Política

El PP facilitará que Vox y Cs tengan un asiento cada uno en la mesa del Congreso

"No le vamos a hacer presidente a Sánchez, el peor socialista de los últimos 40 años. Somos la solución y no el problema", afirma el líder del PP.

logo
El PP facilitará que Vox y Cs tengan un asiento cada uno en la mesa del Congreso

Pablo Casado en el mitin de cierre de campaña del PP.

Resumen:

El líder del PP, Pablo Casado, ha comunicado a sus diputados y senadores que facilitarán la entrada de Vox y de Ciudadanos a la Mesa del Congreso, de modo que el bloque de centro derecha sumará cuatro asientos, (dos para el PP, uno para Vox y otro para Ciudadanos) frente a los cinco de la izquierda. De este modo, pretende visualizar, otra vez, su empeño de un centro-derecha unido que ya quiso antes de las elecciones generales del 28-A y del 10-N.

«Aquellos partidos que puedan tener representación, si necesitan de nuestros votos, los tendrán», ha dicho el líder del PP, aún a sabiendas de que muchos dirigentes del partido y del Grupo Popular en la Cámara Alta abogaban por un acuerdo con Ciudadanos pero no con Vox, partido con el que prefieren mantener las distancias.

Casado ha reunido esta mañana a sus diputados y senadores para intentar cerrar el debate en torno a cuál debe ser la posición del PP ante la investidura de Pedro Sánchez. A sabiendas de que hay visiones discrepantes al respecto, Casado ha subrayado que «pase lo que pase con esta legislatura debemos empezar a hacer, desde la oposición, que el PSOE se retrate, que el legislativo plantee una agenda sobre cuestiones claves y que retraten a un partido que ya ha elegido socio».

No ha dejado lugar a dudas al proclamar que «no le vamos a hacer presidente a Sánchez, el peor socialista de los últimos 40 años y bajo la amenaza de hacer volar el sistema. Somos la solución y no el problema».

A diferencia de lo que pasó hace tres años «que pedimos la abstención del diputado de Nueva Canarias», Sánchez ni se ha dirigido a nosotros, «ha quemado sus naves» incluso con una consulta a las bases socialistas lo que lo convierte «en un camino sin retorno». «No estamos antes una cuestión coyuntural sino estratégica, elegida, el PSOE, Podemos y los independentistas están haciendo el régimen que quieren», ha agregado.

El PSOE «quiere hacernos desaparecer como alternativa», dice Casado

A su juicio, el dilema que plantean los socialistas es «o aceptamos desaparecer como alternativa o Sánchez nos amenaza con hacernos desaparecer llevando adelante esa mutación del sistema de la mano de Podemos y de los independentistas». Ajeno a que en ese mismo momento la futura líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, proponía por carta al candidato socialista una reunión a tres, -PSOE, PP, Cs– sin consultarlo con Génova, Casado afirmaba ante los suyos que «no nos vamos a disolver como alternativa ni nadie va a disolver el sistema del que formamos parte. Hemos pagado un tributo de sangre. Ni nos vamos, ni se nos va a echar. El verdadero problema nacional es que el PSOE no reclama  ayuda porque no está haciendo nada que no quiera hacer».

El líder del PP ha hecho estas consideraciones justo el día en que la ex presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre apostaba porque el PP prestase 56 «síes» a Sánchez para un gobierno en solitario que no exija de los independentistas de ERC ni de Unidas Podemos.

Aguirre, que acudía al acto que la comunidad de Madrid celebra todos los años con motivo del Día de la Constitución, ha admitido que «ya sé que lo que digo no es compartido por la mayoría de los dirigentes del PP», pero un Sánchez gobernando en solitario y habiendo sido investido con los votos populares «demostraría que el PP pone el interés de España por encima de todo».

La ex presidenta le ha trasladado «en privado» a Casado estas consideraciones, «que nos comparte», pero no deja de ser un torpedo en la línea de flotación para el líder del PP, justo el día que pretende cerrar este debate. Además, da munición a los adversarios en el sentido de que viene a cuestionar el «patriotismo» del PP para dejarse llevar sólo por consideraciones partidarias. Pero la expresidenta autonómica Aguirre siempre dice «lo que pienso».

Comentar ()