuestas que se están publicando, “suman” los partidos constitucionalistas. “Nuestras perspectivas son muy buenas”, ha manifestado. Eso sí, ha dicho que hay que procurar que esos votos se conviertan en escaños y ha indicado que hay que combinar bien el “cemento, agua y arena” para que el “el muro no caiga”. “Los que quieren que Pedro Sánchez no gobierne, tienen que saber que cuanto más voten al PP, más se va a consolidar esa suma”, ha avisado, para añadir que los sondeos que se están publicando “validan” la estrategia que ha lanzado desde que se hizo con las riendas del partido en julio del año pasado.

Casado ha indicado que recibió el PP con una media del 16% de apoyo y quiere intentar relanzarlo en un “momento crítico”. De hecho, ha subrayado que hasta el propio expresidente José María Aznar reconoció públicamente que era el momento más “complejo” y ahora hay que “refundar” el centro-derecha.

Apela al voto “unido”

En este contexto, ha apelado no al voto útil sino al voto “unido” porque España “no está para bromas”, dado que en las provincias de menos de seis escaños “el 52% de los votos” de los nuevos partidos “no capitalizarán escaño” en las generales, de forma que esos “restos” acabarán con el reparto electoral beneficiando al PSOE o Podemos.

Casado ha rechazado que el PP actúe con “arrogancia” o “egoísmo” al pedir a Vox una reflexión sobre la conveniencia de que no se presente en las provincias pequeñas o cuando apela a Ciudadanos para ir juntos en el Senado y no perder la mayoría en esa cámara, de forma que puedan aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

A su entender, sus reflexiones a esas formaciones se han “despachado con desdén y displicencia”. “A lo mejor los electores de esos partidos pueden ver qué partido es responsable y evaluar a la luz de los resultados a qué ha conducido su estrategia”, ha avisado.

Artículo 155 en Cataluña

Casado ha defendido la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y ha lamentado que se haya “demonizado” este precepto cuando es “liberador” porque el constityuyente lo incluyó en la Carta Magna cuando “una administración es desleal”. Según ha dicho, no es “quitar la autonomía a nadie sino recuperarla”. En este sentido, ha afirmado que Torra está “fuera de la ley” y ha añadido que el 155 quiere recuperar la “legalidad, la convivencia y la prosperidad” en Cataluña ante la “kale borroka” y los escraches que sufren sus dirigentes. “Eso que está pasando en España, no está pasando en el Congo”, ha proclamado.

Por todo ello, y ante la pasividad del Gobierno socialista, ha dicho que está “claro” que Pedro Sánchez “quiere volver a gobernar con Torra, con Iglesias y con Otegi”. Además, ha alertado contra la posibilidad de que Podemos pueda entrar en el Gobierno de la nación si al final ganan los socialistas. “Vaya ministro de Economía tendría España”, la resaltado.

Rechaza una abstención al PSOE de Sánchez

Una vez más, ha descartado de plano que el PP pueda abstenerse en una investidura de Pedro Sánchez como hizo en 2016 el PSOE para que gobernara Mariano Rajoy. Según ha dicho, esa opción no cabe con el PSOE de Sánchez, máxime cuándo él ya ha decidido “cuáles son sus socios”.

Casado ha recordado que Cs también dijo en el pasado que no pactaría con el PSOE, como ahora, y luego acabó llegando a acuerdos con los socialistas. Por eso, ha dicho que el “único valor seguro” de que eso no va a suceder es el del Partido Popular. Aunque ha dicho que no le ha resultado “grato” tener sesiones “tan duras” con el jefe del Ejecutivo, ha justificado su tono asegurando que lo que estaba pasando en España es “absolutamente excepcional”.

Finalmente, el líder del PP se ha mostrado “convencido” de que van a “gobernar España”. “Vamos a gobernar España para todos. Quiero ser el presidente de todos los españoles, los que me insultar y me desean la muerte, y los que nos votan”, ha aseverado, para defender el proyecto “moderado, centrado, abierto y con las ideas claras” que defiende ante las generales del 28 de abril