Política

Rivera no descarta reunirse con Sánchez si este "llama", aunque seguirá aferrado al 'no'

El número dos de Ciudadanos no ha descartado este escenario pese a mantenerse firmes en su 'no' a la investidura de Sánchez, aunque "aún no se ha producido esta llamada"

logo
Rivera no descarta reunirse con Sánchez si este "llama", aunque seguirá aferrado al 'no'

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas EFE

Resumen:

La época estival está dejando una actividad política poco usual para esta época del año. Y en medio de los continuos ataques y órdagos en que se ha convertido la relación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se encuentra un Albert Rivera que, aunque desaparecido, sigue manifestando un ‘no’ rotundo al líder socialista y defendiendo, por medio de su brazo político y número dos, José Manuel Villegas, una oposición rotunda en el Congreso de los Diputados.

Más allá de no salir de su papel inamovible del ‘no es no’ a Pedro Sánchez, el líder de Ciudadanos no descarta ahora reunirse con el presidente del Gobierno si este «llama». Así lo ha afirmado Villegas este jueves en rueda de prensa en la sede naranja de Madrid, quien no ha rechazado la posibilidad de que se produzca la mencionada fotografía, aunque por el momento «no se ha producido esta llamada».

Y la fotografía podría llegar antes de lo previsto dada la predisposición de los socialistas de explorar «otras vías» para trata de sacar adelante la investidura en septiembre y la negativa de los mismos a pactar de nuevo un gobierno de coalición con Podemos porque «el momento era julio» y «a día de hoy» la única alternativa es «un Gobierno socialista en solitario», confirmaba este jueves en una entrevista el titular de Fomento en funciones, José Luis Ábalos.

La reunión, no obstante, no cambiará a priori la postura de los naranjas puesto que, en palabras de Villegas, «no hay condiciones» para modificar la obcecada postura naranja. «O hay acuerdo con Podemos o no hay acuerdo con Podemos. No hay nada más planteado encima de la mesa. La abstención o el voto a favor de Ciudadanos es imposible», ha zanjado Villegas, quien ha criticado duramente la «política de poses» y de «álbum de fotos» que está llevando a cabo Sánchez desde la investidura fallida y le ha instado a «ponerse a trabajar para llegar a acuerdos con su socio preferente».

Respecto a la posibilidad de explorar la alternativa propuesta por Pablo Casado, que proponía hace unos días la posibilidad de estudiar una abstención popular en la Cámara Baja a cambio de que Pedro Sánchez diese un paso atrás y propusiese otro candidato -a elegir entre nombres como Borrell o García-Page-, Villegas ha decidido desentenderse y no secundar la iniciativa popular al considerar que todo lo que no gire en torno a una negociación «únicamente» entre Sánchez e Iglesias «es humo y ruido del que Ciudadanos no va a participar».

Insiste en rechazar la coalición con el PP

Además, el secretario general de Ciudadanos ha insistido este jueves en rechazar la propuesta lanzada por la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, de sumar fuerzas con el PP a nivel nacional para generar una alternativa a la izquierda, como sucede con Navarra Suma.

Villegas ha considerado que «las coaliciones no siempre suman votos» y ha argumentado su rechazo en la necesidad de brindar a los españoles de la necesidad de tener la opción de «votar a un partido que pone encima de la mesa superar el bipartidismo», al tiempo que ha recordado que muchos de los votantes del partido liberal lo hacen porque están «cansados» de los gobiernos PP-PSOE.

Quita hierro a la corrupción del PP de Madrid

Preguntado sobre las informaciones publicadas estos días por la posible relación de Isabel Díaz Ayuso con la trama ‘Púnica’, caso por el que la Fiscalía pide la imputación de sus predecesoras, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, Villegas ha querido quitar hierro al asunto y ha tildado de «buena noticia» que Ciudadanos esté en el nuevo Gobierno de Madrid porque «velará porque se apliquen políticas de regeneración democrática».

Villegas ha subrayado, no obstante, que si algún miembro de su equipo de gobierno es imputado por corrupción «deberá dejar el partido», una condición que tampoco exceptuaría a la futura presidenta de la Comunidad de Madrid.

El número dos de Rivera no ha querido opinar sobre la macrocausa de financiación ilegal que salpica a su socio preferente en Madrid desde hace años -pese a ser la regeneración política y la lucha contra la corrupción una de sus líneas rojas y pilares fundacionales- y se ha limitado a asegurar que, por su parte, «los madrileños pueden tener la tranquilidad de que se van a levantar las alfombras y se van a eliminar los chiringuitos políticos».