Vista de la instalación de la Unidad Médica de Apoyo al Despliegue Aéreo (UMAAD) Madrid en el recinto de Ifema. EFE

Política

Ifema, para todos: Madrid estudia abrir el hospital a toda España

Hace hoy algo menos de siete años, Tokio se imponía con autoridad a Madrid y le arrebataba su tercer sueño olímpico. Nada podía indicar entonces que aquella derrota, entendida como un durísimo revés en septiembre de 2013, se haya convertido en una oportunidad para España en tiempos de coronavirus: el aplazamiento de los JJ.OO provocará pérdidas millonarias en el país nipón y el coste económico de las instalaciones deportivas construidas y ahora inutilizadas es aún incalculable.

En el proyecto de la capital entraba el recinto ferial de Ifema como uno de los núcleos del Madrid olímpico, que a estas alturas ya habría estado invadido por las infraestructuras para acoger las competiciones de esgrima, judo, taekwondo, lucha, boxeo, halterofilia y tenis de mesa.

Pero, destino o casualidad, Ifema, transfomado en cuestión de días en el hospital de campaña más grande de España, se ha convertido en una de las vías de escape más importantes para descongestionar los hospitales madrileños, al borde del colapso por el incesante goteo de infectados que está dejando el Covid-19. La Comunidad de Madrid prevé aprovechar la capacidad de crecimiento del recinto ferial madrileño y, aunque sin fecha a la espera de la evolución del virus, estudia ampliar este centro de atención improvisado en un hospital para acoger enfermos de Covid-19 de otras comunidades autónomas.

Madrid espera alcanzar su ‘pico’ este fin de semana y doblegar la curva en los próximos días

Prácticamente desde que la crisis del Covid-19 marcase sus primeros compases en España, la Comunidad de Madrid ha estado a la cabeza tanto en número de contagios como de fallecidos. Actualmente roza los 20.000 infectados y supera los 2.400 fallecidos, si bien se abre una vía a la esperanza: según las últimas cifras actualizadas, en la Comunidad de Madrid ya hay más de 5.000 positivos curados, un 30% más que el día anterior. Aunque sigue siendo el epicentro de la enfermedad en España, lo cierto es que el número de brotes en Madrid respecto a los positivos a nivel nacional ha bajado hasta el 30%, mientras el virus avanza a mayor velocidad en otros territorios.

Fuentes del Gobierno regional indican que en las previsiones internas se cuenta con un nuevo foco: este fin de semana, Madrid debería llegar al pico de casos positivos en Covid-19 y, a partir de próxima semana, doblegar la curva y que el número de casos detectados vaya disminuyendo mientras crece la cifra de altas. Se cumplen dos semanas desde que el Gobierno decretase el confinamiento obligatorio y más de 14 días desde que en Madrid se aplicasen medidas como la paralización de la actividad educativa o el cierre de bares, museos y tiendas. «Es un momento clave para saber si las medidas han funcionado o no», puntualizaba de puertas para afuera el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en una entrevista para Cope.

Más allá del desbordamiento de Madrid, la expansión del virus amenaza con colapsar los sistemas sanitarios de otras comunidades autónomas en los próximos días: Cataluña es la autonomía donde se está registrando la propagación más rápida del virus, llegando con mayor rapidez a los índices de mortalidad ya registrados hace días por Madrid. En territorio catalán son ya casi 13.000 los contagiados y los decesos rozan ya los 880. «Estamos al límite de nuestra capacidad asistencial», admitía el jueves la consellera de Sanidad, Alba Vergés.

Además en otras regiones como Castilla y León -junto a Cataluña es la única autonomía en superar la media de contagios nacional- o Castilla-La Mancha ya se han registrado más fallecidos por cada millón de habitantes que en Lombardía o Wuhan, mientras que la tendencia sigue in crecendo en territorios como Cantabria, País Vasco o La Rioja y, en menor medida, en Extremadura y Aragón.

La elección de Ifema para diseñar el ‘Arca de Noé’ con el que Madrid pretende librar la batalla contra el Covid-19 no es casual y fuentes cercanas a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, afirman que las posibilidades del recinto de crecer irá dirigido a albergar pacientes de toda España.

Ifema «es un auténtico símbolo de lo que somos capaces de hacer cuando trabajamos juntos», manifestaba el Rey Felipe VI el pasado jueves, cuando visitó el recinto que ha habilitado en tan sólo 48 horas la Comunidad de Madrid, el Ministerio de Sanidad y la Unidad Militar de Emergencias. Ante la situación crítica que se vive en la red sanitaria de la capital, el hospital de campaña comenzó a tratar -y a curar- de forma casi inmediata: los primeros pacientes con sintomatología leve comenzaron a llegar el pasado domingo, y se calculó que al final de este viernes había entre 600 y 650 enfermos ingresados, según el director del centro, Antonio Zapatero.

Se prevé que el martes o miércoles de la semana próxima, el recinto esté «en velocidad de crucero» con más de 1.300 ingresos, y se espera habilitar en tan sólo unos días nuevos pabellones para llegar al récord de 5.500 camas de hospitalización y de UCI.

Al frente, unos 400 médicos -la mitad de Atención Primaria- ya están trabajando a destajo en el ‘Arca de Noé’ para incrementar el número de altas, a los que se suman otros tantos enfermeros y auxiliares hasta el millar de profesionales sanitarios.

Comentar ()