Política

Vox invita a PP y Cs a que giren al centro para ganar entre los tres a Sánchez

Descarta entrar en España Suma pero estudiará la posibilidad de no presentarse al Senado

logo
Vox invita a PP y Cs a que giren al centro para ganar entre los tres a Sánchez

Cartel de 'Vistalegre Plus Ultra', acto de Vox en octubre.

Resumen:

España Suma es una mala idea según Vox. No sólo no aporta nuevos votos al bloque del centro-derecha, sino que reduce su espacio electoral. «El error del PP y de Ciudadanos es combatirnos por la derecha y dejar el centro a merced de Pedro Sánchez. Deberían volver al centro y dejarnos a nosotros la derecha», reflexionan en la cúpula del partido, que descarta una debacle en la repetición electoral que se cierne sobre el país el próximo 10 de noviembre.

En Vox se aferran a los sondeos que indican que la suma de PP, Ciudadanos y el partido de Santiago Abascal no alcanzaría la mayoría absoluta en caso de presentarse coaligados bajo la marca España Suma. En Vox existe la convicción de que los resultados mejorarían para el bloque de derechas si cada partido respeta sus siglas. De hecho, sus dirigentes se felicitan de alcanzar incluso a parte del electorado de izquierdas en el ámbito rural con cuestiones identitarias como la defensa de la caza o la tauromaquia. Ésa fue su experiencia en las elecciones andaluzas.

En todo caso, la dirección del partido podría estudiar la opción de no presentarse al Senado, donde sólo cuenta con un escaño, para concentrar sus votos en el Congreso de los Diputados y no dividir al electorado en la Cámara Alta, donde el PSOE logró mayoría absoluta el pasado 28 de abril por esa fragmentación del voto de derechas.

«Hemos tenido la experiencia de que algunas personas elegían el Senado para votarnos y a otras formaciones en el Congreso, dividiendo ese voto sin buenos resultados», admiten en la dirección del partido, que estudia fórmulas alternativas en ese sentido. Vox considera que los pactos de gobierno alcanzados en Andalucía, Murcia y Madrid entre las tres fuerzas políticas dan buena muestra de su capacidad de entendimiento, por lo que los ciudadanos no necesitan una alianza electoral para saber que sus fuerzas se acabarán sumando si hay posibilidad del gobernar.

En una entrevista con EsRadio el pasado 5 de septiembre, Abascal calificó a España Suma de una “trampa de acción de propaganda” diseñada para una nueva convocatoria electoral, que además tiene como objetivo “matar a Vox”.

El líder del partido aseguró que en su formación están “preparados” para llevar a cabo una labor de “oposición frontal”, en el caso de que fructifique un pacto de Gobierno liderado por los socialistas, y también para “afrontar nuevas elecciones” si se da este desenlace. Abascal explicó que el mensaje de Vox “desafía la corrección política”, algo que PP y Ciudadanos no se atreven a hacer. «Nosotros somos muy diferentes de ellos, pero no caemos en trampas de acciones de propaganda, como es España Suma”, aseguró.

Por este motivo, y dado el éxito conseguido con sus 24 diputados, en Vox piensan que la operación más efectiva es que Ciudadanos y el PP dejaran de competir con la formación por la derecha y dediquen sus esfuerzos al espacio del centro, por el que crece el PSOE. El hecho de que Pablo Casado radicalizara su discurso ante el 28-A le ha llevado a los peores resultados de la historia del PP, mientras que Ciudadanos sí creció electoralmente con su giro a la derecha. La competición entre ambos por el centro-derecha político aumentaría el espectro electoral que podrían ocupar los tres partidos, a juicio de Vox.

Según el CIS electoral presentado este jueves, en las últimas elecciones celebradas, las europeas, autonómicas y municipales de mayo, un 14,3% de los electores tuvieron dudas sobre a qué partido votar. Un 13,5% dudaron entre apoyar al PP o a Ciudadanos, mientras que un 12,1% se debatieron entre el PSOE y el partido de Albert Rivera. «La campaña importó mucho. Sólo un 63,5% tenía decidido su voto antes del inicio de la campaña, pero el 21,2% de los electores lo decidieron durante la campaña, incluso el mismo día de las elecciones», subrayan en el PSOE, a raíz de la encuesta, que también se pronuncia sobre los abstencionistas: «Un 14,2% habría votado al PSOE si finalmente hubiera ido a las urnas», destaca.

Un escenario tan abierto y tan vulnerable a los avatares de la campaña supone una oportunidad para el centro-derecha, que intenta afinar sus mensajes y sus alianzas de cara a unas elecciones que ya no le pillan desprevenido. Vox ha convocado un nuevo acto en la plaza de toros de Vistalegre (Madrid) bajo el lema Vistalegre 2019, Plus Ultra para el próximo 6 de octubre, justo un año después del mitin multitudinario del partido en ese mismo escenario que supuso su desembarco definitivo en el panorama político nacional.

Sus primeros mensajes recordando ese mitin y la historia del partido han colapsado la web del partido, se han convertido en trending topic y ha llenado buena parte del aforo el mismo día de su lanzamiento, mostrando que sus electores tienen ganas de campaña electoral. Vox buscará reeditar ese primer mitin con el que llenaron la plaza de toros bajo el lema La España viva, apenas unos días después de la presumible convocatoria de elecciones.

En un mensaje en redes sociales, el líder del partido, Santiago Abascal, ha convocado a los simpatizantes a acudir al evento para “defender la unidad España y su soberanía” así como “sus familias, sus raíces y su libertad frente a la dictadura progre del resto de partidos”. “Vistalegre 2018 fue la primera batalla que ganásteis. Hasta entonces se habían reído, luego intentaron silenciarnos, después manipular nuestro mensaje y demonizarnos. Pero vosotros seguisteis ahí, sin miedo a nada ni a nadie”, asegura.

Comentar ()