Sociedad

Arca Empleo o cómo lograr empleo fijo empezando la formación desde cero

logo
Arca Empleo o cómo lograr empleo fijo empezando la formación desde cero

Resumen:

Cuando el joven Okechukwu Anaso llegó a España todo era una incógnita. Sin recursos ni red familiar, su prioridad era encontrar un trabajo que le permitiese una mínima estabilidad para empezar a labrarse el futuro soñado. No podía aportar ni formación previa ni experiencia pero sí las ganas de aprender y comenzar una nueva vida.

La respuesta a todas aquellas dudas llegó a través de Arca Empleo, tras pasar por el experto asesoramiento de los servicios sociales. Constituida en 1993,  esta organización no gubernamental sin ánimo de lucro, de carácter social y ámbito regional, tiene el propósito de desarrollar actuaciones dirigidas a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía y el acceso a los recursos en igualdad de condiciones.

Llegado a Granada en 2017, «el perfil de Okechukwu Anaso cumplía con todos los requisitos para entrar en uno de nuestros programas de itinerario de inserción» indica Pilar Garrido, orientadora de Arca Empleo. Tras analizar su caso, comenzó la planificación del itinerario formativo de acuerdo con Clece, que colabora con los programas de empleo de esta ONG, y que brindó una oportunidad a esta persona con un curso de limpieza de grandes instalaciones.

Los resultados pueden ser lentos pero muy satisfactorios, afirma Belén Sánchez

Una vez completada la preparación, en 2018 el joven accedió a las pruebas de selección de personal de limpieza de Clece y comenzó a enlazar varios contratos temporales para atender necesidades puntuales. Poco después y  «gracias a su buen hacer y actitud le contratan de forma indefinida. Es una historia de éxito porque llegó en una situación bastante delicada y ahora ha logrado incluso que venga su familia porque ha conseguido estabilidad económica y personal», celebra Pilar Garrido.

Más del 80% de los alumnos consiguen un empleo

El encargado de limpieza de Clece en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, Daniel Osado, detalla en qué consiste la colaboración con Arca Empleo: «Ayuda a la integración social y laboral y nos piden que impartamos cursos de limpieza, entre otros, y que demos una formación práctica en nuestros centros y luego, en la medida de lo posible, proporcionemos a estas personas una oportunidad laboral. Estos cursos suelen contar con unos 14 alumnos, de los cuales 9 o 10 completan la formación,  porque a veces surgen oportunidades laborales a lo largo del curso, pero entre el 80% y el 90% de los que la finalizan consiguen un trabajo«.

Afortunadamente, Anaso ha conseguido cumplir con los objetivos planificados y  es ahora un hombre que cuenta con cierta estabilidad económica. Aunque ya no precisa formar parte del programa formativo, diseñado por Arca Empleo para personas en situación de riesgo, «sigue siendo usuario de nuestra entidad y en momentos puntuales en los que necesita asesoramiento recurre a nosotros», recuerda Pilar Garrido.

Casos como este suponen la consolidación de Arca Empleo, cuya actividad está basada en la puesta en marcha de programas que fomenten la incorporación social y laboral de personas con dificultades. Así lo indica su presidenta, Belén Sánchez, en declaraciones a El Independiente: «Ayudamos a personas en situación de riesgo que tienen carencias económicas, sociales, afectivas o de salud en la búsqueda de recursos». Sánchez explica que los resultados son lentos pero muy positivos y hace hincapié en que las personas a las que ayudan no suelen tener estudios: «Es un proceso largo y laborioso porque lógicamente tardan más en formarse. Desde que nos constituimos como asociación, en 1993, orientamos nuestro trabajo a los jóvenes. Sin embargo, desde entonces han surgido otros colectivos especialmente vulnerables que también precisan de nuestra ayuda».

De entre los proyectos que Arca Empleo tiene en marcha destaca «Incluyendo a los excluidos». Esta iniciativa, que abarca diferentes áreas de intervención, apoya y acompaña a personas de colectivos desfavorecidos, a las que se ayuda desde una perspectiva integral e intensiva. El objetivo es ofrecerles apoyo socio-laboral en un rango amplio de competencias técnicas, transversales, y de formación.

Con más de 80.00 personas atendidas, casi 500 proyectos gestionados y más de 34.000 personas incorporadas, la labor de Arca Empleo se concreta en «promover la incorporación social y laboral de aquellas personas con más dificultades. Los esfuerzos varían en función del punto de partida de la persona pero, en general, actuamos cuando nos encontramos con personas en situación de riesgo que tienen carencias económicas, sociales, afectivas o de salud se tiene que trabajar desde cero«, concluye su presidenta.