Sucesos

Desalojan dos edificios en el tras encontrar explosivos en el interior de un vivienda

Trasladaron los explosivos fuera del perímetro de la ciudad hasta una cantera donde han sido explosionados de manera controlada

Un policía controlando el tráfico

Un dispositivo policial EP

Dos edificios de Jaén han sido desalojados este domingo tras encontrarse explosivos en uno de los pisos, que al parecer pertenecían a un hombre fallecido hace tres años que trabajaba en una cantera, según han informado fuentes de la Policía Nacional. Los desalojos se han producido después de que la Policía haya recibido una llamada sobre las 14.20 horas de una mujer que había encontrado explosivos en un piso donde vivía su padre, fallecido hace tres años.

Al parecer el hombre tenía una cantera y por causas que se desconocen tenía guardados en el piso los explosivos que ahora han sido encontrados. Hasta el lugar se han desplazado agentes de los Tedax, que se encuentran trabajando para analizar los explosivos y si es posible trasladarlos para detonarlos en un lugar seguro. Para evitar accidentes se ha desalojado tanto el edificio principal, situado en el bloque 4, del sector 4 del Polígono del Valle de Jaén, como el colindante.

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Brigada de Seguridad Ciudadana y especialistas de los Tedax han retirado este domingo de una vivienda de Jaén cuatro cartuchos de Goma-2, que han sido explosionados de forma controlada. Fueron los hijos de la propietaria de un piso en un edificio del Polígono de El Valle de Jaén los que avisaron del hallazgo a la Policía y al parecer los explosivos llevaban varios años en el interior de un armario, según ha informado la Policía Nacional.

Trabajaba en una cantera

Tras la llamada, realizada sobre las 14.20 horas de hoy, una patrulla de Seguridad Ciudadana se desplazó hasta el lugar y se entrevistó con la persona que había alertado de la presencia de los explosivos. Esta les manifestó que habían encontrado en el interior de un armario cuatro cartuchos, al parecer de dinamita y creían que podrían pertenecer a su padre ya fallecido, ya que, hace años, trabajaba en una cantera y custodiaba y manipulaba explosivos.

Asimismo, le contaron a los agentes que su padre les tenía prohibido abrir el mencionado armario, de ahí que durante años pasara desapercibido. Los policías observaron cómo en el interior de una bolsa de plástico se encontraban cuatro cartuchos de color marrón en los cuales se apreciaban diversos anagramas, entre ellos GOMA- EC.

Por ello, procedieron al desalojo ordenado de todos los vecinos del edificio y del colindante y establecieron un perímetro de seguridad hasta la llegada de los técnicos en desactivación de explosivos de la Policía Nacional. Los agentes trasladaron los explosivos fuera del perímetro de la ciudad, hasta una cantera donde han sido explosionados de manera controlada.

Comentar ()