Política

Pedro Sánchez se planta y rechaza una coalición con Podemos

Carmen Calvo apela a la abstención de PP y Ciudadanos para negociar "otras fórmulas" para conseguir la investidura

Carmen Calvo.

Carmen Calvo, este viernes en rueda de prensa en la Moncloa.

«Esa vía ha sido explorada y no ha funcionado, toca explorar nuevas vías». Con estas palabras ha rechazado Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, la posibilidad de volver a negociar una coalición con Unidas Podemos. En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, la dirigente socialista ha insistido en la advertencia que Pedro Sánchez ha realizado a Pablo Iglesias desde que empezaron las negociaciones: la oferta caducaba ayer, día 25 de julio, en la segunda votación de su investidura.

En vez de una coalición, Calvo ha puesto como ejemplo el «exitoso» ejemplo portugués, donde los comunistas apoyan al Ejecutivo sin formar parte de él. También ha citado otros acuerdos de la izquierda, sin compartir el Gobierno, en Francia y en Dinamarca.

«No se va a repetir lo que ha ocurrido esta semana», ha asegurado Calvo, que ha centrado sus mensajes en pedir la abstención de PP y Ciudadanos en septiembre para que la investidura de Sánchez salga adelante y no se convoquen elecciones. «La derecha no se mueve hacia la responsabilidad y Unidas Podemos ha rechazado una coalición de gobierno», ha reiterado. «El gobierno de coalición ha sido rechazado por Podemos y rechazado queda», ha sentenciado.

Sin atreverse a declararlo abiertamente, Calvo ha consolidado el discurso de Pedro Sánchez ayer en una entrevista televisiva. «Hay que volver al punto de inicio y explorar otros caminos, invito a los tres a dejar de lado cuanto antes los intereses partidarios”, aseguró el presidente en funciones, que se mostró abierto a negociar con Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, para conseguir una abstención de dos de sus partidos para que la investidura salga adelante sólo con los 123 escaños socialistas.

Por ese motivo, Calvo ha anunciado que el Ejecutivo no se irá de vacaciones y que el Consejo de Ministros seguirá reuniéndose cada viernes. «No nos vamos a ir de vacaciones. Estamos en la actividad plena de lo que el presidente considere», ha explicado.

La vicepresidenta y negociadora por parte del PSOE ha cargado con dureza contra Iglesias, al que ha responsabilizado de impedir por segunda vez en la historia de Podemos la formación de un Gobierno de izquierdas. También ha reprochado las «formas» del líder de Podemos al intentar mercadear con ministerios desde la tribuna de oradores en el Congreso.

Comentar ()