El debate de RTVE que este martes congregaba a los seis candidatos  de PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, ERC y PNV ha saltado por los aires con un duro enfrentamiento entre la candidata popular por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, e Irene Montero. La tensión ha aumentado hasta el punto que la dirigente del PP ha denunciado que estaba siendo acusada de «justificar el delito de violación». La número dos de Podemos ha retado a su rival política a demandarla: «Vaya a los tribunales». «Pues no lo descarto», ha contestado la aludida.

La polémica ha venido a raíz de las palabras de la dirigente del PP, que cuestionó la propuesta socialista de regular el consentimiento afirmativo para mantener relaciones sexuales. «¿Un silencio es un no? ¿De verdad van diciendo ustedes sí, sí, sí?», se preguntó Álvarez de Toledo. En su turno, Montero sacaba a colación este asunto y criticaba que «cuando te violen venga una mujer como Cayetana Álvarez de Toledo a decirte que no es para tanto, que a lo mejor ‘yo no digo que sí todas las veces», ha dicho Montero, para llamar después a las mujeres a acudir a las urnas.

Álvarez de Toledo ha cortado a la portavoz de Podemos inmediatamente inquiriéndole sobre sus palabras y en un tono visiblemente molesto. «¿Me está acusando a mí de consentir la violación?, ¿me está acusando de un delito de justificar la violación», ha repetido. «Que se atreva a decirlo», «repítalo», le reprochaba. El moderador del debate, Xavier Fortes, ha intervenido para cortar el debate, provocando las protestas de la dirigente popular. «Tiene que contestar a eso», ha dicho la del PP. «Ya me gustaría, si me dejara la señora Álvarez de Toledo», ha ironizado la portavoz morada. La cabeza de lista del PP por Barcelona ha cargado duramente contra Montero: «Usted me está acusando de un delito de violación»

Montero ha terminado por dirigirse directamente a la candidata del PP: «Yo he dicho lo que he dicho. He dicho que no se puede decir a una mujer que se tiene que dar consentimiento hasta el final poner en duda cuando nos violan, eso no se puede hacer», se ha justificado la portavoz de Podemos, mientras Álvarez de Toledo continuaba a la carga. «Que se atreva a decirlo». «Usted me está acusando de un delito de violación». Es el momento en que Montero le ha retado: «Pues vaya a los tribunales». «Pues no descarto si usted me está acusando a mí de un delito de justificar la violación».