Política

Interior desmantela el operativo policial en Cataluña pero mantendrá un leve refuerzo

La Policía confirma que la 'Operación Ícaro' concluyó el pasado 31 de diciembre tras permanecer activada durante 84 días

logo
Interior desmantela el operativo policial en Cataluña pero mantendrá un leve refuerzo
Antidisturbios de la Policía Nacional, durante los altercados registrados en Barcelona el pasado mes de octubre.

Antidisturbios de la Policía Nacional, durante los altercados registrados en Barcelona el pasado mes de octubre. EP

Resumen:

El Ministerio del Interior dio por terminado el pasado 31 de diciembre el despliegue extraordinario en Cataluña para hacer frente a los graves disturbios promovidos por el independentismo radical tras conocerse la sentencia del procés, si bien la Policía Nacional mantendrá un leve refuerzo en esta comunidad.

En un correo enviado este martes a los 11 jefes de las Unidades de Intervención Policial (UIP), al que ha tenido acceso El Independiente, la jefatura central de esta unidad confirma el fin «a todos los efectos» de la Operación Ícaro tras permanecer activada exactamente durante 84 días en varias fases de distinta intensidad.

Interior puso en marcha un dispositivo especial en Cataluña el pasado 8 de octubre, seis días antes de que el Tribunal Supremo diera a conocer la sentencia condenatoria a los cabecillas del proceso independentista ante la previsión de que se registraran altercados en protesta por el fallo judicial. Ese operativo se mantuvo en una primera fase hasta el pasado 10 de noviembre, cuando se celebraron nuevamente las elecciones generales tras no haberse formado gobierno después de los comicios del 28 de abril.

Menguado en el número de efectivos por la inexistencia de disturbios en las calles y la celebración de otras grandes citas fuera de Cataluña, el refuerzo se ha mantenido hasta el 31 de diciembre, días después de la disputa del partido de fútbol Barcelona-Real Madrid. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, nunca había puesto fecha al fin de las operaciones y se había limitado a reiterar que el despliegue especial se mantendría «el tiempo que sea necesario».

El refuerzo de las plantillas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en Cataluña ha supuesto un sobrecoste para el Estado, que ha tenido que desembolsar cantidades adicionales para retribuir el trabajo realizado por todos los funcionarios -muchos movilizados desde otras provincias- que han participado en este operativo extraordinario. No ha trascendido aún el montante económico que ha supuesto para el erario.

La Policía confirma que la ‘Operación Ícaro’ concluyó el pasado 31 de diciembre tras permanecer activada durante 84 días

A mediados del pasado mes de octubre, la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional comunicó a los sindicatos que pagaría servicios extraordinarios a los agentes participantes en la Operación Ìcaro cuando se superara la jornada de siete horas y media y que resarciría a los funcionarios con días de descanso cuando regresaran a sus bases.

En concreto, en función de la gravedad de los disturbios, Interior ha diferenciado entre semanas de «intensidad alta» e «intensidad media» a la hora de compensar los excesos de jornada realizadas en Cataluña, de hasta 21 horas en la semana del 14 al 18 de octubre. En el primer caso se ha abonado una cantidad equivalente a un servicio y medio extraordinario por día y, en el segundo, un día de lunes a viernes y uno y medio los fines de semana y festivos. En ambos casos se ha pagado también dos servicios extraordinarios por semana trabajada.

A ello se ha sumado el cobro de una dieta diaria sin necesidad de justificación, concretamente de 48,92 euros para alojamiento y 28,21 euros para gastos de manutención en el caso de los funcionarios de la escala básica (policía y oficial de policía).

Tres grupos de refuerzo

Pese al repliegue de la Operación Ícaro, la Policía mantendrá un ligero refuerzo de unidades antidisturbios en Cataluña, que no percibirán las cantidades fijadas para los participantes en el operativo extraordinario. A los dos grupos de la II UIP -con base en Barcelona y conocidos con el indicativo ‘Jaguar’- se suman otros tres más de refuerzo procedentes de Madrid (‘Puma’). Ello suma una fuerza de unos 200 agentes.

Con datos referidos al pasado 30 de junio, la Policía Nacional cuenta en Cataluña con 3.336 agentes (2.567 en Barcelona, 316 en Girona, 293 en Tarragona y 160 en Lleida), según la información facilitada por el Ministerio del Interior en respuesta a una petición tramitada a través del Portal de Transparencia. En el caso de la Guardia Civil, el número de efectivos asciende a 3.549 (1.960 en Barcelona, 602 en Tarragona, 556 en Girona y 431 en Lleida).

Lo que no se ha materializado todavía es la concesión de reconocimientos profesionales a los agentes que han participado en el despliegue extraordinario en Cataluña, que se ha saldado con 134 policías nacionales heridos (algunos de gravedad).

Reconocimiento profesional pendiente

El pasado 16 de diciembre, el gabinete técnico de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional envió un correo electrónico a la Jefatura Superior en Cataluña y a las plantillas dependientes de aquélla en el que les pide la remisión de un listado con los nombres de todos los funcionarios que han participado en la Operación Ícaro «a fin de tramitar una felicitación pública para los mismos».

Ese tipo de reconocimiento no satisface las pretensiones de los sindicatos, que exigen una cruz blanca a todos los participantes, una roja (que lleva aparejada un incremento vitalicio de la pensión equivalente al 10 % del sueldo) para los heridos y una de plata (con aumento de pensión del 15 %) para los funcionarios que resultaron gravemente lesionados.

Comentar ()