Venezuela vive unas jornadas cruciales bajo la mirada atenta de toda la comunidad internacional, pendiente del ingreso de la ayuda humanitaria desde la vecina Colombia. Hasta Cúcuta llegó este viernes -tras 30 horas de viaje desde Caracas- una caravana de diputados opositores encabezados por Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela desde el pasado 23 de enero. La oposición compara este momento con al caída del Muro de Berlín.

Hace justo un mes Juan Guaidó juró como presidente encargado después de que la Asamblea Nacional denunciara a Nicolás Maduro como “usurpador”. Guaidó asumía el poder ejecutivo en nombre del pueblo, ya que Maduro se impuso para un segundo mandato en unas elecciones presidenciales consideradas fraudulentas por una gran mayoría de países.

Desde ese histórico 23 de enero Juan Guaidó (nacido un 28 de julio, como Hugo Chávez, pero en 1983 en La Guaira, estado de Vargas) ha impulsado una agenda frenética basada en una hoja de ruta que se ha convertido en un mantra para cientos de miles de venezolanos. Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres son los tres pasos que marcan el camino hacia la democracia tras 20 años de chavismo.

El pulso a Maduro, que se escenifica ahora en la frontera colombiana y brasileña, nunca había llegado tan lejos. La oposición se ha unido en torno a Juan Guaidó, uno de los fundadores de Voluntad Popular junto a su hermano político Leopoldo López.

Más de 60 países de la comunidad internacional, entre ellos España, le han reconocido como presidente encargado. El presidente de EEUU, Donald Trump, fue el primero en dar el paso. La Asamblea Nacional ha aprobado una ley de amnistía, ha impulsado el Plan País para la recuperación económica y ha elegido a sus representantes en el exterior.

Guaidó ha dado un ultimátum a los militares para que este fin de semana se sumen a la transición a la vez que firmaba un decreto para que se facilite el ingreso de la ayuda humanitaria. Ha convocado este sábado a los venezolanos a los cuarteles, vestidos de blanco, con un cartel con un mensaje para las FANB (Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas). Hugo Carvajal, ex jefe de inteligencia militar con Hugo Chávez, acaba de ponerse del lado de Guaidó.

Poco antes de salir hacia Colombia, Juan Guaidó, que se ha convertido en un fenómeno político dentro y fuera de Venezuela, contestaba por escrito a EL INDEPENDIENTE. Está convencido de que la ayuda humanitaria va a entrar en los próximos días y asegura que “no está planteado que ingrese con militares de EEUU y de Colombia”, que será “un acontecimiento pacífico”.

No teme por su vida, sino por que su hija “como la inmensa mayoría de los venezolanos”. Solo se vería con Maduro, para “entregarle un billete sin vuelta a Turquía”. ya que “es el obstáculo para cualquier cambio en Venezuela”.

Pregunta.-  Hace un mes usted juró como presidente encargado de Venezuela. ¿Cuál cree que ha sido su mayor acierto y su mayor error en tas trepidantes jornadas?

Respuesta.- Nuestro mayor acierto es haber conseguido articular a las fuerzas democráticas venezolanas en un propósito común, en el seno de la Asamblea Nacional que ha sido mi primera responsabilidad, pero también en la calle. ¿Mi mayor error? Eso se lo dejo a los críticos.  

La ayuda humanitaria va a entrar el 23, el 24 o el 25… Es una necesidad para miles de venezolanos”

P.-  Culmina ahora la llamada “avalancha humanitaria”, a la que se han sumado cientos de miles de voluntarios. Usted ha dicho: “La ayuda entrará sí o sí”. ¿Qué harán si Maduro bloquea los accesos con el respaldo de los militares? [Acaba de cerrar la frontera por tres pasos por Colombia, sí como la brasileña en el paso de Paracaima, en el estado de Roraima. También ha bloqueado los accesos desde las islas holandesas de Aruba, Bonaire y Curaçao, donde hay centros de acopio]. 

R.- La longitud de la frontera solo entre Venezuela y Colombia es de 2.219 kilómetros. El régimen del usurpador (Maduro) nunca la ha podido controlar. La ha cerrado en dos ocasiones en los últimos cinco años, pero eso no ha detenido el flujo de personas, ni el contrabando de gasolina.

De modo que la ayuda humanitaria va a entrar el 23, el 24 o el 25. Por cualquiera de los pasos de nuestras extensas fronteras. Además es una necesidad, hay miles de venezolanos, niños y adultos mayores cuyas vidas hoy están en peligro por desnutrición o por falta de un tratamiento médico adecuado. 

