Política

Corinna testificará contra Sanz Roldán 10 días después de declarar como imputada en el ‘caso Villarejo’

La empresaria danesa, que niega haber contratado a la empresa del policía hoy preso, ratificó ante notario la versión de éste y reiteró que el ex jefe del CNI la "amenazó" para que guardara silencio por lo que conocía de Juan Carlos I

logo
Corinna testificará contra Sanz Roldán 10 días después de declarar como imputada en el ‘caso Villarejo’
La empresaria danesa Corinna Larsen, imputada en el 'caso Villarejo'..

La empresaria danesa Corinna Larsen, imputada en el 'caso Villarejo'.

Resumen:

La declaración de Corinna Larsen como investigada en una pieza separada del caso Villarejo se producirá justo diez días antes de que la empresaria danesa testifique por videoconferencia contra el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán en la vista oral en la que el antiguo agente encubierto será juzgado por supuestas calumnias y denuncia falsa al ex jefe de los espías españoles al asegurar en entrevistas periodísticas que éste amenazó a la antigua amante de Juan Carlos I para que guardara silencio.

En un auto fechado este lunes, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha acordado la reapertura de la investigación (conocida como pieza Carol) al sospechar que Larsen contrató los servicios de Villarejo cuando éste se encontraba aún en activo en el Cuerpo Nacional para que espiara a una asistente personal que supuestamente estaba filtrando información de su vida privada. La ex amiga del rey emérito, que tendrá que comparecer el próximo 8 de septiembre como posible autora de un delito de cohecho, ha negado que hubiera contratado a la empresa del comisario ya jubilado o que le hubiera pagado cantidad alguna.

No es la única cita con la Justicia española que la agenda de Corinna Larsen reseña para septiembre. A las 11 horas del día 18 declarará por videoconferencia en el juicio que celebrará el Juzgado de lo Penal 8 de Madrid y en el que Villarejo se enfrenta a una petición de dos años de cárcel por supuestas calumnias y denuncia falsa contra Sanz Roldán cuando éste se encontraba al frente del Servicio de Inteligencia español. Su testimonio será clave en dicha vista oral.

En una entrevista publicada por El Independiente el 24 de junio de 2017, Villarejo acusó al anterior director del CNI de amenazar de muerte a Corinna y a sus hijos durante una entrevista en la capital inglesa. «Este señor, interpretando lo que podría pensar el hoy rey emérito, entendió que la princesa Corinna tendría que recibir de alguna manera una amenaza o un rapapolvo para que o volviera con él o no revelara no sé qué historias. Lo cierto es que la amenazó de muerte, a ella y a sus hijos personalmente en una entrevista en Londres», declaró. Fue la misma acusación que mantuvo en el programa Salvados, que La Sexta emitió al día siguiente.

Corinna, Villarejo y Villalonga

La revelación de Villarejo se produjo dos años después de haberse reunido en Londres con Larsen y el ex presidente de Telefónica Juan Villalonga -también imputado en esta rama del caso- y de que ésta le hiciera la confesión, grabada subrepticiamente por el antiguo agente encubierto. La difusión de esos audios cuando el comisario ya estaba en prisión preventiva llevó al fiscal suizo Yves Bertossa en el verano de 2018 a iniciar una investigación que puede determinar que la que la Fiscalía del Tribunal Supremo presente querella contra Juan Carlos I por presuntos delitos fiscal y de blanqueo de capitales.

Aquellas cintas fueron intervenidas por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional tanto en casa de Villarejo como en la de su socio Rafael Redondo tras la detención del primero el 3 de noviembre de 2017 y son la base que sostienen la decisión de García-Castellón de reactivar la investigación, sobreseída provisionalmente el 7 de septiembre de 2018 -tras la petición de la Fiscalía Anticorrupción- por el juez Diego de Egea al faltar el «elemento nuclear» del delito de cohecho: la aceptación del encargo.

Corinna, que niega haber contratado a Villarejo, se ratificó ante notario en que Sanz Roldán la «amenazó»

Sorpresivamente, el titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional ha decidido reabrir este lunes el caso invocando la existencia de cuatro oficios expedidos por la Policía después del archivo que supuestamente fortalecerían los indicios tras analizarse y transcribirse las conversaciones de Villarejo con Larsen. Es el motivo por el que ésta tendrá que comparecer ante García-Castellón, a fin de declarar si llegó a contratar la empresa del polémico policía para espiar a su antigua asistente personal.

Será justo 10 días antes de que la empresaria testifique en el juicio contra Villarejo por calumniar supuestamente a Sanz Roldán. La declaración es a propuesta del comisario ya retirado, cuya defensa tiene en su poder una declaración jurada que la empresaria danesa hizo ante la notario de Londres Alisa Grafton el 9 de abril de 2019 -de 31 puntos y siete páginas de extensión, en poder de este diario- en la que avala la versión que José Manuel Villarejo contó en las entrevistas periodísticas. «He revisado una transcripción de esa entrevista [en alusión a la de La Sexta] y creo que las declaraciones de Villarejo son ciertas», dijo Larsen, según detalla el acta.

En dicho documento, la empresaria danesa dejó constancia de que no había sido presionada para hacer estas manifestaciones y se mostró dispuesta a declarar para el esclarecimiento de los hechos, si bien puso como condición hacerlo a través de videoconferencia. «En parte porque creo que mi seguridad personal no puede garantizarse dada la conducta pasada y presente del general Roldán», añadió.

La visita a Londres de Sanz Roldán

La mujer que acompañaba a Juan Carlos I en la polémica cacería de Botsuana, cuando el monarca estaba aún al frente de la Jefatura del Estado y sufrió una rotura de cadera, dio detalles en la citada declaración jurada del encuentro que mantuvo con Sanz Roldán en el londinense The Connaught Hotel, donde ella se alojaba. Fue el 5 de mayo de 2012, la reunión duró en torno a una hora y habría sido promovida por el rey.

«Fue durante esa reunión cuando el general Roldán nos amenazó a mí y a mis hijos. Sus palabras fueron que ‘no garantizaría mi seguridad física o la de mis hijos’, a menos que yo cumpliera con sus instrucciones. Una de esas instrucciones a las que se refirió expresamente fue que no hablara con los medios. Dijo que yo sabía cosas que podrían afectar a 45 millones de personas, por lo que entendí que se refería a los españoles», manifestó ante la citada pública. «La amenaza a mi seguridad la entendí muy bien», remachó.

El juicio contra Villarejo en el que testificará como testigo Corinna Larsen estaba señalado inicialmente para el pasado 23 de marzo, pero la pandemia del coronavirus -al suspenderse durante varias semanas la actividad judicial- obligó a posponerlo. Salvo nuevo contratiempo, la vista oral está fijada para el próximo 18 de septiembre, desconociéndose si ese día quedará visto para sentencia o se prolongará durante alguna jornada más.

Mientras, el entorno del antiguo agente encubierto ironiza sobre la «casualidad» que supone que Corinna Larsen declare como imputada por el juez de la Audiencia Nacional que instruye la macrocausa sólo 10 días después de hacerlo como testigo en el juicio en el todo hace indicar que se ratificará en que Sanz Roldán la amenazó, como declaró Villarejo en entrevistas periodísticas y ella misma manifestó a una notaria de Londres hace casi año y medio.

Comentar ()