Política

Iglesias acusa a Pedro Sánchez de girar a la derecha "como Susana Díaz"

Cuestiona la ideología de izquierdas del líder socialista y le reprocha que convoque elecciones "cegado por el interés"

logo
Iglesias acusa a Pedro Sánchez de girar a la derecha "como Susana Díaz"
Pablo Iglesias, en La Sexta.

Pablo Iglesias durante su entrevista este viernes en La Sexta. LA SEXTA

Resumen:

Unidas Podemos se abstendría si el Rey vuelve a encargar al candidato socialista que intente ser investido presidente. Así lo ha anunciado Pablo Iglesias este viernes en una entrevista en La Sexta cargada de reproches hacia Pedro Sánchez. Iglesias ha insistido en que la coalición que le ofreció el PSOE en el mes de julio era una propuesta «injusta» y no ha querido asumir como un error haberla rechazado. «A nosotros no nos interesan los nombres de los ministerios, sino las competencias», ha sentenciado el secretario general de Podemos.

En el caso de que no haya un entendimiento de última hora y se celebren elecciones el próximo 10 de noviembre, Iglesias pondrá su cargo de secretario general de Podemos a disposición de los órganos del partido y de los inscritos, según ha anunciado.

Pablo Iglesias ha invitado al presidente en funciones a «reflexionar» y a llamarle para reunirse en la Moncloa. Según ha asegurado, si el PSOE recuperara esa oferta de una vicepresidencia y tres ministerios que le hizo en julio, y que sigue considerando insuficiente, se podría construir un acuerdo «en tres horas» negociando algunas otras competencias de gobierno. «Sánchez no debería haber despachado nuestra última propuesta en dos minutos, sino que tenía que haberla reflexionado con calma», ha criticado Iglesias, que se resiste a aceptar el ‘no’ del presidente a compartir el Consejo de Ministros. «Es una propuesta muy generosa y hay muchos sectores del PSOE dispuestos a aceptarla; ojalá reflexione Pedro Sánchez. A nadie se lo han puesto tan fácil para gobernar con 123 diputados», ha asegurado.

«Nunca pensé que el presidente en funciones nos llevara a la locura de unas elecciones» por no compartir el gobierno con Podemos, ha admitido Iglesias, que ha acusado a Sánchez de actuar «cegado» por un interés personal que antepone al interés común y «obligando a los españoles a votar hasta que voten lo que a él le guste».

Sánchez se ‘aleja’ de la izquierda

El líder de Podemos ha mostrado también su preocupación por el hecho de que Sánchez pueda pactar una investidura con el PP y con Ciudadanos tras las elecciones del 10 de noviembre. «Si Pedro Sánchez no es presidente con Albert Rivera de vicepresidente es porque Rivera no quiere», ha reprochado, acusando al candidato socialista de preferir pactar con la derecha.

Frente a ese interés, Iglesias ha insistido en la «generosidad» de la oferta de Unidas Podemos que, según algunos dirigentes de su partido, supone incluso «bajarse los pantalones». «Debería someter esa posibilidades a las bases del PSOE como hemos hecho nosotros, a lo mejor eso servía para desbloquear la situación», ha instado, anunciando que los socialistas no lograrán encontrar división entre las confluencias de Podemos por mucho que las busquen.

Iglesias ha atacado al dirigente socialista cuestionando su ideología de izquierdas, algo que irrita notablemente a la cúpula del PSOE. «La estrategia personal de Pedro Sánchez, que se ha alejado del que era en las primarias, del Sánchez de la entrevista de Évole, vuelve a situarse en los parámetros políticos de la Gestora del PSOE. Está haciendo lo mismo que ellos calculaban que iba a hacer Susana Díaz, creo que es un error», ha criticado Iglesias, que ha vuelto a agitar los fantasmas de la experiencia italiana para advertir a Sánchez: «La experiencia de Italia es que los ciudadanos suelen castigar a los políticos cuando perciben que quieren llevarlos a las urnas por interés».

Según ha explicado Iglesias, el líder socialista se define como izquierdista, usa mucho «la palabra izquierda y canta la Internacional» pero cuando llega al Gobierno se niega a acometer medidas realmente de izquierdas como regular el precio del alquiler. «Cuando la socialdemocracia hace políticas liberales se le recorta el espacio», ha advertido. Por ese motivo, Podemos insiste en formar parte del Gobierno cuando se avecina una «recesión» económica y evitar así que los socialistas apliquen medidas que supongan nuevos «recortes» para los ciudadanos.

El líder de Podemos ha confirmado que el PSOE les ofreció el «control» de instituciones como el Centro de Investigaciones Sociológicas, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia o la Radio Televisión Pública que Iglesias considera que deberían tener directivos profesionales de reconocido prestigio.

El presidente en funciones sólo necesitó diez minutos de conversación con el líder de Podemos para rechazar su enésima propuesta de gobierno de coalición. En charla telefónica el jueves por la tarde, Iglesias le instó a formar un gobierno de coalición con un período de prueba de un año, hasta la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado, cuando la coalición podría disolverse y Podemos saldría del Gobierno si entonces «Pedro Sánchez considera que la coalición no ha funcionado”.

La respuesta de Sánchez fue de nuevo un ‘no’ rotundo. “Tras la investidura fallida y el rechazo del líder de Podemos a la coalición ofrecida por el PSOE, no se dan ni las bases mínimas de confianza ni un planteamiento de un gobierno cohesionado, coherente y con una única dirección, en una legislatura estable”, explicaron los socialistas.

De esta manera, el último intento a la desesperada de Iglesias cae en saco roto y aboca al país de manera irremediable hacia unas nuevas elecciones, que se celebrarán el próximo 10 de noviembre. Las Cortes se disolverán el próximo lunes 23 de septiembre, una vez concluya el plazo de dos meses desde el fracaso de la primera votación de investidura. El Rey tiene previsto mantener audiencia con los líderes de los grupos parlamentarios el próximo lunes y martes, pero es dudoso que siquiera llegue a celebrarse una segunda sesión de investidura si Sánchez no tiene los apoyos.

Desde Podemos trasladan que su última oferta pretendía garantizar “la aprobación de los presupuestos” y a la vez dar “una oportunidad a que el gobierno de coalición funcione”, garantizando además a Pedro Sánchez “un gobierno en solitario estable durante la mayor parte de la legislatura” si considera que la coalición no ha funcionado.

El PSOE transmite por su parte que, en la conversación, Pedro Sánchez ha incidido en que no es su voluntad ir a elecciones, pero subraya que ha presentado cinco alternativas durante este tiempo, “todas rechazadas por Iglesias”.

Además, lamentan en Ferraz, Iglesias le ha asegurado a Sánchez que, en caso de unas nuevas elecciones, volverá a insistir en reclamar una coalición, esta vez sin exclusiones personales. Es decir, exigiendo ser ministro y sin dar la opción a renunciar, como en esta ocasión.

https://twitter.com/ahorapodemos/status/1172475942125658112?s=20