Política

El PP encuentra obstáculos en los "socialdemócratas" de Cs para la integración en España Suma

Casado con Arrimadas, García Egea con Villegas y Maroto con Roldán son algunas de las vías de interlocución frecuentes PP-Ciudadanos

logo
El PP encuentra obstáculos en los "socialdemócratas" de Cs para la integración en España Suma
Inés Arrimadas y Melisa Rodríguez llegan al pleno del Open Arms.

Inés Arrimadas y Melisa Rodríguez EP

Resumen:

Mientras las conversaciones entre destacados dirigentes del PP y Ciudadanos se producen en distintos frentes, las palabras de la portavoz de la gestora de Cs, Melisa Rodríguez, han creado malestar en el cuartel general de los populares. Rodríguez afirmó este martes que la fórmula de España Suma– por la que Pablo Casado propone pactos preelectorales con los que evitar la fragmentación del voto de centro-derecha- no es más que «un bulo», sin visos de realidad.

En la sede popular afirman que la portavoz de la gestora representa el ala más a la izquierda de Ciudadanos. «Es socialdemócrata», la definen dos parlamentarios populares al señalar su adscripción ideológica. Y es que a pesar de la «limpia» de críticos en Ciudadanos, los mismos que defendieron intentar facilitar la investidura de Pedro Sánchez cuando PSOE y Cs sumaban nada menos que 180 diputados, quedan muchos alérgicos a más aproximaciones al PP.

Rodríguez afirmó, tras una reunión de la gestora naranja, que los populares estaban poniendo en marcha una campaña «de desinformación» lanzando el «bulo de España Suma» para eludir su responsabilidad en la investidura de Sánchez no respaldando la ya llamada «vía Arrimadas».

Hasta Pablo Casado, interrogado ayer al respecto tras verse con el Rey, confesó sentirse «extrañado» por las palabras de Rodríguez coincidiendo además con la decisión del PP de ceder una senadora a Ciudadanos para que tenga grupo propio en la Cámara Alta. «Cuando una formación política te deja un escaño podrían ser más elegantes. No digo que te den las gracias, pero ellos, que hicieron lo contrario en el parlamento catalán, se dedican a ver cómo te meten un rejón», lamentó Casado.

El líder del PP reprocha a Cs que salieron perjudicados en la Mesa del Congreso

En este sentido, resaltó que con una fórmula de España Suma el pasado 10-N «Ciudadanos hubiera sacado 30 escaños más y nosotros cinco menos», al tiempo que reprochó que su partido salió perjudicado en el reparto de secretarías de la Mesa del Congreso porque al dividir su voto entre Adolfo Suárez Illana y Jose María Espejo de Cs. Illana quedó cuarto secretario pudiendo haber sido el primero. Aún así «vamos a seguir tendiendo la mano a Ciudadanos», formación a la que ofrecen una «colaboración sincera, pero debe haber cierta responsabilidad».

No obstante, ambos partidos avanzan en instrumentos de colaboración que podrían tener su primera traducción en territorios como Galicia y el País Vasco, que celebran elecciones autonómicas en otoño del próximo año, donde los naranjas carecen de representación. Si bien el dimisionario Albert Rivera se negó a ir de la mano del PP en las elecciones convencido de que era posible el sorpasso, su más que probable sucesora, Inés Arrimadas, no le hace ascos a un frente común, al menos parcial, con el PP de Pablo Casado.

PP y Ciudadanos mantienen varias vías de comunicación a distintos niveles

Otra cosa es que la sucesora de Rivera haya optado por una estrategia propia frente a la investidura de Sánchez erigiéndose en poco menos que portavoz del propio Casado, tal y como volvió a hacer ante el jefe de Estado cuando la recibió este miércoles. Pero el PP sigue anclado en el «no es no», en su negativa a facilitar la investidura del socialista bajo el argumento de que la alternativa en España quedaría en manos de Vox y Podemos y además convencido de que ésta será una legislatura corta que puede volver a repartir cartas en un par de años en un escenario electoral de recuperación.

Además, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el número dos de la gestora de Ciudadanos, José Manuel Villegas, mantienen líneas de comunicación a pesar de la anunciada intención del segundo de dejar la política en cuanto se celebre el congreso extraordinario de Cs. De hecho, Génova siempre ha señalado a Villegas como uno de los más receptivos a colaborar preelectoralmente con los populares, a pesar de la negativa de Rivera. Todo ello sin contar con que ambos partidos comparten gobiernos autonómicos y locales, eso sí, no siempre en buena armonía como en la Comunidad de Madrid.

Los populares catalanes recuerdan que Cs se negó a cederles un diputado en el Parlament

Interrogado este miércoles el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Javier Maroto, por las palabras de Melisa Rodríguez, la ha desautorizado al recordar que sus interlocutores son la senadora catalana Lorena Roldán y el secretario del Grupo en el congreso José María Espejo, «un profesional en la política y en la negociación», ha dicho del dirigente naranja.

Maroto formalizaba la cesión de una senadora popular a Ciudadanos para facilitar que éstos tengan Grupo propio en la Cámara Alta bajo el argumento de que así se permite «que haya una voz constitucionalista más en el Senado» y que era poco menos que obligación del PP «posibilitar» esta circunstancia. Interrogado sobre las críticas a España Suma, ha subrayado que su interlocución es con Roldán y Espejo, por lo que, «ellos entienden perfectamente lo que hemos hecho».

La consigna de los populares es intentar facilitar todos los espacios públicos y políticos posibles a Ciudadanos. Pelearon que tuvieran hueco en la mesa del Congreso al tiempo que ellos hacían posible que el PP sentara a tres de los suyos en la del Senado. Ahora, con grupo propio, Cs tendrá mejor financiación, posibilidad de más asesores y mayor tiempo de intervención en los plenos.

«Lo que no le han dado los votantes»

Una situación muy distinta a la de Ciudadanos en el Parlamento catalán, donde se negó a prestar un diputado a los populares para que pudieran tener grupo propio en la cámara regional. La ganadora de las autonómicas, que no era otra que Inés Arrimadas, arguyó entonces que no podían dar al PP «lo que no le han dado los votantes». Dirigentes populares como Xavier García Albiol, se lo recordaron este miércoles vía Twitter. «Ya ves cómo es la vida…», dijo en su mensaje.

Comentar ()