La ministra de Igualdad, Irene Montero se ha pronunciado acerca de la denuncia a una concejala de Vox en Galapagar por coacción y acoso en su domicilio, de la que ha dicho que «es una persona que quiere que nos vayamos de casa, con mi familia, rumbo a Venezuela«. La edil Cristina Gómez Carvajal tiene abierto un expediente de expulsión por insultos homófobos al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, del que aseguró que «le ponen los niñitos jovencitos». El partido calificó de «intolerables» estos comentarios.

Esta representante del partido de Abascal acudía, junto a un grupo de manifestantes, a diario durante cinco semanas para hacer sonar su cacerola y para poner música, según ha dicho la ministra, frente a la casa que comparten Irene Montero y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en la localidad madrileña. «No vamos a parar hasta que te vayas de Galapagar y de España», señaló Gómez Carvajal en un vídeo.

«Nos vais a tener aquí todos los días, que nosotros somos muy bien mandados; hasta que os aburramos», expresó la edil. La ministra ha respondido a esta petición de la concejal en la entrevista que ha concedido este martes a Los desayunos de TVE: «Es inexplicable que estén en un domicilio no con una reclamación política, sino diciendo a una familia que se vaya».

Asimismo, la titular de Igualdad no ha condenado los actos vandálicos que algunos manifestantes antirracistas están llevando a cabo en varios lugares del mundo, también en España, donde un grupo de revisionistas ha escrito la palabra «racista» en la imagen que San Junípero Serra tiene en Palma de Mallorca. «Lo importante es que seamos capaces como sociedad de tener una mirada crítica de la historia», ha señalado.

En la semana en la que se conmemora el Orgullo LGTBI, Irene Montero ha querido destacar el papel de este colectivo, al que le ha agradecido su «batalla incansable» y ha recordado que el Gobierno llevará a cabo hoy una declaración institucional en apoyo al movimiento.