Política Pieza Pit

De la Joya, sobre los Pérez Maura: "Villarejo teme que no nos paguen. Quiere pájaro en mano"

El juez ha impuesto diversas medidas cautelares al hijo de Villarejo, al ex embajador de Guatemala Julio Ligorría y al inspector de Policía Antonio Bonilla en en el marco de la pieza Pit

El excomisario Villarejo y Adrián de la Joya

El comisario ya jubilado José Manuel Villarejo y el empresario Adrián de la Joya.

Nuevas revelaciones de la pieza Pit. El titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, ha tomado este lunes declaración al hijo del ex comisario José Manuel Villarejo, al inspector de Policía Antonio Bonilla y al ex embajador de Gautemala Julio Ligorría en la pieza separada donde investiga las maniobras de frustrar la extradición del empresario Ángel Pérez-Maura ordenada por las autoridades de Guatemala el 14 de abril de 2016, así como para obtener su impunidad en los procedimientos penales que pudieran incoarse contra él tanto en Guatemala como en España.

En tres autos notificados a las partes, el instructor recoge nuevos pinchazos telefónicos grabados por el comisario vinculado a las cloacas del Estado. En uno de ellos, el empresario de la ‘jet set’ Adrián de la Joya, también imputado en este procedimiento judicial, alude al interés que tenía Villarejo por cobrar a los navieros. “Pepe tiene miedo a hacer no se qué y que nos nos paguen, pero es que eso no se puede ir con miedo por la vida”, recalca el empresario también imputado en la operación Lezo.

En las grabaciones, De la Joya explica que a él “no le sirve eso” porque lo que él quiere es “sacarle muchísimo dinero” a Ángel y Álvaro Pérez-Maura con el tema de la extradición. “Pepe se acojona con mi forma de actuar pero tío no te acojones que yo soy muy listo y sé lo que hago”, recalca el empresario.

«Se creen que el dinero es de ellos»

En otro extracto de los audios intervenidos por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, Villarejo, su hijo y De la Joya comentan la discusión que han mantenido con Álvaro Pérez Maura por la tarifa a pagar a cambio de frenar la citada extradición a Guatemala en la Audiencia Nacional.

José Manuel Villarejo.-Es que se creen que el dinero es de ellos, ¿te das cuenta? Está convencido de que es suyo el dinero…dice que de la familia, será hijo de puta que tiene 900 kilos y dice que la familia no pueden que tal…

Adrián de la Joya.-Quitarles un kilo es como arrancarles la piel…

J.M.V.-Es la hostia, es como arrancarles la piel…

Villarejo hijo.-Ese lo que quería es que le dieras una manita…”

El instructor García-Castellón ha acordado este lunes, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, la prohibición de salir de territorio nacional del hijo de Villarejo (José Villarejo Gil), que tendrá que entregar su pasaporte y deberá comparecer cada 15 días en el juzgado en el marco de la citada pieza Pit.

Comparecencias para el diplomático

Además, el togado ha impuesto también una fianza de 15.000 euros al inspector jubilado Antonio Bonilla a abonar antes del 24 de julio para eludir  su ingreso en prisión. Por otro lado, el magistrado ha impuesto comparecencias mensuales y la obligación de comunicar cualquier salida de España al ex embajador de Guatemala en Estados Unidos Julio Ligorría.

En el auto en el que se fijan medidas cautelares, el instructor dice disponer de indicios que acreditan el cobro de cantidades por parte del diplomático por los servicios realizados. En concreto, García-Castellón alude al testimonio en sede judicial tanto de Adrián de la Joya como Enrique Maestre, así como al hallazgo de «anotaciones» durante el registro practicado en la sede de la naviera Pérez y Cia.

Las autoridades centroamericanas pidieron en abril de 2016 la entrega del empresario español por pagar presuntamente comisiones ilegales por 30 millones de dólares al ex presidente y ex vicepresidenta de la República de Guatemala -Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, respectivamente- entre los años 2012 y 2015 a cambio de que le adjudicaran a su filial Terminal de Contenedores Quetzal SA la construcción y explotación de una terminal privada de contenedores en Puerto Quetzal.

Tanto Ángel Pérez-Maura García como su hermano Álvaro fueron dos de los cinco detenidos el pasado 8 de mayo por agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, quedando en libertad bajo fianza tras prestar declaración ante el juez. En esta pieza, en la que también figura como imputado el empresario Adrián de la Joya, se investigan tanto cohechos internacionales como sobornos a nivel nacional.

Te puede interesar

Comentar ()