Política

Montero insiste en que a Pérez de los Cobos se le ha cesado por remodelación de equipo

El ministro de Sanidad Salvador Illa, la ministra de Hacienda María Jesús Montero, y la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica Teresa Ribera durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

En plena polémica tras confirmarse documentalmente que Diego Pérez de los Cobos fue cesado por negarse a facilitar a sus cargos políticos información de la investigación judicial sobre el 8-M, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha insistido en que la decisión del titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, responde a que «todo equipo tiene la capacidad y el derecho de conformar a las personas que le van a acompañar durante toda la legislatura. Al igual que en Interior, se procede a una confirmación o renovación de personas y es ahí donde el ministro Marlaska marcó la sustitución, sabiendo que ese proceso comenzó al principio de su llegada, con el nombramiento de la directora general de la Guardia Civil», pero que la pandemia frenó.

Tras afirmar, a preguntas reiteradas de la prensa, que Marlaska «cuenta con todo el apoyo del presidente del Gobierno» además de «con un prestigio profesional que ha sido impecable» a renglón seguido, ha cambiado de tercio e insistido en el argumento de la «pérdida de confianza», recordando que Marlaska explicó «en esta misma sala, en el Congreso y en el Senado que el cese se debe a una pérdida de confianza que abarca muchos aspectos y elementos distintos y es en ese contexto en el que se debe emplazar». Es más, ha puntualizado que esa presunta falta de confianza no hay ni por qué explicarla.

Montero niega intervención e injerencia de Interior en la investigación del 8-M

Además, Grande-Marlaska aseguró no saber nada de la investigación de la juez Rodríguez Medel, lo que ahora también matiza Interior, al admitir que el propio Pérez de los Cobos les comunicó el inicio de la investigación en torno a la actuación de la Delegación del Gobierno de Madrid el 8-M. En todo caso, Montero dice no apreciar «ningún tipo de contradicción» en las versiones ofrecidas. Ante la pregunta de si es habitual que el Gobierno reclame información de procesos judiciales que le afectan, niega la mayor Montero «porque en ningún momento se ha pedido información sobre el contenido» del informe, luego fue duramente cuestionado, «hecho en plena libertad por los agentes».

Respecto a la continuidad de la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, tras plasmar en un documento los motivos reales del cese de Pérez de los Cobos, esto es, negarse a ofrecer información sobre las pesquisas en torno a la investigación de si las manifestaciones del 8-M se produjeron con conocimiento de que era un foco de contagio, ha asegurado que “si  salgo se ha puesto de manifiesto es que no ha habido absolutamente ninguna intromisión ni injerencia, que se han evacuado esas actuaciones sin ningún tipo de intromisión ni injerencia judicial”.

Salva así también a Gámez de la que dice que «le corresponde elegir a las personas para su nueva andadura. Ese derecho hay que respetarlo. Se trata de un caso de cese de libre designación», ha afirmado para criticar el «interés de algunos de hacer de esta remodelación algo ajeno a la ‘normalidad normal´ (sic)» y hasta ha llegado a hablar de teorías «conspiranoides». A su juicio, la información conocida hoy -tanto la revelada por El Confidencial como las explicaciones que ha dado Interior- «no ponen de manifiesto que se le haya requerido información sobre el contenido del informe». En todo caso, ha matizado, «otra es la reglamentaria sobre sus actuaciones y procedimientos con independencia de su contenido».

“Insisto -ha continuado la portavoz gubernamental que ha llegado a usar el término «esa persona de la que usted me habla»- en que la falta de confianza abarca muchos aspectos, pero los cargos de libre disposición deben contar con el apoyo de los equipos que llegan a los distintos ministerios. Hay que hacerlo cuando uno entiende que hay otra personas o falta de confianza” y “no se conocía el contenido de los informes”.

Pacto con PNV, ERC y Ciudadanos

Por lo demás, la ministra portavoz ha apelado a la responsabilidad de las fuerzas políticas con representación en el Congreso para que aprueben la sexta prórroga del estado de alarma aunque el Gobierno ya la tiene garantizada con los votos a favor de PNV y Ciudadanos, y la abstención de ERC. En todo caso, ha hecho un llamamiento explícito al PP para que vuelva «a la sensatez, la cordura» y al debate «por encima del ruido». En el mismo sentido le ha pedido que esté «a la altura» y apoye el decreto del Ingreso Mínimo Vital, cosa que ya han dicho los populares que respaldarán.

Interrogada sobre si cree que es sostenible en el tiempo la alianza con el PNV, ERC y Ciudadanos para sacar adelante, por ejemplo, los Presupuestos Generales del Estado. Ha explicado que el Ejecutivo «tiene acuerdos estables con los socios prioritarios, que hicieron posible la investidura, pero tiene vocación de ampliar esas mayorías. Ojala el proyecto de Presupuestos cuente no sólo con los partido de la investidura sino con otras formaciones políticas que están en la mesa de reconstrucción económica y social. Es lógico y de sentido común que si nos ponemos de acuerdo en las prioridades, el primer presupuesto que lo hace posible, pueda tener más apoyos».

En cambio ha asegurado no constarle negociaciones con Eh-Bildu como hace dos semanas, aunque entonces tampoco fue informada a priori de las mismas.

Respecto al clima de crispación que vive España, considera Montero que todos los servidores públicos «están teniendo un comportamiento adecuado» aunque «han podido observar que hay determinados grupos políticos que quieren hacer ruido y arrastra a otros al ‘no'», en alusión a Vox y al PP, respectivamente.

Comentar ()