Sociedad

La Guardia Civil alerta del riesgo incluso en vías de alta capacidad al bajar mañana la cota de nieve a 500 metros en el norte

Carretera afectada por la nieve en Navarra.

Carretera afectada por la nieve en Navarra. EFE

La Guardia Civil alerta de nevadas mañana miércoles que pueden afectar «incluso a vías de alta capacidad». La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) avisa que la cota de nieve bajará a los 500 metros en el norte.

De acuerdo con las estimaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT), la climatología adversa presidirá el fin del Puente de la Constitución en la mitad norte del país.

Este martes, un total de 47 carreteras y puertos de montaña, todos de la red secundaria, están afectados por el temporal de nieve y de ellos, 13 están intransitables y en 16 es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno.

La peor situación se encuentra en Aragón, Castilla y León y Cataluña, según la Dirección General de Tráfico, que insiste en recomendar a los ciudadanos que están pasando el puente en la mitad norte de España que adelanten el regreso a sus lugares de origen sin esperar al miércoles para circular por carretera ante las previsiones de nieve, informa Efe.

El tráfico está complicado debido a varios accidentes, como el que se ha registrado en Zaragoza, que ha obligado a cortar el carril derecho de la A-23, en María de Huerva, y el corte total en la N-322, en Alcaraz (Albacete), en ambos sentidos.

También se registran retenciones en Barcelona, en la C-17, en Granollers, sentido Ciudad Condal; en Huelva, en la A-49, en San Juan del Puerto, dirección a la capital, y en Vizcaya, en la A-8, Baracaldo, en ambos sentidos.

La borrasca Barra

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha advertido este martes de precipitaciones abundantes, viento fuerte, frío y nevadas copiosas en el norte para este martes y miércoles, con la cota bajando a los 500 metros, durante el tramo final de este puente de diciembre. Sin embargo, volverá el tiempo estable de cara al fin de semana de manera generalizada en toda España.

Según indica a Europa Press el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, este martes comenzará a atravesar la Península de noroeste a sureste, un frente frío asociado a una borrasca muy profunda llamada ‘Barra’, borrasca que está sufriendo un proceso de ciclogénesis explosiva y cuyo centro se encontrará este mediodía del martes frente a las costas occidentales de Irlanda, y que dará lugar a un «fortísimo» temporal marítimo y de viento en las Islas Británicas.

No obstante, en España los efectos no será tan adversos, según afirma Del Campo, pues estos se traducirán fundamentalmente en el paso del frente y en un temporal marítimo importante en el Cantábrico con olas que pueden alcanzar entre 6 y 8 metros de altura, por lo que el portavoz de la Aemet pide «mucha precaución» en zonas costeras del extremo norte.

Así pues, este martes habrá precipitaciones abundantes y frecuentes en Galicia, Cantábrico y Pirineos, que se extenderán también a los sistemas Ibérico y Central y otras zonas del noroeste, mientras que en el tercio sur y área mediterránea predominarán los cielos poco nubosos.

La cota de nieve comenzará muy alta e irá bajando a lo largo del día hasta unos 1.000 a 1.200 metros, incluso hasta sólo unos 700 metros en la Cordillera Cantábrica a últimas horas.

Otro factor a tener en cuenta, según Del Campo, será el viento, que soplará con rachas fuertes en zonas costeras y de montaña, sobre todo en la mitad norte y, ya tras el paso del frente el miércoles entre la borrasca ‘Barra’ y el anticiclón de las Azores, se creará un pasillo de vientos húmedos y fríos del noroeste que provocarán un descenso acusado de las temperaturas, especialmente en el extremo norte, de manera que continuarán por allí las lluvias abundantes, pero además, se producirán nevadas copiosas en el entorno de los Pirineos, Cordillera Cantábrica y sistemas Central e Ibérico.

