Política

Sánchez se abre a un Gobierno de coalición con Podemos: "No es ningún problema"

"No tengo sentido patrimonial ni monopolístico del poder", advierte en una entrevista de 'El País'

logo
Sánchez se abre a un Gobierno de coalición con Podemos: "No es ningún problema"
Pedro Sánchez este jueves en un acto de campaña en Barcelona.

Pedro Sánchez este jueves en un acto de campaña en Barcelona. EFE

Resumen:

Pedro Sánchez da un paso en su política de alianzas el último a dos días de que se abran las urnas y adelanta que «no es ningún problema» un Gobierno de coalición con Pablo Iglesias, que en las últimas semanas ha pedido formar parte del ministerio del Interior. «No tengo un sentido monopolístico del poder», advierte en una entrevista concedida a El PaísEl candidato socialista también señala que los partidos independentistas «no son de fiar», pero no cierra la puerta a pactos post electorales con estas fuerzas.

En esta entrevista, el presidente de Gobierno se confiesa «decepcionado» con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con quien intentó pactar su investidura en 2016 antes de la repetición electoral. Le reprocha que no le apoyara en su llegada al Gobierno a través de la moción de censura y le afea el veto que ha propuesto a pactos con el PSOE por sus alianzas con el independentismo: «Rivera apareció como un líder político que venía a regenerar la vida democrática de este país y acabó votando en contra de la moción de censura», destaca en la entrevista Pedro Sánchez.

Sánchez llama a Rivera a que «también sienta el reproche» por su estrategia respecto a Cataluña

Preguntado sobre un diálogo sobre Cataluña sin Ciudadanos, Sánchez admite que no es posible y anima a la formación de Rivera a que «también ellos sientan el reproche de la ciudadanía catalana y de la ciudadanía española,  que les digan por ahí no, no podemos continuar con la confrontación y la crispación territorial».

Sánchez también carga contra Podemos y los soberanistas por abrir la puerta a la ruptura de Cataluña. Acusa a PP y Cs de querer «recentralizar» competencias y sitúa al PSOE como la única fuerza capaz de asumir el desafío: «El independentismo y, desgraciadamente, también Unidas Podemos defienden un referéndum de autodeterminación en Cataluña, que me parece una enorme equivocación, porque lo que hace es fracturar aún más la convivencia».

Preguntado sobre Podemos, señala que para él «cómo va a ser un problema gobernar», por lo que asume que esa coalición «no es ningún problema», aunque insiste en que pretende hacerlo en solitario. «La extraordinaria noticia el próximo domingo sería que España continúa avanzando. Yo no tengo un sentido patrimonialista ni tampoco monopolístico del poder», continúa.

Sánchez habla de los independentistas y pide «no descansar la estabilidad de nuestro país» en los líderes independentistas, pero no cierra la puerta a pactos. «No son de fiar. Ellos saben que la independencia no es posible. Los líderes independentistas están metidos en su laberinto, cuando salgan ahí estaremos esperando para poder encontrar un espacio de diálogo dentro de la Constitución que sirva para resolver un conflicto de convivencia. Es un laberinto que han creado a base de mentiras. No podemos hacer descansar el futuro y la estabilidad de nuestro país en líderes que han demostrado todo menos coherencia».