Política

El Gobierno reprocha la "violencia" en las protestas de los agricultores

Los olivareros colapsan las carreteras de la provincia de Jaén después de las cargas policiales en las manifestaciones ayer

Olivareros de Jaén cortando el tráfico con barricadas en la A-4 a la altura de La Carolina.

El campo extremeño y andaluz se levanta mientras los líderes del PSOE y de Unidas Podemos firman en la Moncloa su acuerdo para subir el salario mínimo interprofesional (SMI) con la patronal y los sindicatos. Ante esa contradicción, el Gobierno ha reprochado este jueves las actitudes «violentas» y «minoritarias» que a su juicio están empañando las protestas de los agricultores del sur.

En declaraciones a los periodistas tras un acto de homenaje a las víctimas españolas del nazismo, Carmen Calvo ha asegurado que la subida del SMI y las protestas de los agricultores pueden ser «compaginables», pero siempre «desde las actitudes pacíficas» y «nunca» de forma «violenta» para «interrumpir situaciones normales en democracia, como es la negociación y los acuerdos del Gobierno con los agentes sociales y económicos».

La vicepresidenta se ha mostrado comprensiva hacia las «justas reivindicaciones del mundo agrario, que tienen que ser escuchadas y atendidas», antes de intentar desvincular el malestar del campo español de las «minorías violentas que desgraciadamente existen y que enturbian a las inmensas mayorías que desde la reivindicación y las responsabilidades políticas siempre estamos dispuestos a encontrar vías de mejora y solución para un mundo que define a España». Por ese motivo, el Gobierno «condena» esas actitudes violentas y muestra su «respeto absoluto» a las reivindicaciones de los agricultores.

Por su parte, lministra de Igualdad, Irene Montero, ha respaldado las protestas de este pasado miércoles en la localidad pacense de Don Benito, donde miles de personas convocadas por asociaciones agrarias reclamaron precios justos en el campo.

«Están en una situación difícil y deciden movilizarze, que es la base de la democracia. He defendido antes y ahora con mas ahínco la participación actividad de la sociedad civil», ha asegurado Montero en una entrevista en Los desayunos de TVE, recogida por Europa Press.

En este sentido, la titular de Igualdad ha mostrado su «respeto» ante los trabajadores que se quejan de que «los costes que tienen para producir es mucho mayor de lo que se les paga» y ha explicado que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, está manteniendo contactos y trabajando para «buscar cuáles son las soluciones y los marcos en que el Gobierno puede moverse».

«Tenemos que estar para defender el campo, siempre sabiendo que hay una parte más fuerte, los grandes oligopolios. Hay que ayudar a que esas personas tengan condiciones dignas de trabajo», ha asegurado, para después añadir: «El salario mínimo no es el problema de esos trabajadores», ha insistido.

Mientras Calvo hacía esas declaraciones y Pedro Sánchez junto a Pablo Iglesias pisaban moqueta en la Moncloa, miles de olivareros a pie y con sus tractores han colapsado las carreteras principales de la provincia de Jaén para exigir precios justos para el aceite de oliva en origen. Los cortes han afectado a la A-4 a su paso por La Carolina y Andújar; la A-44, en el Puerto Carretero; la A-316, en Toredelcampo; y la A-32 en Úbeda.

El resultado han sido retenciones kilométricas ya que los cortes han afectado a los dos sentidos de la circulación. El primero de los cortes se ha producido sobre las 8,30 en la A-4 a su paso por La Carolina, donde un grupo de manifestantes ha aprovechado las obras que se están desarrollando a la altura del kilómetro 269 para invadir la calzada y quemar neumáticos.

Sobre las 11,00 horas han intervenido los grupos rurales de seguridad de la Guardia Civil que han logrado disolver a los manifestantes mediante el empleo de botes de humo y gases lacrimógenos. Los bomberos han sofocado las llamas y operarios con maquinaria especial se disponían a retirar los neumáticos quemados para dejar libre la calzada.

Otro de los puntos donde los manifestantes se han echado a la carretera sin estar autorizado ha sido en la N-322, a la altura de Puente de Génave. En el resto de puntos autorizados los olivareros han cortado la circulación en ambos sentidos y no en uno solo como estaba establecido por la Subdelegación, lo que ha ocasionado el corte total de las vías afectadas originando retenciones kilométricas.

Estas protestas se producen después de las cargas policiales ayer en la manifestación de unos 5.000 agricultores y ganaderos en Don Benito (Badajoz), para denunciar la «crítica» situación que padecen y para pedir precios justos para el campo extremeño. La convocatoria coincidía con la inauguración de Agroexpo, en la que participaban el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; como el ministro de Agricultura, Luis Planas.

Durante la marcha se produjeron momentos de tensión entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, especialmente cuando los concentrados intentaron saltarse el cordón de seguridad que separa la concentración de las puertas de la exposición, por lo que los agentes antidisturbios cargaron contra ellos e incluso disapraron pelotas de goma para dispersar a la multitud.

Te puede interesar

Comentar ()