Política PODEMOS

Teresa Rodríguez desafía a Iglesias y se opone a entrar en el gobierno de Sánchez

La líder andaluza cuestiona la hoja de ruta adoptada por Pablo Iglesias para salvar sus malos resultados en las generales del 28A

logo
Teresa Rodríguez desafía a Iglesias y se opone a entrar en el gobierno de Sánchez
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d) y la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d) y la coordinadora general de Podemos Andalucía(i), Teresa Rodríguez. EFE

Resumen:

Pablo Iglesias trató de salvar sus resultados de las generales del 28A, donde perdió 29 escaños, agarrándose a la posibilidad de un Gobierno de coalición con el PSOE de Pedro Sánchez. El líder de Podemos evitó la autocrítica por las malas cifras y aseguró que el resultado era «suficiente» para cumplir su objetivo de formar parte de un ejecutivo socialista. Una tesis que ha rebelado al bastión andaluz dirigido por la anticapitalista Teresa Rodríguez, que se opone frontalmente a esta alianza y que denuncian que esta hoja de ruta «no se ha aprobado» en ningún órgano del partido.

Este lunes Podemos reúne a su Consejo Ciudadano Estatal, al acudirán sus miembros de dirección y los barones territoriales de todo el país, para abordar la estrategia a seguir de cara a las autonómicas y municipales del 26 de mayo y aumentar la presión sobre Sánchez un día antes de que Iglesias y el presidente de Gobierno se reúnan en Moncloa. Entre las opciones a abordar este lunes por la tarde no se descarta convocar una consulta en Podemos sobre la alianza con el dirigente socialista como fórmula para acallar las críticas internas e intentar forzar esta coalición.

Sin embargo, ya suenan las voces críticas con esta posibilidad. Teresa Rodríguez ha sido la primera en levantarse contra la estrategia impuesta en Madrid. La líder andaluza ya ha protagonizado varios enfrentamientos con la cúpula estatal. La relación entre el partido y su federación se enfrió enormemente hace un año, a raíz de la polémica compra del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero, que fue criticada entre los sectores anticapitalistas y muy especialmente en Andalucía. Los líderes de Podemos no perdonaron la afrenta y situaron a una diputada afín para plantar cara a Rodríguez y mellar su liderazgo, aunque los resultados avalaron ampliamente a la secretaria general.

Las elecciones andaluzas de diciembre, en las que Adelante Andalucía pasó de los 20 diputados (Podemos más IU) obtenidos en 2015 a 17, también sirvieron de munición en la cúpula de Podemos para intentar atacar a Rodríguez. El fundador del partido Juan Carlos Monedero, muy próximo a Iglesias, llamó a depurar responsabilidades en el partido por los malos resultados. Ahora, después de perder el 40% de sus escaños en las generales, no se ha producido ninguna llamada en el pablismo para exigir estas mismas condiciones.

Ahora el bastión andaluz es quien lanza advertencias a Madrid y le invita a desistir de la hoja de ruta emprendida hacia Moncloa de la mano de Sánchez. El secretario de Comunicación de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, ha comparecido este lunes en rueda de prensa para rechazar la nueva estrategia de Podemos. «Podemos nació con la esperanza de ser alternativa al bipartidismo, al PP, pero también al PSOE, y pensamos que para el ciclo político que viene necesitamos debatir y votar cuál es la estrategia sobre la alianza con el PSOE», ha esgrimido.

Según ha expresado, Podemos se no debe fiarse ni del PSOE ni de Sánchez, que «acumulan promesas incumplidas», ha criticado. Entre estos incumplimientos ha citado la no derogación de la ley mordaza, la reforma laboral del PP o la modificación del artículo 135 de la Constitución. Además, Podemos Andalucía se remite a las experiencias en municipios y autonomías en los que Podemos ha llegado a acuerdo con los socialistas, y cuyos resultados «no invitan» a pactar un gobierno de coalición a escala estatal, puesto qeu «al final es el PSOE» quien rentabiliza esta situación, tal como ocurrió con el acuerdo presupuestario entre Sánchez e Iglesias.

«Queremos un acuerdo para frenar la derecha, pero también para cambiar las políticas y nuestra propuesta es una buena hoja de ruta para fiscalizar desde fuera y hacer que se retrate el gobierno de Sánchez. Si incumple, nosotros marcaremos la diferencia», ha subrayado.

Comentar ()