España | Política

Casado destituye a Álvarez de Toledo como portavoz del PP en el Congreso

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo. EFE

Los días de Cayetana Álvarez de Toledo al frente de la portavocía del Grupo Parlamentario del PP han llegado a su fin. La dirección ha tomado definitivamente la decisión de destituir a la dirigente y colocar en su lugar a la actual vicesecretaria de Política Social, Cuca Gamarra.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha convocado a la Junta Directiva Nacional para este jueves 20 de agosto, en la que hará oficial la remodelación del equipo directivo del PP que, además del cese de Cayetana Álvarez de Toledo, trae novedades importantes: José Luis Martínez-Almeida será propuesto como portavoz nacional del PP en todo un reconocimiento a la labor realizada durante la crisis del coronavirus como alcalde de Madrid. Además, Ana Pastor será propuesta como la nueva vicesecretaria de Política Social en sustitución de Gamarra.

Casado, según ha informado el partido a través de un comunicado, «ha agradecido a Cayetana Álvarez de Toledo su labor durante dos legislaturas al frente del Grupo Parlamentario Popular, y le ha manifestado su deseo de que siga contribuyendo a este proyecto tan importante para el futuro de España».

Álvarez de Toledo hará una declaración pública esta misma tarde a las 19:30 horas en el Congreso de los Diputados.

Casado consuma su giro moderado

Los rumores sobre la salida de Cayetana Álvarez de Toledo han ido creciendo en paralelo a la lista de polémicas que iba protagonizando, si bien la dirección nacional siempre ha defendido públicamente la continuidad de su portavoz prácticamente hasta este mismo lunes.

La operación definitiva para relevarla comenzó este mes de agosto, cuando el partido cesó al jefe de asesoría parlamentaria y persona de confianza de la ya ex portavoz, Gabriel Elorriaga. Génova lo vendió como una decisión tomada por la incompatibilidad del cargo que desempeñaba con su acta como diputado, a la que había accedido en sustitución de la ex ministra de Rajoy, Isabel García Tejerina.

Pero en el entorno de Álvarez de Toledo lo tenían claro: se trataba de una operación «de acoso y derribo» para «intentar cargarse» a la portavoz, una maniobra de «mobbing«, para que fuera ella quien dijese adiós y no Casado quien firmase su cese. Ponían además nombre y apellidos al cabecilla del plan, que no es otro que el secretario general del partido, Teodoro García Egea quien, arropado por otros dirigentes de peso del PP, han presionado a Casado para que destituya a la dirigente.

Pero, finalmente, ha sido la dirección quien ha tenido que comunicar oficialmente su despido como portavoz del PP en el Congreso. Se pone fin, así, a una larga batalla «por el poder», como referencian algunas fuentes, entre Cayetana Álvarez de Toledo y Teodoro García Egea tras meses de polémicas, de rumores y de filtraciones.

Con el cese de Cayetana, uno de los máximos exponentes de la línea dura del PP, y el ascenso de perfiles como el de Cuca Gamarra, José Luis Martínez-Almeida o Ana Pastor, Pablo Casado consagra definitivamente su giro hacia el centro y la moderación, en un claro guiño a la etapa del ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al frente de las filas populares.

Comentar ()