Política

Sánchez y Torra se reunirán "lo antes posible" para abordar el "conflicto político"

El presidente promete al lehendakari vasco completar el calendario de transferencias pendientes en su Estatuto

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto al presidente del Gobierno hoy en funciones, Pedro Sánchez, en La Moncloa.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez,, durante su última visita a La Moncloa. EP

Pedro Sánchez ha cumplido una nueva exigencia del independentismo catalán a cambio del apoyo a su investidura. El presidente en funciones ha telefoneado hoy al presidente de la Generalitat, Quim Torra, como éste venía reclamando desde que se publicó la setencia del procés. Esa llamada ha sido una reclamación de Esquerra Republicana de Cataluña para que Sánchez muestre el «reconocimiento institucional» del Govern a modo bilateral.

En una conversación de 15 minutos, Sánchez se ha comprometido a reunirse con Torra «lo antes posible» para abordar el «conflicto político» de Cataluña, según informan fuentes de la Generalitat. «El presidente Torra le ha expuesto que la solución del conflicto pasa por el ejercicio del derecho de autodeterminación y el fin de la represión, así como la libertad de los presos políticos. El jefe del ejecutivo catalán ha recordado a Pedro Sánchez la dureza de su campaña contra el independentismo, a lo que Sánchez ha reconocido que hay que avanzar. El presidente Torra se ha quejado de la falta de cortesía institucional por no atender sus llamadas», aseguran las fuentes.

La versión que ofrece Moncloa difiere en algunas cuestiones. «El presidente Sánchez quiere conseguir un Gobierno cuanto antes que permita dar estabilidad y encarar políticamente la situación en Cataluña», algo para lo que «se necesitará tiempo». Ante las reclamaciones independentistas de Torra, el presidente en funciones «ha respondido que estamos en un Estado Social y Democrático de Derecho y que defiende plenamente la independencia de la Justicia».»La voluntad de Pedro Sánchez es encontrar una respuesta a esta crisis política «, añade Moncloa, que confirma la reunión entre Sánchez y Torra «cuando haya un Gobierno y arranque la legislatura, como hará con el resto de los presidentes y presidentas autonómicos».

Antes que con el presidente catalán, el candidato socialista a la investidura ha llamado al lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, primero en protocolo por la antigüedad de su estatuto de autonomía. Para consolidar el apoyo del PNV, Sánchez le ha asegurado que «espera que esta sea la legislatura del diálogo territorial» y que «está dispuesto a completar el calendario de transferencias pendientes en el Estatuto vasco».

Sobre la renovación de esa norma, Sánchez le ha transmitido que apuesta por «la vía del PSE como oportunidad para unir a la ciudadanía casca y establecer el marco político que permita a Euskadi afrontar los desafíos del siglo XXI».

En su ronda de conversaciones con presidentes autonómicos, Sánchez ha prometido una «política de normalización territorial» a través de reuniones bilaterales con todos ellos tras la investidura y con el compromiso de renovar el sistema de financiación autonómica.

Según informa Moncloa, el presidente en funciones también ha constatado las preocupaciones principales de los ejecutivos regionales. «Con el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha dialogado sobre las medidas tomadas en relación con las cuentas andaluzas«, explican. «Sánchez ha reiterado a su interlocutor que no son en ningún caso una intervención, sino una tutela hasta que se cumplan los objetivos de estabilidad», puntualizan.

Con los presidentes de Galicia y Cantabria Sánchez ha hablado sobre la necesidad de encontrar una solución a la situación de la industria electrointensiva. El candidato a la investidura ha recordado a sus interlocutores que para su Gobierno será una prioridad la aprobación del «Estatuto del Consumidor electrointensivo», pero ha advertido de que «sólo podrá abordarse cuando haya un Gobierno estable y no un Gobierno en funciones». «Trabajar conjuntamente en todas estas cuestiones requiere la formación de un Gobierno cuanto antes para poner en marcha la legislatura del diálogo y la distensión territorial», ha insistido Sánchez.

Las llamadas comenzaron a las 09:00 de la mañana con el lehendakari vasco, a quien siguieron los contactos con el president catalán y los presidentes de Galicia y Andalucía, y finalizaron poco antes de las 19h, tras las conversaciones mantenidas a lo largo del día con los presidentes de Cantabria, La Rioja, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha, Canarias, Extremadura, Aragón, Navarra, Illes Balears, Madrid, Castilla y León, Asturias, Ceuta y Melilla. También con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero.

Conferencia de presidentes

Para seguir enmascarando su diálogo bilateral con la Generalitat y el trato preferencial de los presidentes vasco y catalán, Sánchez ha anunciado este martes que una conferencia anual con los presidentes de las comunidades autónomas en el Senado.

Según informa Moncloa, Sánchez comunicará formalmente la celebración de esta conferencia, que tendrá lugar todos los años, cuando se celebre el debate de investidura. «La conferencia anual será uno de los ejes principales de una legislatura que debe ser, por un lado, la legislatura del diálogo y, por otro, la de la reducción de la tensión territorial. Éste está siendo hoy el mensaje principal del presidente Sánchez en sus conversaciones con los presidentes autonómicos», informan desde el Gobierno.

Los otros dos ejes de esta «política de normalización territorial» serán las reuniones bilaterales que tendrán lugar con cada uno de ellos tras la investidura, como la prevista con Torra para abordar «el conflicto político con Catalña», y el compromiso de renovar la financiación autonómica.

Comentar ()