Política Crisis del coronavirus

El centro-derecha rompe con Sánchez, que vuelve a depender del independentismo

Al plante del PP se unen las dudas de Vox y las exigencias de Ciudadanos para respaldar el decreto de los servicios no esenciales y el permiso retribuido recuperable

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. EFE

Al «no» del PP al decreto que limita la actividad productiva y regula un permiso retribuido recuperable, se unen las dudas de Vox y la petición de Ciudadanos de consensuar las medidas en una reunión previa de Pedro Sánchez con el resto de los líderes políticos. De este modo, el presidente del Gobierno pierde el respaldo del centro-derecha de la Cámara y puede volver a depender del voto independentista, salvo que incorpore cambios al último decreto, conocido en la noche de este domingo.

El jefe del Ejecutivo consiguió el respaldo de estas tres fuerzas políticas al decreto de prórroga del estado de alarma, el pasado miércoles, mientras sus socios parlamentarios de ERC se abstenían, así como el PdeCat. Sánchez sacó adelante la prórroga con el apabullante respaldo de 321 votos a favor y 28 abstenciones. Pero si comienza a haber deserciones en el bloque del «sí» y al ejemplo del PP le siguen, además de Vox y de Ciudadanos, Foro, UPN, PRC o Coalición Canaria, volverá a necesitar del apoyo que hizo posible su investidura. Por lo pronto, PP, Vox y Ciudadanos suman 150 escaños.

Lo cierto es que tanto el presidente de la Generalitat, Quim Torra, como el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, le exigieron la semana pasada que parase toda actividad productiva y comercial que no fuera esencial como el mejor modo para luchar contra el coronavirus, pero el modelo escogido por el Ministerio de Trabajo de convertir ese parón en permiso retribuido, además de la repetida ausencia de medidas a favor de las pymes y autónomos, puede dificultarle las cosas al presidente del Gobierno.

En Vox dicen que «Sánchez nos lo está poniendo muy difícil»

El líder del PP, Pablo Casado, ha sido muy claro: «Tras la sanitaria, ha llegado la crisis económica, y no podemos seguir con esta inseguridad jurídica en la economía nacional. No entendemos la deriva del Gobierno hacia las tesis de Podemos». Por su parte, en Vox apuntan a que «Sánchez nos lo está poniendo muy difícil para apoyarle» y que puesto que el pleno que debe convalidar esos decretos no está convocado aún «decidiremos con los datos que tengamos entonces».

Eso sí, su líder, Santiago Abascal ha dejado muy claro lo que opina de las medidas económicas del Gobierno al replicar en Twitter a Pablo Iglesias que si bien es verdad que la riqueza del país está subordinada al interés general, no lo está «a sus indignos planes de aprovechar una pandemia para instaurar un régimen chavista, que destruiría nuestra libertad y la posibilidad de recuperarnos económicamente. Es usted un obstáculo para superar esta crisis».

Ciudadanos, por su parte, tampoco parece una entusiasta del paquete de medidas aprobado por el Ejecutivo, tanto en lo que se refiere a los sectores esenciales y al permiso remunerado ante el parón del sector económico como a lo que entienden de orfandad para las pymes y autónomos.

Aunque su líder, Inés Arrimadas, ha sido mucho más suave que Casado y dice no dudar de que este tipo de medidas sean necesarias, «hay que evaluarlo bien y consensuarlo con los agentes políticos y sociales». Partidaria de una reunión telemática de todos los líderes políticos, considera que «no se puede pedir a determinados sectores que paralicen toda su actividad sin darles una alternativa». Este martes, Ciudadanos remitirá a Moncloa un documento con sus propuestas.

En definitiva, salvo cambios bien del Gobierno, bien de los partidos del centro-derecha, Sánchez volverá a depender del voto independentista para sacar adelante sus decretos

Comentar ()