El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha subrayado en una entrevista en Antena 3 que «en democracia todas las formaciones políticas tienen derecho a gobernar. Y nosotros no entregamos nuestra investidura gratis: nosotros negociamos».

Iglesias, que este martes ha presentado una oferta siempre de coalición y siempre incluyendo una vicepresidencia para Irene Montero y tres ministerios, ha mostrado su incredulidad con la estrategia socialista. «Si Pedro Sánchez quiere elecciones, que lo digan abiertamente»

«Ya hemos dicho que nuestra posición en Cataluña no va a ser una línea roja», ha respondido, preguntado por el conflicto. «Tenemos una posición clara, pero ellos han tenido más votos y no podemos imponerla». Y ha recordado que «Ada Colau no planteó al PSC que la apoyaran desde fuera» y que «el PSC y el PDeCat han pactado» en Cataluña.

De los políticos no hay que fiarse, de mi tampoco, lo que importan son las garantías»

«De los políticos no hay que fiarse», ha recalcado Iglesias, cuya oferta ha sido rechazada por el PSOE, que califica la coalición como «inviable». «La clave de la política no es la confianza, sino las garantías por escrito. Y a partir de ahí se construye la confianza. Le digo a todo el mundo: no se fíen de ningún político, de mi tampoco».

El documento remitido por Podemos a Sánchez plantea cuatro fórmulas de coalición en las que, además de la vicepresidencia, aparecen o el Ministerio de Trabajo o el de «Transición Ecológica»; también se ha enviado un documento de 119 páginas con las exigencias programáticas, en las que aparece elevar el salario mínimo interprofesional hasta 1.200 euros o derogar la reforma laboral. El PSOE rompió la negociación el 24 de julio por la noche al anunciar que rechazaba la condición morada de ocupar uno de las dos carteras arriba señaladas.

La Rioja, el último argumento

«Nos ha respondido la respuesta negativa del PSOE», ha reconocido el secretario general morado. También ha contado que conversó con Pedro Sánchez «a través de WhatssApp, se lo he enviado a él primero», acerca del documento de 120 folios. Igualmente, el responsable negociador Pablo Echenique ha hecho lo propio con Adriana Lastra.

«Lo más importante es que España tenga un Gobierno y que se respete a los votantes», ha señalado. «Los españoles no han respaldado un partido único». Iglesias ha recordado que gobiernan con el PSOE «en Navarra, Baleares, Valencia, Aragón y desde hoy parece que en La Rioja», acuerdo que ha adelantado El Independiente.

«El PSOE nos dijo que no a un gobierno de coalición 90 días y en 48 horas estuvimos negociando un un gobierno de coalición», y ha advertido de la tardanza a la hora de negociar con este ejemplo para manifestar que «lo que no puede ser es dejar las cosas para el ultimo minuto».

Ya tuvimos experiencia portuguesa. Entregamos nuestros votos en la moción»

El líder morado ha calificado el veto a su entrada en el Gobierno de «inaceptable». «El PSOE puso una condición, que no esté Pablo Iglesias. Hemos aceptado un veto, creo que no valen las excusas. La gente que nos está viendo no entendería que Sánchez llevara a España a elecciones».

«Cuando los ciudadanos no dan a un Gobierno la mayoría absoluta, están pidiendo a los partidos que se negocie», ha insistido. «Lo que alguien no puede tener es todo el poder y responsabilidades y no compartirlas con nadie». Finalmente ha recordado que 20 de los 28 estados miembros de la UE tienen gobiernos de coalición. Y ha respondido al ejemplo portugués -gobierno socialista apoyado desde fuera por socios de izquierdas-: «Respecto a la experiencia a la portuguesa, ya la tuvimos: entregamos los votos gratis al PSOE durante la moción de censura y aquello no fue un gobierno estable».