Política Caso Villarejo

El juez, a Dina sobre Iglesias: "¿No le parece extraño? ¿Encuentra la tarjeta y tarda seis meses en devolvérsela?"

Dina Bousselham no supo aclarar ante el instructor por qué Pablo Iglesias no le devolvió antes la tarjeta de su móvil robado: "Habría que preguntarle a él". "Igual ha dicho, para que no se sienta mal y sepa que he visto fotos íntimas de ella"

logo
El juez, a Dina sobre Iglesias: "¿No le parece extraño? ¿Encuentra la tarjeta y tarda seis meses en devolvérsela?"

Resumen:

La exasesora de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo, Dina Bousselham, hizo unas afirmaciones en su última declaración como perjudicada ante el juez del caso Villarejo, Manuel García-Castellón, que sirvieron a éste para retirar al líder de Podemos la condición de víctima en la causa. Bousselham reconoció durante su comparecencia, a cuyo audio ha tenido acceso El Independiente, que Iglesias no le entregó la copia de la tarjeta de su móvil robado a finales de 2015 hasta casi seis meses de que llegara a sus manos. Dicha tarjeta contenía pantallazos de conversaciones de miembros de Podemos que acabaron publicados en Okdiario en julio de 2016. Otro volcado idéntico del dispositivo apareció en los registros de casa de Villarejo, por eso el juez abrió una pieza de investigación en la línea de averiguar si el comisario en prisión preventiva estuvo detrás del robo para perjudicar a Podemos.

Iglesias recibió una copia de la tarjeta móvil a principios de 2016, y aunque sabía que su excolaboradora había denunciado el robo del móvil, no se la entregó hasta casi seis meses más tarde. Bousselham afirmó que después de entregársela, ella no pudo acceder al contenido. De ahí que el instructor reúna ahora indicios ante la sospecha de que Iglesias pudo destruir la tarjeta durante el tiempo que estuvo en sus manos.

Uno de los fiscales del caso, Miguel Serrano, preguntó a Bousselham durante el interrogatorio del pasado 18 de mayo, que se prolongó durante aproximadamente hora y media: «Si esta tarjeta es la tarjeta del teléfono móvil que le habían robado, ¿por qué Iglesias no se la entrega en ese momento?». «Me la entregó -contestó ella- lo que pasa es que nunca he conseguido saber lo que había en esa tarjeta porque estaba dañada».

El juez también insistió en preguntarle por qué cree que Iglesias no se la devolvió y ella contestó: «Habrá que preguntárselo a él». «Le estoy preguntado a usted -siguió el juez-. Yo le preguntaré a él si es el momento. ¿Usted encuentra la tarjeta de ese señor y tarda seis meses es en devolvérsela? Pregunto. A mí me sorprende», afirmó. Dina Bousselham trasladó que quizá, al ver el líder de Podemos que el dispositivo contenía fotos íntimas suyas, le dio pudor que supiera que las había visto y por eso quizá no se lo entregó.

Contenidos publicados no estaban en casa de Villarejo

Confirmó, al mostrarle el contenido encontrado en los registros de casa de Villarejo, que se correspondía con el almacenado en su móvil. De igual modo, también reconoció que en esa información volcada del móvil que le enseñaron almacenaba Villarejo, faltaban fotos y conversaciones que fueron publicados en prensa y pertenecían a su móvil.

Cuando el juez retiró a Iglesias la condición de perjudicado pocas semanas después de esta declaración, Bousselham entregó al juzgado una carta firmada por ella y la abogada que compartía con el líder de Podemos en aquel momento, Marta Flor Núñez, en la que cambió su versión y dijo que sí pudo acceder al contenido de la tarjeta.

El instructor también tomó la decisión de obligar a Bousselham a cambiar de letrada después al ver «conflicto de interés» en que la compartieran ella e Iglesias. Sin embargo, quien ha decidido finalmente cambiar de letrada ha sido el líder de Podemos, a quien ahora representa el abogado ligado a Izquierda Unida Raúl Maíllo.

Investigación interna al fiscal Stampa

Bousselham también reconoció durante la declaración que hizo pantallazos a las mismas conversaciones que acabaron publicadas en prensa y las compartió con terceras personas, lo que desinfla que Villarejo pudiera ser el único filtrador y también la causa por revelación de secretos en la que Iglesias se ha apoyado para hacer campaña.

El líder de Podemos, sin embargo, defendió ante el juez que el robo fue una operación de las ‘cloacas del Estado’ a instancias del Gobierno de Rajoy para perjudicarle cuando las encuestas le situaban como segunda fuerza política. En un principio, la investigación fue orientada en esta línea.

Al publicarse esta semana que el fiscal del caso Ignacio Stampa pudo filtrar datos de la investigación a la abogada de Pablo Iglesias, Marta Flor Núñez, antes incluso de que la pieza de investigación estuviera abierta, la Fiscalía General del Estado ha decidido abrirle una investigación interna para saber si efectivamente fue así.

En marzo, el Ministerio Público ya abrió un expediente a este fiscal para aclarar si tenía una relación «íntima» con esta abogada, como denunció una particular, para saber si podía incidir en la investigación de la Audiencia Nacional que acabó archivado.

Comentar ()