P.- Maduro ha preparado “un plan especial de despliegue” en la frontera con Colombia frente a los “planes de guerra de Trump y Duque”. Incluso el régimen dice que cuenta con miles de francotiradores. ¿No teme que los voluntarios arriesguen su vida?

R.- Esta es una actividad pacífica. No hay razón alguna para que derive en represión. Los ojos del mundo van a estar observando lo que ocurra en el paso fronterizo entre Venezuela y Colombia estos días.

La crisis humanitaria que padece mi país es consecuencia de decisiones políticas de Maduro”

P.- ¿Qué diría a quienes les acusan de utilizar la ayuda humanitaria como herramienta política?

R.- Esto es un hecho político. La crisis humanitaria que hoy padece mi país es consecuencia de decisiones políticas ejecutadas por Nicolás Maduro. Revertir eso implica acciones políticas.

La ayuda humanitaria es un paliativo, no es la solución definitiva a nuestro drama. La solución empezará con el cese de la usurpación. La ayuda humanitaria busca atender una emergencia pero también es una manera de llamar la atención sobre esta terrible situación que el régimen usurpador lleva años negando.  

No está planteado que la ayuda ingrese con militares de Estados Unidos y de Colombia”

P.- ¿Es una opción para el presidente encargado y la Asamblea Nacional que la ayuda ingrese con militares de EEUU y Colombia? El presidente, Donald Trump, insiste en que “todas las opciones están abiertas”.

R.- Son dos temas distintos. Lo primero no está planteado. El ingreso de la ayuda humanitaria será un acontecimiento pacifico. Una muestra de solidaridad de países amigos de Venezuela.  

Venezuela no es escenario de un conflicto entre potencias; es un pueblo que lucha contra la tiranía”

P.- ¿Cree que hay riesgo de que haya una escalada militar, que acabe o bien como Panamá, o como Irak o Libia?

R.- Espero que eso nunca ocurra, y estamos trabajando sin descanso para construir una transición pacífica. Pero es un escenario que se debe contemplar con responsabilidad. No obstante, debo agregar que Venezuela hoy no es el escenario de un conflicto entre potencias; es el de un pueblo que lucha contra una tiranía.

P.- Este plan para el ingreso de ayuda humanitaria, ¿supone un ultimátum para Maduro, su última oportunidad de dejar el poder y refugiarse fuera? ¿Están buscándole una salida fuera? ¿Dónde? ¿Se ha ofrecido España para acogerle?

R.- Maduro debe irse. Es el obstáculo para cualquier cambio en Venezuela. Entiendo que tiene ofertas por parte de gobiernos de otros países para irse con su familia. 

Este fin de semana los militares enviarán un mensaje claro a los venezolanos y al resto del mundo  para ver de qué lado se inclinan”

P.- Usted ha hecho reiterados llamamientos a los militares para que se unan a encauzar la transición hacia la democracia. EEUU ha ofrecido levantar las sanciones a la élite militar. Trump les ha dicho el lunes en Miami que “lo perderán todo” si no le respaldan. ¿Será este fin de semana el momento crucial para saber hacia dónde se inclinan?

R.- Este fin de semana será el momento en el cual los militares envíen un mensaje claro a los venezolanos y al resto del mundo para ver de qué lado se inclinan. Sin embargo, la transición en Venezuela no se trata de una fecha sino de un proceso que vamos construyendo. 

La ley de amnistía no protege a quienes hayan violado los Derechos Humanos, pretende facilitar la transición como ocurrió en España”

P.- Ustedes, desde la Asamblea Nacional, han ofrecido la ley de amnistía a civiles y militares que se unan a colaborar con la transición pacífica. ¿Incluye a los responsables de muertes como la de Juan Pernalete, Armando Cañizales, y tantos otros cientos de venezolanos asesinados en las protestas?

R.- La ley de amnistía aprobada por la Asamblea Nacional no pretende, ni puede, proteger a aquellas personas que hayan incurrido en violaciones a los Derechos Humanos. Lo que sí se propone es facilitar la transición a la democracia, tal como ocurrió en otros casos como Sudáfrica o España. 

P.- El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, ha dicho que es preocupante la actitud de EEUU sobre Venezuela. La Alta Representante de la UE, Federica Mogherini, apoya la labor del Grupo de Contacto. ¿Qué puede hacer el Grupo de Contacto?

R.- Nosotros agradecemos cualquier esfuerzo que se haga para facilitar la transición pacífica en Venezuela, pero al mismo tiempo somos muy claros en nuestra posición de que cualquier acuerdo que no tenga previsto el cese de la usurpación será considerado como una medida dilatoria para mantener a Maduro el poder.

