Política

Sánchez, decidido a elecciones: en el PSOE "rezan" para que Iglesias rechace el acuerdo

Descartan una oferta a PP y Cs para la abstención porque "ya estamos en periodo preelectoral" y Podemos "la utilizaría"

logo
Sánchez, decidido a elecciones: en el PSOE "rezan" para que Iglesias rechace el acuerdo

Pedro Sánchez durante su encuentro con asociaciones de formación profesional el 29 de agosto. EFE

Resumen:

Pedro Sánchez tiene decidido ir a elecciones. La posibilidad de un Gobierno en solitario, dependiente de los apoyos parlamentarios de Podemos, nacionalistas e independentistas, como el que tuvo durante los ocho meses desde la moción de censura, se le antoja una pesadilla que no quiere repetir. El presidente en funciones prefiere someterse al dictado de las urnas antes que depender de Pablo Iglesias, Carles Puigdemont y Gabriel Rufián, que podrían tumbar el Ejecutivo socialista en cualquier momento como ocurrió en febrero, cuando los independentistas votaron en contra de los Presupuestos Generales del Estado.

El panorama electoral halagüeño actual para el PSOE podría tornarse en tormentoso después del desgaste político de unos meses de Gobierno con esa inestabilidad. Por eso, los socialistas «rezan» para que Pablo Iglesias no cambie de opinión y rechace su propuesta de un acuerdo programático con 300 medidas que este martes presentará en sociedad el propio Pedro Sánchez. El peor escenario ahora para Moncloa es que Podemos permitiera a Sánchez gobernar y se uniera a PP y Ciudadanos en una oposición sin cuartel. Ir a elecciones tras esa experiencia preocupa mucho en la dirección del PSOE. Fuentes cercanas al presidente así lo aseguran. El PSOE está «en su mejor momento electoral», aseguran fuentes de la dirección del PSOE, que destacan que las encuestas internas son mejores que durante la luna de miel con el electorado que vivió el partido tras la moción de cesnsura y con la puesta en marcha del «Gobierno bonito».

Esos sondeos sitúan al PSOE en los 150 escaños y vaticinan el hundimiento total de Podemos, con 16 diputados y superados por el proyecto de Íñigo Errejón, con una veintena, si finalmente decidiera presentarse a los comicios. Las encuestas también apuntan a que el PP recuperaría tres puntos, situándose en la horquilla del 20%, a costa de Vox y de Ciudadanos, que también bajarían sus resultados.­­

Los datos que baraja el equipo del presidente son menos generosos que el barómetro electoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de julio, que otorga al PSOE un 41,3% de los votos. Le seguiría el PP con el 13,7%; Unidas Podemos con el 13,1% y en cuarto lugar Ciudadanos con el 12,3%. En el apartado de intención de voto directo, que recoge la respuesta espontánea de los entrevistados antes de ser tamizada por la ‘cocina’ sociológica, la diferencia del PSOE respecto al PP alcanza los 30 puntos.

Por ese motivo, en Moncloa descartan realizar una propuesta de última hora a PP y Ciudadanos a cambio de su abstención en la investidura. La oficina del presidente y la dirección del PSOE han activado el modo electoral y consideran que una oferta que Pablo Casado y Albert Rivera rechazarían sólo serviría para dar munición a Podemos, con el que competirá por el voto progresista. «Ya estamos en periodo preelectoral», advierten las fuentes. Sánchez no tiene intención de momento de volver a reunirse con ellos ni con Pablo Iglesias, como sí lo hará con los líderes del PNV y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. Tampoco presentará candidatura a una nueva sesión de investidura si no tiene garantizado los apoyos para ahorrarse otro fracaso político como el sufrido el 25 de julio en el Congreso.

El candidato socialista ha utilizado el mes de agosto para entrar en campaña. Sánchez ha celebrado 24 encuentros con organizaciones de la sociedad civil para «completar el documento programático» de 300 medidas que presenta este martes a modo de «oferta de acción de Gobierno». Como ha explicado el secretario de Organización y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, el objetivo es «lanzar una oferta de programa de Gobierno» a Unidas Podemos con 300 medidas para conseguir su apoyo a la investidura.

Además, para activar la maquinaria electoral, la dirección del PSOE ha convocado para los dos próximos sábados 7 y 14 de septiembre sendas reuniones de dos de sus órganos internos, el Consejo de Política Municipal y el Consejo de Política Federal, donde están representados los barones del partido, alcaldes y concejales, a los que el secretario general dará explicaciones sobre la situación.