Vida Sana

IDental debe dos millones de euros a ex trabajadores

Cinco meses después de que el fondo de inversión Weston Hill salvara de la quiebra a la cadena dental 'low cost' al comprarla por 25 millones, iDental acumula también nuevos retrasos en los pagos de nóminas.

logo
IDental debe dos millones de euros a ex trabajadores
Imagen del interior del laboratorio de iDental en Barcelona, cerrado el 25 de enero.

Imagen del interior del laboratorio de iDental en Barcelona, cerrado el 25 de enero.

Resumen:

Los problemas financieros vuelven a azuzar a la cadena iDental. La cadena dental low cost, que se salvó in extremis de la quiebra el pasado octubre tras la entrada del fondo de inversión Weston Hill por 25 millones de euros, acumula ya dos millones de euros en liquidaciones pendientes de pago a ex trabajadores.

Además, desde enero la compañía se ha retrasado en el pago de las nóminas en algunos centros y ha cerrado una de sus clínicas en Sevilla (Cartuja) y el laboratorio que tenía en Barcelona.

Con fecha del pasado 12 de febrero, una trabajadora del área laboral de la compañía reconocía que “ya no sabe cómo manejar” los pagos pendientes a ex trabajadores. De los dos millones, la trabajadora asegura que unos 600.000 euros son conciliaciones, sentencias y ejecuciones pendientes de la Inspección de Trabajo.

Una de esas trabajadoras es Marta Bau, quien denunció en este periódico las condiciones de trabajo en las clínicas, a quien la compañía debe 3.000 euros. “Tuvimos la conciliación en octubre, después de la compra de Weston Hill, pero nadie se presentó por parte de iDental y ahora nos ha salido la fecha de juicio para marzo de 2019. Es desesperante”, afirma.

Los problemas financieros vuelven a azuzar a la cadena iDental. La cadena dental low cost, que se salvó in extremis de la quiebra el pasado octubre tras la entrada del fondo de inversión Weston Hill por 25 millones de euros, acumula ya dos millones de euros en liquidaciones pendientes de pago a ex trabajadores. Además, desde enero la compañía se ha retrasado en el pago de las nóminas en algunos centros y ha cerrado una de sus clínicas en Sevilla (Cartuja) y el laboratorio que tenía en Barcelona.

Con fecha del pasado 12 de febrero, una trabajadora del área laboral de la compañía reconocía que “ya no sabe cómo manejar” los pagos pendientes a ex trabajadores. De los dos millones, la trabajadora asegura que unos 600.000 euros son conciliaciones, sentencias y ejecuciones pendientes de la Inspección de Trabajo.

Una de esas trabajadoras es Marta Bau, quien denunció en este periódico las condiciones de trabajo en las clínicas, a quien la compañía debe 3.000 euros. “Tuvimos la conciliación en octubre, después de la compra de Weston Hill, pero nadie se presentó por parte de iDental y ahora nos ha salido la fecha de juicio para marzo de 2019. Es desesperante”, afirma.

El pasado dos de octubre, cuando se hizo efectiva la compra de la cadena por Weston Hill, la compañía se puso al corriente de los pagos con los entonces trabajadores de la compañía e hizo público un plan de expansión. José María Garrido, nuevo CEO de la compañía junto a Luis Sans, afirmaba que el objetivo de la nueva gestora era pasar de “26 a 40 centros odontológicos de gestión hospitalaria en los próximos 3 años” y que su primer objetivo es “mejorar aspectos de atención al público y de gestión financiera que han lastrado hasta ahora la imagen y la eficiencia de la compañía”.

Sin embargo, el saldo tras estos primeros cinco meses es que la cadena ha perdido un centro (Sevilla Cartuja) y el laboratorio de Barcelona. Una ex trabajadora de ese laboratorio relata cómo fue el cierre: “El 25 de enero aparecieron sin más y nos echaron. Nos dieron una carta con el despido y el finiquito que antes del 9 de febrero cobraríamos todo”. Sin embargo, a día 5 de marzo aún no han recibido ningún abono ni comunicación por parte de la empresa.

Además de esta deuda con los ex trabajadores, iDental ha vuelto desde este mes de enero a retrasarse en el pago de las nóminas. Al menos en las clínicas de Málaga, Barcelona y Valladolid han sufrido retrasos en los pagos y en Barcelona las nóminas de enero se abonaron el 19 de febrero. “Necesitamos tener información […] La experiencia vivida hace unos meses con los antiguos propietarios no queremos volver a vivirla y queremos entiendan nuestra preocupación”, escribe en un mensaje una trabajadora de Málaga al director de Recursos Humanos de la compañía, David Navarro.

La Seguridad Social se comunicó con la empresa el pasado miércoles para solicitar una reunión con la empresa. Quieren “que les explique la situación de por qué seguimos sin pagar los seguros sociales y la deuda no para de crecer”, reconoce una trabajadora del departamento laboral.

Este medio ha tratado insistentemente de obtener la versión de la compañía, que ha rehusado dar una respuesta.