Política

Batet se estrena de presidenta: rechaza las protestas de Rivera y niega la palabra a Vox

La recién elegida presidenta del Congreso ha sido aplaudida por varios diputados independentistas tras su respuesta a Rivera

La nueva presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxel Batet

La nueva presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxel Batet EFE

La primera sesión en el Congreso de los Diputados adelanta cuál será la tónica general de la nueva legislatura: proclamas independentistas, ruido en la derecha e intento de ‘normalización’ del Partido Socialista. La situación podría resumirse en una escena a última hora de la mañana de este martes, cuando el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido la palabra para protestar por el polémico acatamiento a la Constitución de los dirigentes soberanistas. La recién elegida presidenta del Congreso, la catalana Meritxell Batet, ha hecho caso omiso a Rivera y ha defendido la legalidad de estos pronunciamientos. Acto seguido, ha negado la palabra al primer portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, que se encontraba en pie dispuesto a intervenir. La reacción de la bancada independentista ha sido un largo aplauso a la socialista; algunos han llegado a levantarse en señal de apoyo.

La sesión constitutiva del Congreso se ha vivido con una enorme tensión: los diputados independentistas han prometido acatar la Constitución siguiendo el «mandato del 1 de octubre», en referencia al referéndum ilegal de independencia de Cataluña de 2017. Enrte ellos, los dirigentes presos Oriol Junqueras, Jordi Sánchez o Jordi Turull, encausados por la organización de esta consulta. La reacción de Vox, y de PP y Cs en menor medida, fue la de interrumpir las intervenciones golpeando fuertemente la mesa del escaño. Rivera, en su intento por ejercer de líder de la oposición, pidió la palabra en varios momentos de la jornada para protestar, sin que Batet atendiera su petición, alegando que «no se va a interrumpir» el desarrollo de la sesión.

Sólo una vez terminado el acatamiento constitucional, Batet dio la palabra a Rivera, que ha reprochado a la nueva presidenta su inacción ante los hechos. El dirigente le ha acusado de permitir que se hubiera «insultado al decoro» de la Cámara. «Se ha permitido que se hable de presos políticos en una democracia. Aquí no hay presos políticos, hay justicia: le pido que actúe para parar este tipo de actuaciones», ha reclamado desde su escaño. Rivera ha considerado que las mismas personas que han «pisoteado la dignidad» de España han vuelto a «humillar a los españoles».

La respuesta de Batet ha sido contundente: ha rechazado las protestas de Rivera y ha alegado que todas las fórmulas de acatamiento de la Constitución que se han producido en la sesión de este martes han sido respetuosas con el ordenamiento jurídico y con las distintas sentencias del Tribunal Constitucional al respecto, en concreto con la 119/1990.

«No se ha mermado la esencia del acatamiento, que es el compromiso de respeto a la Constitución, y esta presidencia será ejercida para que en todo momento haya respeto a la Constitución». Acto seguido, Batet ha decretado que «no habrá más intervenciones», denegando así la palabra al portavoz parlamentario de Vox, que estaba ya de pie para formular su protesta y que ha tenido que volver a tomar asiento. La bancada independentista ha estallado en aplausos a la nueva presidenta del Congreso, y algunos de sus diputados se han puesto de pie manifestando su apoyo a la decisión.

Los primeros pasos de la presidenta del Congreso de los Diputados, la tercera institución del Estado, adelantan el camino que podrá tomar la nueva legislatura, con varios partidos compitiendo por ejercer de oposición; con la irrupción de un nuevo partido, Vox, ávido de atención y dispuesto a hacer ruido para conseguirla; con el escenario catalán más presente que nunca -y diputados presos ocupando escaño a la espera de resolución- y un PSOE que deja hacer a unos y a otros, consciente de que la polarización política que ya le dio la victoria el 28 de abril podrá volver a jugar a su favor.

La nueva presidenta del Congreso se reunirá mañana en el Palacio de la Zarzuela con el rey, a quien comunicará la composición de la Cámara Baja de la XIII legislatura, que se ha constituido este martes, fruto de las elecciones del pasado 28 de abril. Esta reunión con Felipe VI es un paso previo para que el rey inicie la ronda de consultas con los líderes políticos de cara a proponer un candidato para la investidura.

Comentar ()