Venezuela

Borrell, sobre la crisis en Venezuela: “Es el peor escenario que podemos imaginar”

Por su parte, la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, ha reiterado que España "apoya un proceso democrático en Venezuela" y pide a Nicolás Maduro que "no se produzca un derramamiento de sangre"

logo
Borrell, sobre la crisis en Venezuela: “Es el peor escenario que podemos imaginar”
El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. EP

Resumen:

El Gobierno español ha reaccionado a la sublevación militar recientemente anunciada por Juan Guaidó y Leopoldo López contra el régimen de Nicolás Maduro. En concreto, la portavoz del Gobierno en funciones ha manifestado que España apoya “un proceso democrático pacífico en Venezuela” y pide a Nicolás Maduro que “no se produzca un derramamiento de sangre”.

En una breve referencia a la crisis de Venezuela, Celaá ha reiterado tras la celebración del Consejo de Ministros la posición “que siempre hemos mantenido”, la de “la celebración inmediata de elecciones”. La portavoz en funciones ha subrayado que Moncloa “no respalda ningún golpe militar”, aunque sí ha considerado que Juan Guaidó es la persona “legitimada para llevar adelante una transformación democrática” en Venezuela, para lo que cuenta con el apoyo de España.

Las palabras de Isabel Celaá han sido suscritas por el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell quien, en declaraciones a los medios, ha asegurado que el alzamiento “es el peor escenario que podemos imaginar” dada la división que están mostrando los leales al régimen bolivariano y los opositores, encabezados por el presidente encargado, Juan Guaidó, reconocido por España.

“No hay más que una solución, que es la pacífica, una negociación que conduzca a unas elecciones”, ha dicho Borrell a los periodistas. Sin embargo, cree que “desgraciadamente” la información disponible no permite descartar enfrentamientos entre partidarios de Nicolás Maduro y de Juan Guaidó en el seno del Ejército, después de que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, haya confirmado su lealtad a Maduro.

No hay más solución que la pacífica, una negociación que conduzca a unas elecciones” ha dicho Borrell

La reacción del Gobierno no se ha hecho esperar, y se ha producido minutos después de conocerse que el presidente de la Asamblea Nacional y Leopoldo López hayan dado inicio este martes a una sublevación militar contra el líder bolivariano en Venezuela.

“El fin de la usurpación ya es irreversible”, anunciaba a través de Twitter el presidente encargado que, junto al opositor venezolano liberado este martes de su arresto domiciliario por fuerzas antichavistas, han encabezado un golpe contra Maduro. “Es necesario que salgamos todos a la calle a respaldar a las fuerzas democráticas y a recuperar nuestra libertad”, señalaba Guaidó, seguido de un llamamiento a movilizar a “las principales unidades militares” y al “pueblo de Venezuela” a la base aérea de La Carlota, donde permanecen concentrados ambos líderes junto a miembros de la Asamblea Nacional.

La de Moncloa no ha sido la única reacción al golpe contra el régimen bolivariano. Fuera de Venezuela, uno de los primeros ha sido el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, quien ha apoyado el levantamiento y ha celebrado “el momento histórico para el regreso de la democracia en Venezuela”. “¡Vamos, Venezuela libre!”, ha concluido el diputado italiano.

También se han producido ya las primeras reacciones desde Estados Unidos. El secretario de Estado de EEUU, MikePompeo, ha señalado que la Administración Trump “respalda al pueblo venezolano en su demanda de libertad y democracia”.

A su vez el senador estadounidense Marco Rubio ha instado a los militares que apoyen a a Juan Guaidó porque “este es el momento para que los oficiales militares en Venezuela cumplan con su juramento constitucional y defiendan al Presidente interino legítimo Juan Guaidó en este esfuerzo por restablecer la democracia”, ha escrito en Twitter.

Rubio ha considerado que “después de años de sufrimiento, la libertad está esperando a la gente de Venezuela” y, ahora, “ha llegado el momento de recuperar su patria y su libertad”.

También la Organización de Estados Americanos (OEA) se ha manifestado favorable al levantamiento militar y popular. Su secretario general, Luis Almagro, ha apoyado “la adhesión” del Ejército venezolano a Guaidó y un “proceso de transición pacífica”.

En el bando contrario se ha manifestado el presidente de Bolivia. Evo Morales ha condenado “enérgicamente” el golpe, asegurando que “la valerosa Revolución Bolivariana a la cabeza del hermano Nicolás Maduro se impondrá a este nuevo ataque del imperio”.

La posición de Morales ha sido respaldada por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien ha rechazado públicamente “el movimiento golpista que pretende llenar de violencia al país” y ha calificado de “traidores” a Guaidó y López por causar “zozobra y terror” en las calles de Venezuela.

Por su parte, Colombia ha llamado a una reunión de emergencia del Grupo de Lima -compuesto por, además de Colombia, Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Guatemala, Panamá, Perú, Paraguay, Guayana, Honduras, Santa Lucía, Canadá y México- para atajar la nueva situación en Venezuela.