En este sentido, podrán acumularse más de 10 a 15 centímetros de nieve en sólo 24 horas en estos sistemas montañosos, con cotas además bastante bajas, en torno a unos 500 a 700 metros en el extremo norte y en torno a 600 a 800 metros en el resto del norte y centro peninsular, de modo que también podría nevar, aunque de forma débil, en puntos de aislados de la meseta y en páramos de la zona centro.

Por este motivo, Del Campo exige «mucha precaución» a todos aquellos ciudadanos que han salido de Puente, con los desplazamientos que se realicen entre la mitad norte y la zona centro durante la jornada del miércoles.

Rachas fuertes de viento

Con respecto al miércoles, las lluvias se extenderán de forma más débil a otros puntos de las dos mesetas y a zonas de montaña del interior de la Península. También se esperan chubascos en Baleares. Durante esta jornada, habrá de nuevo que prestar atención al viento, que soplará con rachas muy fuertes, superiores a 80 km/h en el Cantábrico, también en zonas del este peninsular y puntualmente en Baleares. El temporal marítimo seguirá siendo importante, con olas de hasta 8 metros en el Cantábrico y de hasta 4 metros en el Mediterráneo, informa Europa Press.

El jueves y viernes continuarán las lluvias intensas y persistentes en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos, pero con un aumento de las temperaturas y, por lo tanto, una subida considerable de la cota de nieve, que se situará en general por encima de 1.500 metros. Así pues, estos días podrían producirse deshielos y un aumento importante del caudal de los ríos en estas zonas, en las que además los suelos están saturados de agua por la gran cantidad de lluvia y nieve recibidas desde hace aproximadamente dos semanas.

De hecho, en localidades de Asturias, Cantabria, País Vasco y norte de Navarra se han acumulado en los últimos 10 días más de 300 l/m2, destacando el santuario de Urkiola en Vizcaya, donde se han recogido 378 l/m2 en los últimos 10 días. Estas precipitaciones en general del extremo norte superan en tres veces lo normal para este periodo de los últimos 10 días.

Las lluvias, además, el jueves y viernes, podrían extenderse de forma más débil a otros puntos del norte y centro y entorno del sistema Penibético, mientras que en el área mediterránea estará poco nuboso con algunos chubascos en Baleares. Ya para el jueves, en estas zonas, las temperaturas subirán y el ambiente será templado para la época, sin apenas heladas y valores diurnos por encima de los 20º C a orillas del Mediterráneo y del Guadalquivir.

Tiempo estable el fin de semana

Y de cara al fin de semana, el sábado y el domingo, predominará el tiempo estable y anticiclónico en la mayor parte de la Península, aunque un frente poco activo dejará lluvias débiles el sábado en el Cantábrico y Pirineos. También habrá posibilidad de chubascos en Baleares el sábado y, tal y como advierte Del Campo, aparecerá un fenómeno muy típico de estas fechas de comienzos del invierno y finales del otoño en situaciones anticiclónicas.

Este fenómeno son las nieblas, que se formarán en los valles de los grandes ríos y podrán ser persistentes, sobre todo en la meseta norte y quizás en la cuenca del Ebro, quedando un ambiente fresco en las zonas donde esto ocurra.

En cualquier caso, en general, durante el fin de semana, las temperaturas serán suaves para la época, aunque con heladas nocturnas en el interior de la mitad norte.

El tiempo en Canarias

En relación a Canarias, el portavoz de la Aemet prevé que habrá durante el final del Puente, nubes en el norte de las islas, con algunas lluvias débiles en esas zonas e intervalos nubosos en el resto y con presencia de polvo en suspensión, de calima, que tenderá a remitir el miércoles.

Los vientos serán del este el martes y del nordeste el miércoles, pudiendo soplar este día con rachas fuertes, mientras que las temperaturas no variarán demasiado.

El jueves, la probabilidad de lluvias se extiende a buena parte del archipiélago, con temperaturas a la baja, pero el viernes y el fin de semana quedarán de nuevo las precipitaciones acotadas al norte de las islas, con un ambiente más soleado en el resto, y temperaturas de nuevo al alza.

Te puede interesar

Comentar ()