Política

Un "problema técnico" elimina durante unas horas el tuit en el que Iglesias tiraba a Echenique por un barranco

Fotografía del tuit de Pablo Iglesias.

Fotografía del tuit de Pablo Iglesias.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha intentado este miércoles restar importancia al cese de Pablo Echenique como secretario de Organización con un tweet en el que se le veía a él sujetando una silla de ruedas y lanzando a Echenique por un precipicio. «Disfruta de tu purga que te va a durar poco», escribía el político. Echenique respondió con buen tono que le había «vuelto a estropear la fiesta matutina a los podemólogos en las tertulias». Después, sin embargo, el tuit ha desaparecido durante unas horas por «problemas de carácter técnico», han asegurado desde el partido.

No es la primera vez que Iglesias recurre al humor impostado para soterrar batallas internas en el partido. Ya lo hizo en marzo de 2016, tras la primera gran crisis de Podemos, cuando Iglesias destituyó como secretario de organización a Sergio Pascual, destacado errejonista. Ya entonces se habló mucho sobre la contestación interna que ese movimiento había tenido dentro del partido, especialmente por parte de Carolina Bescansa e Íñigo Errejón.

«He mandado a Bescansa y Errejón a Siberia a re-educarse por ¡disidentes!», escribió Iglesias en Twitter, enlazando a una escena de La vida de Brian. También entonces Errejón, como ahora Echenique, respondió como si no pasara nada: «Me reconoceréis en todo caso que, peor aún que los Romanos son los del Frente Popular de Judea, esos sí que son disidentes». Incluso Juan Carlos Monedero se sumó a la fiesta: «Tranquilo, que ya les he preparado la habitación. He encendido la estufa. Internet funciona regular». Sobre decir como acabó la particular historia.

Ahora, Echenique, despojado de poder interno tal y como avanzó El Independiente durante las últimas semanas, trata de restar importancia a su defenestración, que se ha gestado durante los últimos meses por su fracaso a la hora de gestionar los círculos y las crisis internas, y se agravó tras los malos resultados cosechados por Podemos el 28-A y, especialmente, el 26-M.

Te puede interesar

Comentar ()