Ceuta y Melilla | España | Interior | Política

El Gobierno reconoce que el centro de migrantes de Melilla está al doble de su capacidad

Amnistía Internacional afirma que este CETI "alberga ahora mismo a 1.753 personas, el triple de lo que puede, que son 580", pero Migraciones aporta cifras diferentes

Un grupo de militares montan tiendas de campaña y literas en el CETI de Melilla. EP

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social reconoce que en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla están conviviendo 1.653 migrantes en un espacio para 782 personas, según ha podido saber El Independiente.

Amnistía Internacional lleva tiempo denunciando esta situación, que «no es algo de ahora», tal y como asegura la responsable de Política Interior de la organización, Virginia Álvarez. De hecho, AI presenta unas cifras de ocupación en el CETI de Melilla que distan de las que ha proporcionado a este medio la Secretaría de Estado de Migraciones: «Alberga ahora mismo a 1.753 personas -el triple de lo que puede, que son 580-, poniéndose así en riesgo la salud de quienes habitan en él».

«Los centros cuentan con un servicio médico que cubre las necesidades de sus residentes y velan por su salud y por su seguridad», explican desde la propia Secretaría de Migraciones. Asimismo, recalcan que los internos «no han salido desde que comenzó el confinamiento» y que los «trabajadores cumplen a rajatabla todas las medidas de seguridad marcadas por el Ministerio de Sanidad».

«El hecho de que no puedan entrar ni salir no evita el riesgo de contagio, porque sigue entrando personal y todos sabemos lo fácil que es la transmisión de esta enfermedad», declara la responsable de Política Interior de Amnistía Internacional.

Virginia Álvarez afirma que algunos migrantes «están en tiendas de campaña para 40 personas» y que en cada habitación duermen 10 internos. Por su parte, Migraciones indica que los CETI de Ceuta y Melilla «mantienen todas las medidas de seguridad necesarias frente a la situación de emergencia creada por el Covid-19», sin explicitar si los residentes están guardando o no la distancia de seguridad interpersonal de al menos un metro, como recomienda Sanidad.

Amnistía Internacional sostiene que en las instalaciones de Melilla «hay más de 200 niños y niñas», además de «otras 200 mujeres, algunas embarazas o madres solas, supervivientes de violencia sexual o de género» y migrantes de «otros colectivos, como el LGBTI».

«En ese centro, hay personas que han solicitado asilo y han sido admitidas a trámite», por lo que «tienen derecho a entrar en la Península», pero Álvarez afirma que «se les impide ese movimiento». Destaca que «se van juntando personas que van llegando [a Melilla] con personas que deberían haber sido trasladadas por motivos humanitarios o por ser solicitantes de asilo». «Esto es algo bastante habitual en ese centro», sentencia. 

Los internos, «mayoritariamente de nacionalidad tunecina», según indica Migraciones, antes vivían en un CETI abierto. La portavoz de Amnistía Internacional pone de manifiesto que «ahora lo han convertido en un centro cerrado y, mientras que los otros centros cerrados, como son los CIEs, los han evacuado, se han olvidado de este».

El 2 de abril, día en el que AI denunció esta situación, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dijo en una rueda de prensa, preguntado por la posibilidad de trasladar a migrantes a la Península, que «a día de hoy» no le constaba que la salud de los internos del CETI de Melilla estuviese comprometida.

La situación en el CETI de Ceuta

El CETI de Ceuta acoge a 464 personas en un espacio para 512, por lo que no presenta un estado de sobreocupación. Asimismo, en este centro «sí que han trasladado a personas a la Península», según afirma Virginia Álvarez.

AI denunciaba que una niña de 16 meses, residente del centro de migrantes de Ceuta, tuvo que ser hospitalizada por haber dado positivo por coronavirus. La Secretaría de Estado de Migraciones ha informado de que la menor «tenía patologías previas y asistía con mucha frecuencia al hospital», y en una de las visitas se quedó ingresada.

«Se le realizó la prueba y dio positivo. No está acreditado que el contagio se produjese en el centro», aclaran desde el Ministerio, y añaden que «el protocolo e indicaciones de Sanidad se cumplen a rajatabla». «La última información que nos transmite Sanidad de Ceuta es que la bebé ha dado negativo en coronavirus. Sigue hospitalizada por precaución», declaran.

Comentar ()