Política

Prisiones busca en plena crisis sanitaria 40 médicos interinos sin exigir el MIR

Instituciones Penitenciaria trata de reforzar el servicio sanitario en 35 cárceles y rebaja los requisitos exigidos para poder cubrir todas las plazas / Una reclusa ya ha fallecido por el coronavirus y otros tres internos y al menos 40 funcionarios han dado positivo

Militares de la UME, desplegados ante el centro penitenciario de Topas (Salamanca) para llevar a cabo tareas de desinfección.

Militares de la UME, desplegados ante el centro penitenciario de Topas (Salamanca) para llevar a cabo tareas de desinfección. EP

El Ministerio del Interior ha convocado un proceso selectivo de urgencia con el que, en plena crisis sanitaria derivada del coronavirus, pretende incorporar de forma rápida a 40 médicos interinos para que ejerzan en 35 prisiones. A los aspirantes no se les exigirá estar en posesión del MIR.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este miércoles la resolución de la Subsecretaría del Interior por la que se anuncia la cobertura de estas plazas ante la falta de facultativos en las prisiones españolas: 205 de los 492 plazas existentes se encontraban vacantes a principios de febrero. La pandemia ha agravado la situación en los centros penitenciarios.

Según se detalla en la convocatoria, consultada por El Independiente, los interesados tan sólo tendrán que acreditar estar en posesión o en condiciones de obtener el título de licenciado o grado en Medicina o Licenciado en Medicina y Cirugía. A diferencia de otras convocatorias, no se les exige que la tengan la especialidad de familia y comunitaria o medicina interna.

Desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, el Gobierno de Pedro Sánchez está flexibilizando los requisitos habituales para poder incorporar al sistema sanitario a un mayor número de profesionales ante la demanda existente por el avance del covid-19, como los estudiantes de últimos cursos de Medicina y Enfermería. Entre las medidas acordadas también se incluyen la suspensión de las oposiciones que ya estaban en marcha para evitar concentraciones de personas, lo que mantiene congelada la convocatoria que lanzó el Ministerio del Interior el pasado 17 de enero para cubrir 40 plazas en el cuerpo facultativo de sanidad penitenciaria.

En la última convocatoria para incorporar 21 médicos interinos, fechada el pasado 21 de enero, a los aspirantes se les exigía tener el grado o la licenciatura en Medicina y contar con el título que acreditara estar en posesión de la especialidad de familia y comunitaria o medicina interna. Sólo 11 han aprobado, según ha informado el Ministerio del Interior.

Una reclusa de la cárcel de Estremera ha muerto por el coronavirus y al menos tres presos más y 40 funcionarios han dado ya positivo

Los médicos ingresarían en la Administración penitenciaria como personal funcionario interino -no indefinidos- y no tendrán que someterse a ningún examen para conseguir la plaza, con lo que el desarrollo del proceso será mucho ágil y la incorporación para comenzar a prestar servicio será mucho más rápida debido a las necesidades existentes.

El proceso selectivo se hará en virtud de los méritos y capacidad de los participantes. En concreto, se calificará con un máximo de 60 puntos la experiencia profesional en puestos de trabajo con funciones y tareas idénticas a las de las plazas ofertadas, pudiéndose alcanzar otros 35 puntos si se ha superado ejercicios en convocatorias anteriores para ingresar en el cuerpo facultativo de sanidad penitenciaria o si se está en posesión del título que acredite la tenencia de las especialidades de medicina de familia y comunitaria, medicina interna o psiquiatría. La segunda fase consiste en una entrevista, que se hará de forma telefónica y no presencial.

La resolución detalla que los médicos interinos se incorporarían a un toital de 35 prisiones ubicadas en una docena de comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla. En cinco centros penitenciarios se incorporarían dos profesionales, concretamente en Sevilla 2, Valencia, Teixeiro (A Coruña), Dueñas (Palencia) y Algeciras (Cádiz). En las 30 cárceles restantes, uno en cada una.

Casos positivos en prisión

El coronavirus ya se ha cobrado una vida entre la población reclusa. Una mujer de 78 años que cumplía condena en la enfermería de la cárcel de Estremera (Madrid) se convirtió este martes en la primera víctima mortal. Según ha informado la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, la interna -con patologías previas- sufrió una crisis respiratoria y fue evacuada al hospital de Arganda, donde falleció.

Otros tres presos han dado también positivo por coronavirus. El primero de ellos fue un interno de la prisión de Álava que ya ha recibido el alta hospitalaria y que se encuentra completando el periodo de aislamiento, mientras que los otros dos reclusos -internos también en Estremera- se encuentran hospitalizados.

El número de trabajadores penitenciarios que han resultado contagiados por el momento se eleva ya a 40, siendo el caso más grave el de un jefe de servicios del centro penitenciario de Teruel. Éste se encuentra en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), según el Ministerio del Interior.

Comentar ()