P.- Acaban de impedir entrar en Caracas a un grupo de eurodiputados del Partido Popular Europeo. ¿Está de acuerdo con lo que han pedido estos eurodiputados (prohibición de viajar a Jorge Arreaza, congelación de bienes y retirar credenciales a los embajadores de Maduro)? 

R.- Si Europa quiere contribuir a la redemocratización de Venezuela, debe hacer sentir todo el peso de su presión diplomática y política sobre las fuerzas que aún sostienen a Maduro. Por otro lado, esa solicitud que usted menciona es coherente con la posición previamente expresada por la mayoría de los gobiernos europeos al reconocernos a nosotros como los representantes legítimos de Venezuela.

Hemos tenido el apoyo de casi todas las fuerzas políticas españolas, tanto de Rivera como de Casado, y celebramos la actitud firme de Sánchez”

P.- España es uno de los 20 países de la UE que le han reconocido como presidente encargado, si bien aún se mantiene como embajador el representante de Maduro, Mario Isea. ¿Esperaba más apoyo de España?

R.- Ha sido designado como representante diplomático el abogado y profesor universitario Antonio Ecarri Bolívar. Hemos tenido el apoyo de casi todas las fuerza políticas españolas y estamos agradecidos por ello. Tanto de Albert Rivera como de Pablo Casado y celebramos la actitud firme del presidente Sánchez. 

Del ex presidente González siempre hemos recibido un gran apoyo político y moral. Quiere a Venezuela y la conoce como pocos”

P.- Dos ex presidentes de gobierno españoles han intentado mediar sobre Venezuela, los socialistas Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Por qué cree que Zapatero confiaba en Maduro?

R.- Las razones del ex presidente Rodríguez Zapatero las desconozco. Lo que sí le puede manifestar es que del ex presidente Felipe González siempre hemos sentido un gran apoyo político y moral. Eso ha sido muy valioso. Se ha acercado a nosotros con la intención de compartir sus experiencias. González quiere a Venezuela y la conoce como pocos. 

P.- Nicolás Maduro ha apelado al Papa recientemente. La conferencia episcopal venezolana está de parte de quienes piden elecciones libres. ¿Ha sido el Papa demasiado indulgente con el régimen chavista?

R.- El Papa Francisco ha hecho lo que considera le corresponde como cabeza de la Iglesia Católica y jefe de Estado del Vaticano. Eso lo respetamos. 

P.- Nicolás Maduro dice que quiere hablar con usted. ¿Qué le diría si se reuniera con él?

R.- Que le tengo listo el pasaje de ida sin retorno a Turquía. Con gusto se lo puedo dar. 

P.- Usted se ha convertido en un ídolo que ha despertado la esperanza en los venezolanos. ¿Lo esperaba? ¿Será candidato a la Presidencia o apoyaría a Leopoldo López, también dirigente de Voluntad Popular, aún bajo arresto domiciliario?

R.- Ahora estoy enfocado en esta responsabilidad de constituir un gobierno de transición y continuar en mi labor de articulación para el cambio político. Hablar de candidaturas presidenciales me aparte de mi rol.

Mi mayor temor es conseguir medicamentos para mi pequeña hija. Como la inmensa mayoría de padres venezolanos”

P.- De momento el régimen parece que no se atreve a encarcelarle a usted, como hizo con López. ¿Aún teme que actúen contra usted o su familia?

R.- Mi mayor temor es no conseguir medicamentos para mi pequeña hija. Ese temor lo comparto con la inmensa mayoría de los padres venezolanos. 

P.- Usted aparece mucho con su mujer, Fabiana Flores, licenciada en Comunicación Audiovisual, al lado. ¿Es quien le ha enseñado a usar tan bien las redes sociales? ¿Qué papel han tenido las mujeres en este cambio hacia la democracia?

R.- Las madres venezolanas, las luchadoras sociales, las activistas de derechos humanos, nuestras diputadas han estado siempre en la primera línea de esta lucha, todos los días. Delsa Solorzano, Manuela Bolívar, Adriana Pichardo, Gaby Arellano, Lilian Tintori, Bony de Simonovis…

Me llaman la atención tres personajes históricos: Francisco de Miranda, Gandhi y Betancourt”

P.- ¿Tiene usted algún modelo como líder, dentro o fuera de Venezuela? Muchos le encontramos parecido con Barack Obama.  

R.- Me llaman mucho la atención tres personajes históricos: Francisco de Miranda, el más universal de los venezolanos, el precursor de la independencia hispanoamericana; un soñador de la libertad, Mahatma Gandhi, el líder de la desobediencia civil no violenta. Y Rómulo Betancourt, un visionario, un constructor; un gran líder político y uno los mejores presidentes que ha tenido Venezuela.