Política

"Carroñera, desagradable, insolidaria, agresiva...", los insultos de Tezanos a la oposición

Defiende en un artículo que los "comportamientos cerradamente negativos" rayan "directamente el nivel de lo asocial e incluso de lo punible"

Jose Félix Tezanos en una imagen de archivo EFE

Inasequible al desaliento y ajeno al descrédito creciente de los barómetros del CIS, su principal responsable, José Félix Tezanos, olvida su posición institucional para arremeter, otra vez, contra los partidos de la oposición. Ya los tildó de «carroñeros oportunistas», pero ahora amplia el repertorio de sus insultos para decir de esa oposición que es «desagradable», «insolidaria», «agresiva», «hipercrítica» y «negativa». En definitiva, y con el telón de fondo de la crisis del coronavirus, «en las antípodas de lo que se espera de un pueblo civilizado e inteligente».

La misma persona de la que depende la estimación de voto de los partidos que denosta, escribe en una de sus dos tribunas públicas, esto es, en la web de la Fundación Sistema -la otra es la Revista Temas- un artículo para nostálgicos en el que echa mano de un antiguo personaje de comic, Doña Urraca. De hecho, de ahí saca el titular de su artículo: «Urraquismos políticos desfasados y consensos económico-sociales neesarios». Originalidad no le falta.

El responsable del CIS titula su artículo «Urraquismos políticos desfasados»

Doña Urraca «concentraba todos los rasgos de una personalidad negativa, hipercrítica, carroñera, desagradable con todo y con todos, y nada dispuesta a tener un comportamiento humano y social positivo», arranca el texto. Y agrega: «La verdad es que el clima político que se está viviendo en nuestros días en países como España me ha hecho recordar varias veces este paradigma de la negatividad y las actitudes insolidarias y agresivas».

Arguye Tezanos que dichas actitudes «se encuentran en las antípodas de lo que se espera de un pueblo civilizado e inteligente», y alude a Portugal como ejemplo de país en el que, en circunstancias especialmente difíciles, «la oposición y las fuerzas políticas, económicas y sociales relevantes se aprestan a apoyar a sus gobiernos en todo lo que pueden y les piden».

Después de suscitar una extraña unanimidad crítica entre expertos sociólogos por un CIS cada vez más escorado, no sólo abunda de nuevo en la idea limitadora de la libertad de información, sino que incluso da una vuelta de tuerca más. Y es que defiende que los «comportamientos cerradamente negativos» rayan «directamente el nivel de lo asocial e incluso de lo punible» junto a la propalación de bulos «insultantes, derrotistas y desestabilizadores» que, a tenor de la pregunta que incorporó en el último barómetro, es toda información que no venga de cauces oficiales.

Apuesta por convertir en delito «comportamientos cerradamente negativos»

«Por lo tanto, en circunstancias sociales como las que se viven actualmente en países como España es lógico que la opinión pública demande el mayor grado posible de acuerdo y consenso político entre las principales fuerzas sociales y políticas. O, al menos, entre las más sensatas y racionales», agrega Tezanos convertido en el principal valedor del Pacto para la Reconstrucción que propone Pedro Sánchez a los partidos de la oposición.

De ahí que sean muchos, prosigue, los que están pidiendo ahora «algo parecido a lo que fueron en su día los Pactos de la Moncloa; no solo por lo que significaron en sí mismos, sino también en la medida que ulteriormente dieron lugar a un ciclo virtuoso» de consenso. 

Por eso, «en estos momentos en los círculos políticos y sociales más inteligentes y sensatos y en sectores muy amplios de la población se está demandando una reducción sustancial del grado de crispación política existente España», agrega el responsable del CIS dejando claro que las posiciones civilizadas sólo pueden estar de una parte, la suya.

Comentar ()