Política

'Kichi' gana enteros para suceder a Rodríguez y frenar a Iglesias en Andalucía

Los anticapitalistas temen que Madrid lance a Noelia Vera con el apoyo de IU en las primarias internas de noviembre

La candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, y el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi'.

La candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, y el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi'. EFE

«Un faro de esperanza desde el sur», un «buque insignia» y un líder llamado a «empujar» desde Andalucía para el «renacer» de Podemos. Así glosó el pasado 27 de mayo al alcalde de Cádiz el secretario político y de comunicación de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, voz en la organización de Teresa Rodríguez durante su baja por maternidad. Los reconocimientos a José Manuel González Kichi, el único regidor del cambio que ha mantenido la Alcaldía, lo sitúa como una de las principales figuras políticas de Podemos Andalucía pocos meses antes de que se celebren primarias para elegir a su nuevo líder.

El alcalde de Cádiz gana enteros como sucesor de Teresa Rodríguez, a la sazón su pareja, que debe dejar la Secretaría General de Podemos Andalucía en noviembre, ya que los estatutos no le permiten presentarse a un tercer mandato. La precampaña interna comenzará a la vuelta del verano y en la organización vuelve a cundir el mismo temor de siempre: que Pablo Iglesias intente tomar el control de Podemos Andalucía.

Su candidata sería la actual portavoz de Unidas Podemos, la también gaditana Noelia Vera, cuyo nombre se barajó y se descartó como sustituta de Pablo Echenique al frente de Organización precisamente por el interés de destinarla a reconquistar Andalucía para el oficialismo. En esta batalla, y por primera vez desde la fundación de Podemos, anticapitalistas y errejonistas podrían sumar fuerzas después de que Íñigo Errejón haya señalado a Adelante Andalucía como socio prioritario en su proyecto para convertir Más Madrid en una fuerza nacional gracias a confluencias con fuerzas hermanas en los territorios.

Un candidato de Pablo Iglesias contaría en Andalucía con el apoyo decidido de Alberto Garzón, coordinador general de IU, cuya movilización dentro de Podemos y de Adelante Andalucía podría decantar la mayoría hacia los pablistas frente al sector anticapitalista liderado por Teresa Rodríguez. De hecho IU ya está reclamando más poder dentro de Unidas Podemos en el objetivo de consolidación orgánica de la coalición que propugna Garzón frente a los sectores críticos que defienden la separación de Podemos.

En esa batalla, sólo una figura política con el marchamo de vencedor como el que tiene ahora mismo José María González Kichi podría hacer frente a una ofensiva oficialista en Andalucía. Por ese motivo, su nombre gana enteros cada día como posible sucesor de su pareja y como promotor de otra forma de hacer política muy alejada de las prácticas del tándem Iglesias-Montero.

Teresa Rodríguez arrasó en las primarias de Podemos Andalucía celebradas el 11 de noviembre de 2016, en las que obtuvo el 75,64% de los votos. Sus rivales, la errejonistas Begoña Rodríguez y Carmen Lizárraga, dividieron sus fuerzas y se quedaron en un 11,16 y un 11,59% de apoyos respectivamente. A pesar de la contundencia de su victoria, Rodríguez ha integrado a los sectores rivales en la organización y les ha facilitado espacio político.

Teresa Rodríguez y Kichi son los dirigentes que más simpatía despiertan entre los votantes de Podemos en Andalucía, según las encuestas internas de la organización. En la valoración de dirigentes nacionales, el alcalde de Cádiz obtiene un 7,21 sobre 10 por parte del electorado morado, mientras que Rodríguez a nivel recaba un 7,07 entre sus votantes. Entre los líderes estatales de Podemos, los peor considerados en casa propia son Iglesias (6,69) y el secretario de Organización, Pablo Echenique (6,74), mientras que Iñigo Errejón obtiene la segunda mejor posición por detrás de Kichi con un 7,05 y Montero se queda con el tercer puesto con un 6,97.

El alcalde de Cádiz se ha convertido en una de las pocas voces autorizadas dentro de Podemos gracias a su victoria electoral. De hecho, tras el 26-M, sólo él y el ex secretario general en Madrid Ramón Espinar se han atrevido a reclamar a Pablo Iglesias responsabilidades por la debacle del partido. Desde su atalaya gaditana, Kichi también ha sido el único que se ha atrevido a enfrentarse al cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, cada vez que ha salido a defender al tándem Iglesias-Montero. Por ejemplo, a raíz de la polémica por la compra de un chalé de 600.000 euros por parte de la pareja dirigente del partido, Kichi ya advirtió de que la gente puede perdonar que la formación se equivoque “con casi todo” menos en eso.  “Difícilmente nos van a perdonar que nos equivoquemos de bando. Hay muchas Españas y nosotros nos debemos a la de la gente humilde”, aseguró en una carta pública a Monedero.

“Yo puedo haber incurrido en contradicciones en mi gestión, con mi mera opinión sobre la carga de trabajo militar o la condecoración de la patrona de la ciudad, pero nunca lo hice para beneficio propio, lo hice para, si me equivocaba, equivocarme con mi pueblo. Porque ante la duda prefiero equivocarme con mi gente que acertar solo”, explicaba Kichi, que recordaba que “desde el principio de mi mandato han intentado pillarme en el renuncio de haberme mudado fuera de la ciudad” cuando su antecesora, Teófila Martínez, “fue alcaldesa de Cádiz más de 20 años viviendo en un chalé fuera de Cádiz”.

Comentar ()