Solo el curso pasado, más de 7.000 alumnos recibieron las charlas de educación afectivo sexual que imparte COGAM en la Comunidad de Madrid. Esta ONG formada por voluntarios es la principal encargada en la región de realizar las actividades que ha puesto en el punto de mira el pin parental.

Esta asociación, que imparte cursos de diversidad sexual e identidad de género desde mediados de los años noventa en la comunidad, asegura que tiene lista de espera para las actividades: «Llegamos a todos los alumnos que podemos con nuestros voluntarios pero no a toda la demanda de los centros educativos porque no damos abasto», reconoce Santiago Rivero, vocal de comunicación de COGAM.

Este tipo de actividades no son por tanto nuevas y en una región como Madrid, donde el Gobierno es Popular desde 1995, estas charlas se han desarrollan en institutos y colegios madrileños y, además, «sin quejas por adoctrinamiento», según ha afirmado este lunes el Consejero de Educación, Enrique Ossorio, en una entrevista en RNE y que le ha dado pie a una discusión con Rocío Monasterio, portavoz en la región de VOX, el partido que ha promovido la implantación del denominado pin parental.

Orientaciones sexuales e identidad de género

Las charlas que da COGAM en Madrid responden siempre al mismo guión, en el que se tratan las distintas «orientaciones sexuales e identidades de género, las situaciones que se pueden dar de acoso, también el sutil, y cómo se pueden sentir quienes lo sufren. También del proceso de salida del armario, todo desde el respeto a la opinión del alumno, con una pedagogía muy fina», explica Santiago Rivero, vocal de comunicación de COGAM.

Rivero afirma que «en todas las charlas hay siempre un profesor presente. Es más, si no está no se da la charla». El personal que imparte las actividades, además, está obligado a presentar un certificado de antecedentes penales, puntualiza.

Las charlas se dividen en una primera parte de charla teórica y una segunda parte práctica «con juegos para que los alumnos se pongan en la piel de otros alumnos LGTBI y cómo pueden sentirse», explica Rivero.

«Acudimos a demanda de padres y profesores»

Aunque Rivero afirma que no siempre han recibido apoyo de la Administración madrileña, lo cierto es que cada vez tienen más demanda. «Nosotros siempre acudimos a demanda de los padres y profesores del colegio, porque surge el interés o porque ha habido algún conflicto. Pero si se ha dado alguna situación complicada, no se da la charla solo en esa clase sino en todo su curso, para no personalizar el caso».

Estas actividades de COGAM se imparten en horario lectivo y forman parte del programa aprobado por el centro en su currículum. «Desde hace dos años damos también charlas en AMPAS, porque los padres también quieren que les formemos». Aunque la mayoría de estas charlas se dan en colegios públicos, COGAM también acude «a colegios concertados y privados, e incluso a algunos religiosos, si nos lo piden acudimos», concluye Rivero.

La propuesta de VOX de que los padres veten la asistencia de sus hijos a determinadas actividades, relacionadas con diversidad sexual e igualdad, entre otras, que de momento han conseguido poner en marcha en Murcia con la oposición del Gobierno, que les ha dado un mes de plazo antes de llevarles a los tribunales.