Política

Teresa Rodríguez monta un partido nacionalista andaluz al margen de Podemos

logo
Teresa Rodríguez monta un partido nacionalista andaluz al margen de Podemos

Teresa Rodríguez, rodeada de sus colaboradores. EP

Resumen:

La secretaria general de Podemos en Andalucía Teresa Rodríguez rompe al fin con Pablo Iglesias para crear un partido nacionalista andaluz que siga la estela de organizaciones vascas, catalanas, gallegas y hasta Teruel Existe, que «consiguen poner sus intereses legítimos en el centro del debate político» mientras Andalucía, la comunidad más poblada, sigue sin voz en Madrid.

La entrada de Unidas Podemos en el Gobierno de Pedro Sánchez ha dado a los anticapitalistas del sur la justificación que llevan tiempo buscando para romper con Podemos e impulsar su propio partido nacionalista, Adelante Andalucista, formada a pesar de la oposición de Pablo Iglesias para las elecciones autonómicas de 2015. Así lo ha explicado la propia dirigente gaditana este jueves en una rueda de prensa.

A preguntas de los periodistas, Rodríguez no ha sabido aclarar los desafíos a los que se enfrenta a la hora de convertir Adelante Andalucía -en la que se integran IU, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista- como sujeto político propio, ni cómo funcionará su grupo parlamentario de 17 diputados al margen de la disciplina de la nueva dirección de Podemos en la comunidad y de las directrices nacionales. Sí ha anunciado que todos mantendrán el escaño en una convivencia que se aventura más que difícil con IU, que sigue en Unidas Podemos y que tiene a su coordinador federal, Alberto Garzón, como ministro.

La dirigente gaditana ha reconocido su fracaso a la hora de crear desde Podemos un partido «más andaluz, más descentralizado y más independiente del PSOE», unos objetivos que pretende retomar con Adelante Andalucía. Ha recordado que el partido que ayudó a fundar tenía un carácter más elitista, ya que era eminentemente «masculino», procedente de la Universidad de Ciencias Políticas de Madrid, y de «clase media», caracterísiticas que a su juicio le alejaban de una realidad andaluza cargada de especificidades como el paro estructural, el mundo rural o el abandono escolar.

Con la «casa común» que aspira que siga siendo Adelante Andalucía, Rodríguez mantiene su aspiración de impulsar un partido andaluz, descentralizado, ecologista y feminista que siga luchando por el avance de la comunidad y que consiga tener voz en el debate político nacional 40 años después de su estatuto de autonomía. Con la ruptura con Podemos, su grupo parlamentario mantendrá la «colaboración» con su hasta ahora partido, pero le permite «emitir crítica con mayor autonomía que siendo la dirección de una organización que gobierna con el PSOE», ha explicado.

Rodríguez ha lamentado no haber sido capaz de construir una mayoría dentro de Podemos que siguiera las tesis que ella defendió desde su fundación, cuando presentó una alternativa a Iglesias en Vistalegre 1, como el rechazo a gobernar en coalición con el PSOE, por lo que ha optado por «construir espaicos propios que después puedan colaborar e incluso confluir».

Rodríguez ha comparecido junto a los ocho compañeros de la Ejecutiva de Podemos Andalucía y con la portavoz adjunta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía Ángela Aguilera, ante quienes ha descartado que los once diputados que aportó Podemos a dicho grupo de la Cámara andaluza vayan a renunciar ahora a su escaño.

«Regalarle once escaños a IU nos parecería un exceso», ha dicho, recordando en las primarias celebradas para la conformación de las listas electorales de Adelante Andalucía, las candidaturas de su equipo fueron las que se impusieron en las ocho provincias andaluzas.

«Nuestro objetivo no es otro que construir la casa común» de personas afectadas por la «orfandad» de un sujeto político andaluz como el que pretende impulsar, y que su intención no es «quedarse con todo» el proyecto de Adelante Andalucía. Según ha aclarado, su pretensión es que ese «sujeto político propio andaluz» tenga «aspiración andalucista», así como que sea una fuerza política «netamente ecologista, feminista y de la clase trabajadora», y que pondrá su «empeño» en construir «la casa, el espacio común», y «ampliar» el sujeto político iniciado con Adelante Andalucía.

En esa línea, ha negado que ella «se arrogue» la representación de Adelante Andalucía, y ha defendido que lo que va a hacer su equipo es ponerse a «construir la iniciativa que no se ha desarrollado en su totalidad, de forma leal» con las organizaciones y las personas que forman parte de ella, si bien ha reconocido que aún no ha hablado con la dirección de IU Andalucía desde que este miércoles se conociera su decisión de no optar a seguir liderando Podemos en la comunidad.

Comentar ()