Música

El rapero Morad acepta dos años de cárcel por enfrentarse con la Policía

El cantante Morad

El cantante Morad YouTube

El popular rapero Morad ha aceptado la pena de dos años de cárcel por instigar a una multitud a lanzar piedras contra los policías que, ante las quejas de los vecinos, acudieron en agosto de 2021 a L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) mientras grababa, sin permiso, un vídeo musical con un dron.

Morad ha reconocido los hechos este miércoles en el tribunal de la sección sexta de la Audiencia de Barcelona, después de que las partes hayan llegado a un acuerdo, y ha aceptado seis meses de cárcel por un delito de incitación a desórdenes públicos y un año y seis meses por atentado con uso de instrumento peligroso.

El ministerio público solicitaba inicialmente un total de siete años de prisión -tres años y medio por cada uno de los dos delitos- para el cantante, al que acusaba de haber instigado a unas 150 personas a lanzar piedras contra agentes de la Guardia Urbana de L'Hospitalet.

La defensa del acusado ha pedido la suspensión de la pena, y la Fiscalía la ha aceptado condicionada a no delinquir durante dos años y al pago de una multa de 900 euros, aunque el tribunal ha estimado que se resuelva durante la ejecutoria, pese a que previsiblemente no entrará en prisión.

El tribunal le ha reconocido una atenuante muy cualificada de reparación del daño, al haber consignado los 2.041 euros que Fiscalía le pedía como indemnización.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, la grabación de un vídeo musical del popular rapero el 11 de agosto de 2021 en la vía pública provocó un "gran ruido", del que se quejaron los vecinos, en el que se usó además un dron, sin el pertinente permiso de la autoridad competente.

El ministerio público sostiene que cuando la Guardia Urbana se personó en el lugar de los hechos encontró una multitud de alrededor de 150 personas, que comenzó a increpar a los agentes y a lanzarles huevos y piedras.

De acuerdo con la acusación pública, cuando los agentes comunicaron al rapero que no disponía de los permisos municipales pertinentes para el desarrollo de este vídeo musical, Morad "hizo caso omiso a las indicaciones, mostrando una actitud hostil y obstruccionista".

La fiscalía sostiene que, en ese punto, Morad profirió insultos a los agentes, a los que además lanzó huevos y piedras de gran tamaño, al tiempo que "espoleaba a la multitud" con expresiones como "tenéis la puntería en el culo".

También, según recoge el escrito, les dijo a los policías: "Si seguís apareciendo en la plaza, esto acabará mal".

Según el fiscal, en aquel momento, el conocido rapero actuó como "instigador" del resto de la multitud congregada, instándoles al lanzamiento de objetos, con expresiones como "la calle es nuestra" y, dirigiéndose a los policías, con un "no pintáis nada aquí".

La Fiscalía cuantifica los daños ocasionados a los diferentes vehículos policiales que se personaron en el lugar de los hechos en 2.041 euros.

A las puertas del Palacio de Justicia, el letrado de Morad, Fernando Martínez Iglesias, ha afirmado, tras celebrarse la conformidad, que el artista no es el mismo que el del año 2021, y que "quiere dejar atrás todos los problemas que hubo entonces".

El letrado ha detallado que, aunque tenían ganas de "explicar la naturaleza del acto, lo que realmente pasó", han aceptado el ofrecimiento de la Fiscalía porque se trataba de un muy buen acuerdo: "Más vale un mal pacto que un buen ligitio", ha reflexionado.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar