Política

Cs no aceptará presiones para pactar con Sánchez: "Que el 'establishment' apueste mejor"

Rivera coloca a Ciudadanos a punto de hacer el sorpasso al PP, que intentará culminar el 26-M

logo
Cs no aceptará presiones para pactar con Sánchez: "Que el 'establishment' apueste mejor"

Albert Rivera ejerce su derecho al voto. EFE

Resumen:

Albert Rivera ha colocado al PP al borde del precipicio electoral. Apenas un puñado de escaños han faltado para hacerle el sorpasso a Pablo Casado. Un auténtico triunfo para el líder naranja capaz de doblar el pulso a los populares no sólo en Cataluña, donde ya lo había hecho, sino en Andalucía y, lo, que es más preocupante para Génova, en Madrid, donde el PP tenía su enorme granero de voto.

Es uno de los grandes triunfadores de la noche, pero, también, sobre el que se van a girar en muy buena medida los ojos y ejercer las presiones para que sume con Pedro Sánchez un gobierno estable de mayoría absoluta. En este caso su excelente resultado va a tener la servidumbre de estar en el ojo del huracán político, económico y mediático. Pero un dirigente del núcleo duro de Ciudadanos califica de «inútil» cualquier tipo de presión y añade que «así aprenderá el establishment a apostar correctamente», sugiriendo respaldo de los poderes económicos al candidato socialista.

Rivera insiste en un pacto PSOE-Podemos, aunque quedan lejos de sumar

De hecho, Rivera en una comparecencia ante los militantes y simpatizantes que acudieron a la sede naranja -en contraposición con Génova 13, donde no se presentó nadie bajo el famoso «balcón»- ha dado por hecho que el PSOE gobernará con Podemos y los nacionalistas, lo que ha calificado de «mala noticia», aunque la buena será que Ciudadanos hará una oposición leal a la Constitución y acabará gobernando España, informa Efe.

 

Lo único que dará un respiro a los naranjas respecto a su implicación o no en un pacto de goberanbilidad con Pedro Sánchez, al que el presidente se ha abierto, es que la pronta celebración de las elecciones del 26 de mayo hará que ningún partido mueva pieza hasta entonces, en muy buena media porque todos se van a emplear a fondo en esa campaña, aunque la conformación de la mesa del Congreso, quién la presida y quiénes sumen la mayoría, dará algunas pistas sobre la futura composición del Gobierno.

57 diputados, nada menos que 25 más que en las elecciones generales del 26-J de 2016, han puesto a los naranjas en la parrilla de salida para intentar superar ya definitivamente a los populares en las locales, autonómicas y europeas del 26 de mayo. Ese va a ser el objetivo. Ese fue siempre el objetivo de Rivera. Sustituir al PP como partido hegemónico del centro-derecha liberal.