Política

Pedro Sánchez defiende más autogobierno para Cataluña sin concretar la fórmula

logo
Pedro Sánchez defiende más autogobierno para Cataluña sin concretar la fórmula
Pedro Sánchez, durante un acto de campaña en Madrid.

Pedro Sánchez, durante un acto de campaña en Madrid. EFE

Resumen:

“El modelo territorial del PSOE continúa siendo el único camino viable para superar la actual crisis”. El PSOE ha presentado este martes su programa electoral que corrige una de las grandes fallas de las 110 medidas anunciadas por Pedro Sánchez el 27 de marzo: la ausencia de propuestas para Cataluña. Tras rehuir ese debate en campaña electoral, el nuevo programa sí que aborda la crisis institucional en Cataluña pero sin concretar ninguna fórmula ni desviarse ni un milímetro de su guión tradicional. “Si nuestras propuestas hubieran sido aplicadas no nos encontraríamos en la situación actual”, asegura el documento, que apuesta por más autogobierno para Cataluña como viene haciendo el PSOE desde que su Consejo Territorial fijó ese objetivo en Santillana del Mar en 2003, abriendo una senda que luego se consolidó en las declaraciones de Granada (2013) y Barcelona (2017).

“Ni desde el derecho de autodeterminación ni desde un estado de excepción territorial con carácter permanente a través del artículo 155 de la Constitución puede construirse el futuro”, defiende el documento, que sitúa al PSOE en un espacio intermedio entre las reivindicaciones independentistas y la mano dura que propugnan los partidos de la derecha.

Frente a las apuestas del PP para recentralizar competencias y de Vox para conseguir un estado unitario con un único Parlamento, el programa socialista defiende el desarrollo del estado de las autonomías. “La España de las autonomías debe seguir avanzando hacia un modelo de Estado cada vez más capaz de integrar la pluralidad, y en el que la diversidad, la igualdad y la solidaridad sean valores compatibles. A su vez, los socialistas reivindicamos el papel del Gobierno central en la efectividad
de la igualdad y la cohesión, desde la lealtad al ejercicio de las funciones que la Constitución habilita a las comunidades autónomas”, asegura el documento.

Cuando Sánchez presentó de forma solemne en precampaña las bases de su programa electoral, evitó cualquier referencia a Cataluña. Ante las cámaras pidió “una participación masiva” en las elecciones para conseguir “un gran apoyo parlamentario” que le permita ejecutar reformas “desde la estabilidad” y liderar un Gobierno basado en cinco pilares: “mayoría, fortaleza, proyecto, diálogo y estabilidad”.

El programa de Pedro Sánchez para las elecciones generales no hace mención expresa a la reforma de la Constitución, aunque remite a declaraciones políticas previas -de 2013 y 2017- en las que el PSOE sí explicitaba la necesidad de afrontar cambios en la Carta Magna que permitan el avance hacia un Estado Federal y plurinacional. En esa línea, el PSOE propone además reconocer la singularidad de las comunidades autónomas con una definición precisa de su “identidad, cultura y lengua” en los Estatutos de autonomía. Sobre el aumento de competencias, en todas las comunidades, propone la transmisión completa de todas las que no sean estrictamente del Estado.

La reforma del Valle de los Caídos

El texto presentado este lunes por el PSOE también recoge medidas sobre el resto de ‘protagonistas’ de la campaña electoral. Así, propone por ejemplo revitalizar zonas despobladas con el establecimiento de unidades militares en acuerdo con las administraciones locales y autonómicas. En cuanto a la memoria histórica, se incide en la necesidad de cambiar el régimen legal del Valle de los Caídos y convertirlo en un espacio de homenaje y “dignificación” de los represaliados del franquismo. El plan de los socialistas también contempla un plan de exhumaciones de fosas durante cuatro años y la creación de bancos de ADN para la identificación de las víctimas.

En materia de inmigración, el actual partido de Gobierno propone eliminar las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla y sustituirlas por otros sistemas “que no causen daño”, aunque aboga por aumentar la altura de las barreras físicas de entrada en España.