Íñigo Errejón durante una entrevista con El Independiente

Íñigo Errejón durante una entrevista con El Independiente Ignacio Encabo

logo
Errejón no está preparado (aún) para desbancar a Podemos

Política

Errejón no está preparado (aún) para desbancar a Podemos

La nueva canción de Los Chikos del Maíz, la banda predilecta de Pablo Iglesias, salió este viernes. Forjado a Fuego, que reivindica los orígenes del grupo, se ceba con Carmena y particularmente con Errejón, el segundo protagonista de la gran escisión de Podemos hace exactamente seis meses.

No llevamos disfraz, somos de barrio / Odia al policía y quiere a tu vecino / Errejón se ha vendido al millonario / En mi hambre mando yo, no Florentino. 

Íñigo Errejón (Madrid, 1983) creyó que Podemos saldría herido de muerte tras las elecciones locales y autonómicas del 26-M. Que por toda la geografía española los morados se pegarían un trompazo democrático, y así sucedió, desapareciendo incluso de Castilla-La Mancha o Cantabria. Pero una cosa se torció aquel domingo electoral.

En el local desde donde la coalición Más Madrid siguió los resultados, la noche del 26 de mayo fue un mar de lágrimas. Habían perdido la ocasión de reeditar la alcaldía de Carmena cuando todos pensaban que la tenían ganada; hasta el punto que los concejales de Ahora Madrid que habían roto con Podemos en diciembre de 2018 explicaban a quien les preguntaba cómo harían para mejorar la gestión municipal la próxima legislatura, cómo dotarían de más eficacia las áreas y concejalías, porque daban por hecho que la popularidad de la magistrada era irresistible.

En Más Madrid daban tan por hecho que repetirían que hablaban a futuro de la gestión

También dolió que una dirigente del PP que públicamente había manifestado su nostalgia por los atascos de coches y que disertaba sobre los «concebidos no nacidos» de repente se convirtiera en la favorita a gobernar la Comunidad de Madrid, lo que que podría consumarse la próxima semana. Lo de Carmena fue más duro que la victoria de Isabel Díaz Ayuso, claro, al tratarse de una pérdida.

Por todo lo anterior, porque aún no es el momento de desbancar a Podemos, los portavoces niegan y desmienten y refutan lo que sabe medio Madrid: que el ex número dos de Pablo Iglesias está preparando un partido político llamado Más País, tal como desveló La Vanguardia en un artículo que despertó la furia de las huestes errejonistas.

El círculo de Errejón está instalado en la negación, en que Más País es un invento

Oficialmente el errejonismo está instalado en la negación. «Más Madrid es una fuerza de Madrid que se va a desarrollar en Madrid», corean. «No hay nada más. Pero vaya, que esta pregunta se la han hecho a Íñigo en varios medios directamente y él lo niega». Se acusa a La Moncloa de filtrar noticias en plena negociación con Podemos para fortalecer la investidura de Sánchez y se da carpetazo a la creación de una nueva formación.

La realidad es que Errejón está sobrepasado con la investidura de la Asamblea de Madrid y ha tenido que dedicarse en cuerpo y alma a difundir su estrategia, la de ofrecer sus votos sin condiciones a Ángel Gabilondo e Ignacio Aguado para evitar que el segundo co-gobierne respaldado por la extrema derecha de Vox. No lo ha conseguido y tampoco pasa nada: desde la oposición tendrá cuatro años para visibilizar su marca y repensar su proyecto. La derrota de Carmena es mucho más lacerante, porque han perdido el escaparate de Cibeles desde el que gritar ‘¡Gestionamos bien y no robamos!’ Carmena estos días ha acusado a Podemos de no apoyarla en las municipales, encontrando respuesta inmediata en Juan Carlos Monedero, quien la tilda de poco menos que desagradecida. Aún se secan lágrimas en Más Madrid.

El ex número dos de Podemos está sobrepasado con la investidura de la Asamblea

Hay otro obstáculo: Podemos se hundió el 26-M pero Unidas Podemos sobrevivió al 28-A, las generales, de un batacazo mucho mayor del esperado. Pese a perder muchos diputados, casi tres decenas, en la actualidad UP blande su decente 14,3% como llave para formar Gobierno de coalición de progreso.

No parece que se estén cometiendo en Podemos los mismos errores de 2016, cuando Iglesias desafió arrogante con elecciones, le imputó la «cal viva» a Pedro Sánchez en el Hemiciclo y compareció en rueda de prensa con sus ministrables, Errejón incluido. Las negociaciones ahora son mucho más suaves y eso no beneficia a Más País, que compite por la misma comunidad de electores. Quedó claro en las autonómicas madrileñas: Errejón se aproximó al 15% mientras que UP pasó el umbral mínimo de representación del 5% por los pelos.

Higueras o Sabanés

«La gente de Errejón controla a su grupo en la Asamblea», dice un consultado. «Pero no en el ayuntamiento, donde hay perfiles independientes ligados o no a Carmena, como Marta Higueras, o dirigentes de Equo de mucho peso como Inés Sabanés». Sabanés es la artífice de Madrid Central, la medida medioambiental celebrada a nivel internacional y reconvertida en el ariete de la izquierda para desgastar a José Luis Martínez-Almeida y a Begoña Villacís.

Los diputados autonómicos de MM ironizan sobre Más País. Destacan los aspectos más hilarantes de lo publicado hasta la fecha (como que Tania Sánchez, con un embarazo muy avanzado, recorre el país para tejer alianzas con formaciones regionales) y simulan que Más País no es sino un cuento de hadas. Acusan a los medios de comunicación de beber de las mismas fuentes, cosa harto improbable.

Se habla de una Conferencia Política y de fundar un partido «líquido»

«Ahora mismo hay que consolidar Más Madrid, y en eso están Rita Maestre -co-portavoz del grupo en el ayuntamiento junto a Higueras- y compañía. Se están celebrando asambleas, decidiendo el reparto de los vocales vecinos en las Juntas Municipales de Distrito y todo eso», cuentan próximos a la candidatura.

Se habla de una Conferencia Política en otoño que daría paso a una especie de congreso fundacional. Se comenta que la idea es crear un partido «líquido», con varios liderazgos femeninos y sin la verticalidad de Podemos. Y se oyen cábalas menos optimistas que podrían afectar directamente a Más País.

A Carmena la horrorizan los partidos y podría romper con Íñigo si se crea uno»

«A Carmena le horrorizan los partidos. Y al parecer ella recela de la idea de Errejón de crear un partido que, por otra parte, una mayoría dentro de Más Madrid sí ve», relatan las fuentes. «Si Íñigo se lanzara a montar un partido con un secretario general, con una ejecutiva y con una estructura orgánica, el temor recurrente es que Carmena saldría en El País a rajar contra Más País».

Querida por el PSOE

A quien Carmena no ha hecho ascos es al PSOE, uno de los partidos más viejos que existen: otro de los rumores que cobran fuerza últimamente es que Pedro Sánchez tiene algo para ella. La Defensoría del Pueblo o algún puesto muy visual y muy simbólico. En su día la propusieron encabezar las listas de los socialistas al Consistorio y dejar tirado a Ahora Madrid, oferta que rechazó por extravagante.

Comentar ()