España | País Vasco | Política

El PNV presume de sumar al PSOE a un 'Estatuto constitucional' con "aromas de Quebec"

logo
El PNV presume de sumar al PSOE a un 'Estatuto constitucional' con "aromas de Quebec"
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, junto al presidente del PNV, Andoni Ortuzar.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, junto al presidente del PNV, Andoni Ortuzar. EUROPA PRESS

Resumen:

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar se ha felicitado hoy por el acuerdo alcanzado con el PSE y Elkarrekin Podemos para consensuar en cuerpo central de su proyecto de nuevo estatuto que incluye el derecho a decidir. Durante una comparecencia ante los medios para valorar el resultado del grupo de juristas expertos para plasmar en una propuesta de articulado un nuevo estatuto que actualice el de 1979, Ortuzar ha asegurado que el documento consensuado y al que se ha logrado atraer al PSE y Podemos, aunque con varios votos discrepantes, es un texto «con aromas de Quebec, Escocia y Flandes». El presidente del EBB ha asegurado que su aprobación en las Cortes no requiere una reforma de la Constitución sino «voluntad» para buscar un acuerdo suficiente.

La propuesta articulada plantea un nuevo encaje de Euskadi en el Estado a través de un concierto político que le situaría en una condición de «bilateralidad» con garantías, similar a las que plantea el Concierto económico vasco, ampliaría su marco competencial y abriría la puerta a una «consulta habilitante» y el reconocimiento del derecho a decidir. Pese a que el experto designado por el PSE, Alberto López Basaguren, se ha desmarcado en un voto particular del articulado que reconoce el derecho a decidir, Ortuzar ha subrayado que su aportación jurídica es «muy interesante» y de gran valor.

«El señor Basaguren no ve problemas de constitucionalidad, sólo afirma que políticamente sería un error», ha señalado. Incluso ha apuntado que el jurista del PSE también traslada en su voto particular una reflexión en torno a que «si una reclamación es sostenida en el tiempo», como el derecho a decidir, «el sistema democrático debe darle una respuesta»: «Estos elementos no dan para hablar y para poder avanzar», ha asegurado Ortuzar.

Por ello, ha reclamado al PSE que se base en la reflexión hecho por su jurista para iniciar un nuevo tiempo de diálogo y acuerdo en torno a esta cuestión, «que abra la mente» para explorar el camino del consenso: «Veamos si somos capaces de llegar a un acuerdo en el que quepamos la gran mayoría sin renuncias de nadie».

Despachar «con una frase»

Ortuzar ha destacado que de los 146 artículos que tiene el documento presentado por el PNV y apoyado parcialmente por el PSE y Podemos, en 118 artículos el consenso es unánime en las tres formaciones. Se trata del articulado dedicado a las cuestiones europeas, de política exterior, de derechos ciudadanos o de políticas públicas. Por ello, ha instado a hacer otro esfuerzo para buscar vías de entendimiento en las cuestiones relacionadas con el derecho a decidir y el encaje territorial del País Vasco: «Creemos que es posible hacerlo sin reformar la Constitución», ha señalado, en referencia a las disposiciones adicionales de la Constitución y el Estatuto de Gernika, las vía que el PNV plantea explorar y sobre las que sustenta su propuesta de reforma estatutaria para un nuevo «estatus jurídico y político» para Euskadi. «En esta legislatura se ha acabado eso de despachar las cosas con una frase. El PNV no se va a contentar con que le digan, ‘esto no porque lo dice ‘amatxu'». Tendremos que hablar y dialogar y si uno de los ejes de articulación de la legislatura va a ser el cambio del marco territorial, de esto se va a tener que hablar».

Sin embargo, desde el PSE, su secretaria general, Idoia Mendia se ha reiterado hoy su desmarque de apoyar un texto que incluya el derecho a decidir. La líder del PSE ha reclamado al PNV que abandone sus posiciones «maximalistas» y que renuncie a que «su ideario sea asumido por el resto». Insta a la formación de Ortuzar a que «no deje pasar esta oportunidad» de aprobar el nuevo Estatuto por sus «maximalismos nacionalistas»

La dirigente socialista ha defendido que existe «una oportunidad» para que el «esfuerzo que se ha hecho hasta ahora llegue a buen puerto», y ha dicho que «el único obstáculo es empeñarse en aquello que no es posible y no compartimos todos». «El PSE-EE no puede asumir como propia una propuesta que mantenga ingredientes de quiebra de la legalidad y del pluralismo político», ha señalado.