Tendencias

Cómo será el futuro de la televisión: publicidad, canales lineales y emisiones semanales

Sin duda, las plataformas están cambiando las reglas de la televisión. El streaming ha conseguido que el mundo audiovisual cambie y se adapte a la velocidad de la luz, que la televisión se encuentre en una montaña rusa constante y además, mantener a la audiencia expectante por los nuevos estrenos. Por eso es complicado predecir el camino que recorrerá la pequeña pantalla, incluso para apostar por qué cadena liderará 2023 en España, aunque por el momento Antena 3 haya bordado con creces el 2022, superando a la audiencia perdida de Telecinco.

A pesar de ello, las consultoras se han volcado en la investigación y han publicado recientemente los informes de previsiones para la televisión mundial del próximo año 2023. Entre ellas, Kantar Media y Media Agency Group.

La publicidad llega al streaming. Pero esto no es nada nuevo. Fue Netflix quien anunció el pasado abril el fin de las cuentas compartidas y su bienvenida a la publicidad, como solución a su pérdida de 200.000 suscriptores en 3 meses, aunque ya lo ofrecían antes plataformas como HBO Max, Hulu, Peacock, Paramount+ y Disney+ en EE.UU.

Está claro que el 2022 ha sido la puerta a una nueva fase para las plataformas de pago. El informe de Kantar apunta a que las plataformas alcanzarán su techo de suscriptores más rápido de lo esperado. Por eso ya están explorando nuevas vías comerciales. Además recuerda cómo YouTube ha dejado de promover su modelo premium para apostar por su tradicional modelo financiado por publicidad. Se avecina un año clave para comprobar la veracidad de estas propuestas.

Con vista a la televisión tradicional

Aunque la mayor parte de la visualización diaria del público joven se lleva a cabo a través de VOD y plataformas de transmisión, alejándose cada vez más de la televisión lineal, la mayoría de la audiencia sigue apostando por grandes momentos televisivos como la Copa del Mundo o los directos de las cadenas como La Isla de las Tentaciones, Y ahora Sonsoles, o la información sobre la actualidad. Eso ha conllevado que los servicios de vídeo bajo demanda echen una mirada a la televisión tradicional de una manera menos competitiva. Cada vez es más habitual que canales tradicionales estrenen sus series antes en sus plataformas de pago, como es el caso de Atresmedia en España o como también hace desde noviembre ITVX en Reino Unido. Netflix lo ha intentado en Francia con Netflix Direct, su canal lineal, y al gigante streaming se le suman varias plataformas que están experimentando con las emisiones en directo, tanto de deportes como de eventos concretos (Netflix lo hará con un monólogo de Chris Rock en 2023).

Emisión semanal para frenar la saturación audiovisual

«En un nuevo capítulo del mercado de la televisión y el vídeo, los ganadores de la guerra de plataformas serán aquellos que usen estrategias de emisión que logren el equilibrio adecuado entre el vídeo bajo de manda y el lineal», narra el informe de la auditora.

La consultora apuesta porque el mercado VOD vaya abandonando las estrategias de lanzamiento del contenido de una sola vez para optimizar los ingresos. Aunque Netflix por el momento se niega a decir adiós a este modo de estreno de sus series. Sí han triunfado en casos como HBO con Juego de Tronos o La Casa del Dragón, emitiendo sus capítulos semanalmente.

La smart TV, elegida como el principal dispositivo para ver VOD

Kantar Media apunta como principal impulsora del aumento del uso de los servicios streaming a la smart TV, la «culpable» también de que la gran mayoría de emisiones bajo demanda se realicen a través del televisor. El estudio habla de que los televisores inteligentes se han triplicado en España desde 2017 y son el aparato preferido del 59% de españoles para ver contenidos bajo demanda.

Sacrificar la televisión por la crisis económica

El coste de vida sigue aumentando y las prioridades de los consumidores están cambiando. Los datos recientes de un estudio de Global muestran que las suscripciones de televisión son la prioridad número uno de los 30.000 encuestados. De hecho, cuando se les pregunta qué prefieren sacrificar y qué mantener, el 60 % sacrificaría las salidas nocturnas y el 60 % sacrificaría las diarias, es decir, que el 60% de personas elegiría quedarse en casa, y por tanto, consumir más entretenimiento televisivo.

Adiós al HD

Actualmente muchas de las principales cadenas generalistas nacionales emiten ya en alta resolución (HD), aunque la mayoría de canales siguen siendo en definición estándar o SD, una situación que parecía iba a finalizar el próximo año gracias a la norma recogida en el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre, pero que finalmente podría sufrir un importante retraso.

En teoría todos los canales de televisión, cualquiera que fuera su ámbito de cobertura, deberían evolucionar sus emisiones a alta definición antes del 1 de enero de 2023, pero el Ministerio de Asuntos Económicos presentó en audiencia pública un proyecto de Real Decreto con una modificación relacionada con la ampliación del plazo de las emisiones de TDT en resolución estándar, por lo que finalmente el plazo de las cadenas para que dejen de emitir en SD se extenderá hasta el 14 de febrero de 2024.

Te puede interesar

Comentar ()