Política

Teresa Rodríguez mantiene su pulso a Iglesias y lanza sus propias primarias

La dirigente continúa la marca Adelante Andalucía en las municipales y abre la puerta a primarias conjuntas con otras fuerzas

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d) y la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d) y la coordinadora general de Podemos Andalucía(i), Teresa Rodríguez. EFE

Primero en Upday

 

La líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, prepara ya las elecciones municipales de mayo con la marca Adelante Andalucía, que nació como un desafío a la dirección de Pablo Iglesias, y ha anunciado un proceso de primarias independiente al reglamento de Podemos estatal. El partido andaluz ha elaborado un documento para el proceso de elección de los candidatos municipales que prioriza continuar su alianza con Izquierda Unida y que abre la puerta a un proceso de primarias conjunto con otros partidos.

El documento de Podemos Andalucía, titulado Protocolo de elecciones municipales de 2019, traslada a sus territorios las líneas de actuación, unas tesis que han sido defendidas en campaña por Teresa Rodríguez y que en algunos casos son contrarias a la estrategia de la dirección estatal de Pablo Iglesias. Si en la sede de Princesa apuestan por aumentar y reforzar las alianzas con los socialistas para aumentar su presencia en los gobiernos de coalición, la federación andaluza niega a priori los pactos de gobierno con el socialismo andaluz. En el documento, el partido de Rodríguez reclama un «proyecto municipalista que sea muro de contención de las derechas y clara alternativa al PSOE». Una máxima que «lleva implícito», recoge el documento, «la imposibilidad de formar gobiernos» con el Partido Socialista, «un partido que forma parte del régimen».

Podemos organizó en otoño la primera remesa de primarias municipales en todo el territorio nacional para elegir a los candidatos municipales, autonómicos y europeos en los comicios, una cita en la que no participó la organización andaluza por encontrarse en precampaña electoral. Ahora el bastión de Teresa Rodríguez abrirá el proceso interno en más de un centenar de municipios para afrontar los comicios, y lo hará adaptándose al calendario de Podemos a nivel estatal, pero con sus propias reglas. Podemos Andalucía se desvinculó el pasado verano de las «normas intervencionistas» de la ejecutiva de Podemos y tomó un camino propio que derivó en la confluencia con IU para las autonómicas de diciembre. Una alianza que llegó pese al intento de Iglesias de imponer su marca.

Apostar por la confluencia y aprovechar el arraigo de IU

La dirigente andaluza siempre ha reclamado mayor horizontalidad y autonomía en el funcionamiento del partido, frente a la verticalización de Podemos emprendida por Iglesias tras Vistalegre 2. El protocolo andaluz va en línea con estas exigencias y establece su propio marco: reclama «mayores cuotas de autonomía» y hace referencia a la construcción de Adelante Andalucía, donde «nuestro compromiso con los municipios siempre fue que lo municipal estaría ligado a lo andaluz».

En este sentido, la federación andaluza también defiende «la necesidad de que los territorios se organicen desde lo local» y muestra su intención «de poder llevar también la confluencia a nivel municipal» en el mayor número de municipios posibles, con el fin de aprovechar la implantación municipal de Izquierda Unida, que tiene 1.064 concejales en toda Andalucía. «Nuestra voluntad es que el bloque del cambio pueda presentarse en el mayor número de pueblos posibles», destaca el documento, que llama a «resaltar la implantación territorial de IU en el medio rural», una «realidad que deberíamos saber leer para sumar en confluencia y tener presencia en los futuros grupos municipales».

La marca de Adelante Andalucía, clave para entrar en las Diputaciones provinciales

«La marac será Adelante Andalucía, especificando el municipio, junto al nombre del conjunto de organizaciones que conforman la confluencia»; detalla el protocolo andaluz. La marca de Adelante Andalucía también será clave para la irrupción del partido en las Diputaciones provinciales, capitaneadas en su mayoría por el PSOE de Susana Díaz. Para ello, advierte en el documento, tendrán que concurrir con la misma marca, que será Adelante Andalucía en aquellos municipios donde haya confluencia.

«El objetivo en estas elecciones municipales debe ser maximizar el número de votos que contribuyen a la elección de los diputados procinviales y para ello es necesario mantener una marca común, al tiempo que visibilizar la particularidad municipal». En las últimas elecciones de 2015, a las que Podemos no se presentó con marca propia, el partido no consiguió aunar fuerzas para obtener representación en estas diputaciones. «Si hubiéramos empleado una marca, en Cádiz habríamos obtenido ocho representantes en lugar de los dos que tenemos ahora», destacan fuentes de la dirección andaluza.

Una candidatura en dos pasos: primarias y confluencia

El esquema del proceso para los municipios andaluces será doble: por una parte, se adaptarán al calendario y proceso propio de Podemos, y en una segunda vuelta podría celebrarse un «proceso conjunto de la confluencia», en unas votaciones en las que podrían concurrir más partidos, tal como ocurrió en las primarias de Adelante Andalucía. Ésta no es la única adaptación  que ha hecho Teresa Rodríguez en el funcionamiento de las primarias.

Una de ellas afecta a los propios candidatos y futuribles concejales. Aunque la ejecutiva de Podemos lanzó un protocolo en el que obligaba a los precandidatos a las municipales a incribirse previamente en la web de Podemos -en los llamados Grupos de Trabajo Municipalista (GTM)-, Podemos Andalucía rebaja esta exigencia y establece que estas inscripciones, que son obligatorias a nivel estatal, son «meramente informativas» en Andalucía. Una modificación que, advierten desde la formación andaluza, se ha llevado a cabo con el acuerdo de la dirección estatal.

«Hay una amplia mayoría de municipios que concurrirán a las elecciones municipales y celebrarán primarias», señala el documento, aunque «no hayan presentado GTM». La razón de este cambio reside en hacer valer a concejales de Podemos e IU que ya han tenido representación institucional y porque «no se puede obviar a quienes llevan años construyendo el círculo, la dirección o la candidatura en su municipio».

Sin embargo, el cambio más significativo que establece Podemos Andalucía respecto a estatal es el método de elección. La fórmula de votación diseñada por la dirección de Iglesias es el sistema Desborda, un sistema que prima ligeramente a las opciones mayoritarias. La corriente Anticapitalista de Podemos, a la que pertenece Rodríguez, siempre se ha mostrado crítica con esta opción y ha defendido opciones más proporcionales como el método Dowdall, el mismo método que ahora se utilizará en las primarias municipales de Andalucía. En las grandes ciudades, de más de 200.000 habitantes, se utilizará obligatoriamente esta fórmula en unas primarias abiertas; sin embargo, las ciudades de entre 50.000 y 200.000 habitantes plantean las primarias abiertas sólo como una opción y abre la posibilidad de utilizar tanto el método Dowdall como el de «confrontación de listas cerradas con asignación proporcional pura».

Te puede interesar

Comentar ()