Política

Marlaska pidió que 10 guardias civiles y 10 policías uniformados desfilaran en el Orgullo

La ley prohíbe a los agentes de ambos Cuerpos asistir a manifestaciones vistiendo el uniforme oficial sin estar en acto de servicio / El hoy ministro del Interior en funciones rechazó esa posibilidad el pasado año al no existir "marco normativo"

logo
Marlaska pidió que 10 guardias civiles y 10 policías uniformados desfilaran en el Orgullo
Grande-Marlaska, el pasado sábado en la cabecera de la manifestación del Orgullo en Madrid.

Grande-Marlaska, el pasado sábado en la cabecera de la manifestación del Orgullo en Madrid junto a otros representantes socialistas. EFE

Resumen:

Fernando Grande-Marlaska intentó sin éxito que una veintena de agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil desfilaran uniformados en la manifestación del Orgullo celebrada el pasado sábado por las calles de Madrid y en la que el ministro del Interior en funciones, no sin polémica, participó activamente. “No tenemos nada que decir al respecto”, respondió un portavoz oficial de su departamento cuando este diario intentó conocer detalles de esta iniciativa.

Según ha podido conocer El Independiente, Grande-Marlaska envió una carta en las vísperas de la celebración a los directores generales de ambos Cuerpos -Francisco Pardo Piqueras (Policía Nacional) y Félix Azón (Guardia Civil)- en la que pedía que agentes con uniforme pudieran participar voluntariamente en el desfile. El ministro no vio cumplida su pretensión.

La norma impide en la actualidad que integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado puedan asistir de uniforme a cualquier manifestación. El pasado año, la Asociación Policial por la Visibilidad de la Diversidad Sexual, de Género y la Igualdad (LGTBIpol) llegó a recoger firmas a través de la conocida plataforma change.org para poder asistir con el uniforme “de calle” al desfile del Orgullo, pero Grande-Marlaska rechazó esa posibilidad al “no existir un marco normativo para hacerlo”.

La Ley Orgánica del Régimen disciplinario del Cuerpo Nacional de Policía, en su artículo 8, describe entre las faltas graves “asistir de uniforme a cualquier manifestación o reunión pública, salvo que se trate de actos de servicio, o actos oficiales en los que la asistencia de uniforme esté indicada o haya sido autorizada”. El funcionario que incumpliese esta prohibición se enfrenta a una posible suspensión de funciones de entre cinco días y tres meses.

La ley prohíbe a los agentes asistir a manifestaciones vistiendo el uniforme oficial fuera de servicio

Por su parte, la Ley orgánica reguladora de los derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil también prohíbe expresamente esa posibilidad en su artículo 8: “(…) No podrán asistir a manifestaciones o reuniones vistiendo el uniforme reglamentario, ni portando armas y deberán respetar las exigencias de neutralidad propias de la condición de Guardia Civil”. En este Cuerpo, las fuentes consultadas han dicho que la carta ha causado “sorpresa” y “malestar”.

El Ministerio del Interior ha eludido dar explicaciones sobre la carta enviada por Grande-Marlaska a los directores de ambos Cuerpos policiales en relación con la asistencia de agentes uniformados al desfile del Orgullo. “No vamos a decir nada”, se ha limitado a decir un portavoz tras la insistencia de este diario.

“Compromiso personal”

Hace justo un año, semanas después de su llegada al Ministerio del Interior tras prosperar la moción de censura con la que Pedro Sánchez desalojó a Mariano Rajoy de La Moncloa, Fernando Grande-Marlaska recibió la petición de la plataforma LGTBIpol de que policías  nacionales y guardias civiles pudieran desfilar uniformados en la manifestación del Orgullo Gay 2018. Esa opción fue rechazada con el argumento de que no podía hacer “una particularidad” con este colectivo.

En declaraciones a la Cadena Ser, el ministro expresó entonces su “compromiso personal” para garantizar la seguridad con respeto a la diversidad de todos y se mostró partidario de desarrollar una norma “guardando el respeto al uniforme”. “Tienen mi reconocimiento pleno a lo que implica por la diversidad”, añadió.

Con camisetas azules, un nutrido grupo formado por miembros y simpatizantes de esta asociación participó el sábado en la manifestación portando una pancarta con la leyenda ‘LGTBIpol. Agentes de la autoridad por la diversidad’ y gritando, entre otras consignas, ‘La Policía también está orgullosa’.

Esta plataforma está pidiendo públicamente que se firme en la campaña de apoyo a Grande-Marlaska lanzada a través de change.org frente a las “graves acusaciones e infamias vertidas por la señora Inés Arrimadas” tras lo ocurrido el pasado sábado. Ciudadanos ha denunciado que sus representantes sufrieron un escrache en la marcha del Orgullo en Madrid después de que el titular en funciones de Interior anunciara que, si acudían, “habría consecuencias”.

Ciudadanos y PP piden que dé explicaciones en el Congreso por “calentar la calle”

“Grande Marlaska [es un] ciudadano con una gran trayectoria y compromiso en la defensa de los derechos del colectivo LGTBI, referente para muchos y muchas en dicha lucha. No podemos quedar impasibles ante dichos ataques tan brutales e injustos”, justifica la campaña de adhesión. Al filo de esta medianoche, 328 ciudadanos -de los 500 que el promotor había fijado como objetivo- habían firmado ya.

Las polémicas declaraciones del ministro del Interior en funciones aún han coleado este lunes. Por boca de Inés Arrimadas, Ciudadanos ha anunciado que pedirá explicaciones a Grande-Marlaska en el Congreso por “calentar la calle” y señalarles antes del desfile del Orgullo en Madrid. La portavoz de Cs criticó que el ministro les hubiera puesto “en la diana” antes de la manifestación y que después justificara las agresiones a sus dirigentes.

“Vulgar chavista”

También el Partido Popular y Vox se han sumado a las voces críticas por las manifestaciones realizadas el pasado fin de semana por el titular de Interior en funciones. Así, la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, confía en que Grande-Marlaska acuda a la Cámara Baja para rectificar sus palabras o que, en caso contrario, “dimita”.

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, expresó su solidaridad con los dirigentes de Cs que fueron “acosados, increpados y expulsados” del desfile y calificó de “gravísimas” las declaraciones de Marlaska, al que ha tildado de “vulgar chavista” por “justificar” la agresión.