Política

El camión 'lanza-agua' de la Policía regresa a Madrid sin haberse estrenado en Cataluña

El vehículo vuelve al complejo policial de Moratalaz en vísperas del inicio de la Cumbre del Clima tras permanecer un mes en Barcelona / El camión le costó al Ministerio del Interior casi 350.000 euros y no se ha utilizado en cinco años

logo
El camión 'lanza-agua' de la Policía regresa a Madrid sin haberse estrenado en Cataluña
El camión 'lanza-agua' de la Policía Nacional, en una exhibición.

El camión 'lanza-agua' de la Policía Nacional, en una exhibición. EP

Resumen:

El camión lanza-agua de la Policía Nacional ha regresado a su base habitual en Madrid sin haberse estrenado en Cataluña, hasta donde se desplazó con motivo del despliegue diseñado por el Ministerio del Interior (Operación Ícaro) para hacer frente a los disturbios con los que el independentismo radical respondió a la sentencia del procés.

Fuentes policiales han informado a El Independiente de que el vehículo regresó hace una semana al complejo policial de Moratalaz, por lo que estará disponible en caso de que se requiriera ante eventuales disturbios por la celebración de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas (COP25) la próxima semana en Madrid.

El camión ha permanecido en las instalaciones policiales de la Zona Franca de Barcelona -sede de la segunda Unidad de Intervención Policial (UIP)- durante un mes, sin que llegara a salir a las calles pese a la intensidad de los disturbios registrados en la semana del 14 al 18 de octubre. Unos 134 policías resultaron heridos de diversa consideración como consecuencia de los objetos pesados lanzados por los violentos.

La agresividad de los radicales y las graves lesiones que sufrieron algunos agentes llevaron a policías a demandar que se pusiera a disposición de los funcionarios que participan en el operativo el camión que lanza chorros de agua para dispersar a los manifestantes violentos. Los Mossos d’Esquadra sí sacaron su tanqueta de agua, utilizada concretamente en la noche del 18 de octubre para abrir paso por la barcelonesa Vía Laietana a los vehículos policiales entre las barricadas que ocupaban la calzada.

«Hay compañeros heridos, se están jugando la vida por mantener el orden y tenemos un camión que se va a oxidar. No se utilizan los medios que tenemos a nuestro alcance. Es de vergüenza», señaló a este diario Miguel Ángel Álvarez, coordinador de las UIP en la Unión Federal de Policía (UFP). Éste ha sido uno de los cuatro sindicatos que han pedido la destitución del jefe de las Unidades de Intervención Policial, el comisario principal José Miguel Ruiz Iguzquiza.

El vehículo de agua para dispersar a manifestantes vuelve al complejo policial de Moratalaz en vísperas del inicio de la cumbre del cambio climático

El regreso del vehículo a Madrid se produce en una situación prácticamente de normalidad en Cataluña y en vísperas de la celebración de la cita mundial del cambio climático en la capital de España, que en principio se cubrirá con unos 25 grupos de Antidisturbios (un millar de agentes). Las fuentes no descartan que los Comités de Defensa de la República (CDR) u otras plataformas defensoras de la secesión intentan organizar nuevos actos de protesta en Cataluña aprovechando la merma del refuerzo en Cataluña la próxima semana con motivo de la cumbre sobre el cambio climático.

La compra del vehículo se cerró el 23 de abril de 2014 tras el procedimiento de licitación que se tramitó al efecto, pero la incorporación al Cuerpo Nacional no tuvo lugar hasta diciembre de ese año (un año después de que la División Económica y Técnica del Cuerpo Nacional hubiera publicado el anuncio en el Boletín Oficial del Estado). En aquellas fechas, al frente de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana se encontraba Florentino Villabona, ascendido a Director Adjunto Operativo (DAO) en la etapa de Juan Ignacio Zoido como ministro del Interior y hoy director de Seguridad e Integridad de LaLiga.

El concurso lo ganó la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por las empresas Beit Alpha Tecnologies (BAT) y Quatripole Ingeniería SL. El coste ascendió a 348.480 euros (incluido el IVA), un 29,5 % por debajo del presupuesto base de licitación (493.680 euros).

Sin abrir el grifo en cinco años

Desde su incorporación a la flota de la UIP, el camión lanza-agua ha viajado a varias ciudades cuando se ha previsto que podía haber disturbios, pero nunca ha abierto su grifo para lanzar agua con el propósito de dispersar a manifestantes violentos. Así, se desplazó a Galicia en 2015 con motivo de la ‘guerra de la leche’ y a Algeciras (Cádiz) dos años después por el conflicto de los estibadores, entre otros.

En respuesta a una petición de información tramitada por este redactor a través del Portal de Transparencia, la Dirección General de la Policía dijo que el camión acumulaba 8.632 kilómetros a fecha de 1 de febrero de 2018 y que se había utilizado en «20» servicios, eludiendo precisar en qué base se encuentra habitualmente por razones de seguridad.

Las fuentes policiales consultadas por este diario precisan que el vehículo se encuentra habitualmente en el complejo madrileño de Moratalaz, base de la I UIP -conocida en el Cuerpo con el indicativo ‘Puma’- y de la Unidad Central de Intervención (UCI) o ‘Camel’.

Comentar ()