Salud

Ayuso anuncia restricciones de movilidad en 37 áreas de Madrid con cifras de contagio "gravísimas"

Los desplazamientos se limitan a las necesidades esenciales y los aforos se limitan al 50% en estas zonas, mientras que en toda la Comunidad las reuniones privadas se limitan a 6 personas

Isabel Díaz Ayuso anuncia nuevas medidas anti COVID-19. EP

La Comunidad de Madrid restringirá desde el lunes la movilidad en 37 zonas básicas de salud de la región, que afectan a ocho municipios y a seis distritos de Madrid capital. Además, se reducirá el aforo al 50% en las actividades no esenciales y se cerrarán los parques y jardines de estas áreas. En toda la Comunidad las reuniones privadas no podrán ser de más de seis personas. La orden se aplicará a partir de las 00.00 horas del lunes y se prolongará, al menos, durante 14 días.

Después del caos informativo de los últimos dos días, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso había programado para este viernes una rueda de prensa para detallar las medidas. Pero el desacuerdo entre el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, con el de Justicia, Enrique López, ha obligado a aplazar la comparecencia. Oficialmente, la Comunidad achacó el retraso al «complejo examen jurídico previo» de las medidas. Finalmente, tanto Ayuso, Escudero, como el vicepresidente autonómico, Ignacio Aguado, han comparecido a las 17 horas de la tarde.

Ocho pueblos y 11 distritos

«Hay 37 áreas donde la incidencia es muy superior, de 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes, una tasa gravísima. Por eso nos vemos obligados a tomar medidas. De no hacerlo, corremos el riesgo de que el virus traspase al resto de la Comunidad, estamos a tiempo de evitarlo», ha detallado Ayuso nada más comenzar. Las localidades afectadas son Fuenlabrada, Humanes, Moraleja de Enmedio, Getafe, San Sebastián de los Reyes, Alcobendas y Parla.

En Fuenlabrada las zonas que se perimetrarán serán las de Alicante, Cuzco y Francia. También los municipios de Humanes de Madrid y Moraleja de Enmedio. En Parla, a las zonas básicas de salud de San Blas e Isabel II. Por su parte, en Getafe se perimetrarán Las Margaritas y Sánchez Morate; en San Sebastián de los Reyes, la zona de Reyes Católicos; y en Alcobendas, la zona de Chopera y Miraflores.

Dentro de Madrid capital, las medidas se aplicarán a los distritos de Carabanchel, Usera, Villaverde, Villa de Vallecas, Puente de Vallecas y Ciudad Lineal. En Carabanchel, las zonas básicas de salud afectadas son Puerta Bonita, Vista Alegre y Guayaba. En Usera, las Calesas, Zofío, Orcasur y San Fermín. En Villaverde se aplicarán en San Andrés, San Cristóbal, El Espinillo y Los Rosales. En Puente de Vallecas afectan a varias zonas básicas: Entrevías, Martínez de la Riva, San Diego, Numancia, Peña Prieta, Pozo del Tío Raimundo, Ángela Uriarte, Alcalá de Guadaira y Federica Montseny. En Ciudad Lineal, a las zonas de Doctor Cirajas, Ghandi, Daroca y La Elipa. Y también a la zona básica de Villaverde.

En estas 37 zonas básicas, según Ruiz Escudero, se cumplen tres circunstancias: sufren una tasa de 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes en los 14 días previos, la evolución de los casos es «estable y creciente» y su situación geográfica es «contigua» a otras zonas de la región. Se trata, por tanto, de unas restricciones que afectan al 13% de la población que vive en la Comunidad. Pero que, sin embargo, representan el 25% de las infecciones en Madrid, es decir, 1 de cada 4 casos. En estos territorios se realizará 1 millón de test rápidos de antígenos en una semana.

Entradas y salidas, aforos al 50 % y multas

En estas 37 zonas sólo se podrá salir o entrar para cuestiones básicas, como acudir al trabajo, a una citación judicial, para ir al colegio, volver a casa o asistir a ancianos y a menores. Dentro de estos municipios y distritos, los ciudadanos sí que podrán circular por la callas siempre que no salgan del perímetro. Para controlar que cumplen los límites de movilidad, la Comunidad contará con el apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Por otro lado, los comercios sólo podrán permitir un aforo máximo del 50% y deberán cerrar a las 22 horas, salvo las farmacias, los centros médicos, veterinarios, gasolineras y otras actividades esenciales. En la hostelería estará prohibido consumir en barra, se limitará el aforo a la mitad, sólo podrán sentarse seis clientes por mesa y los locales cerrarán a las 22 horas. Los límites de aforo también se impondrán a los lugares de culto, en los velatorios y en las instalaciones deportivas. Lo que sí afectará a toda la Comunidad de Madrid es el nuevo límite para las reuniones privadas: seis personas en vez de las 10 permitidas hasta ahora.

Si un ciudadano se salta estas medidas, y el resto de órdenes sanitarias vigentes, se enfrenta a multas de entre 600 y 600.000 euros.

Sánchez no «tutelará» a Madrid

Durante la rueda de prensa, Ayuso ha asegurado que lleva «meses» pidiendo una reunión con el Gobierno de Pedro Sánchez. La presidenta autonómica ha solicitado el encuentro por carta y en las videoconferencias autonómicas. Ayer, el presidente Sánchez envió otra carta a Ayuso proponiendo una reunión en persona, que se celebrará el lunes a las 12 horas en la sede regional, la Puerta del Sol.

El Gobierno madrileño fue uno de los más críticos con el Ejecutivo central durante la primera ola de la pandemia. Sí entonces reclamaba más competencias para gestionar la crisis sanitaria, desde hace unas semanas pide lo contrario, más implicación de Moncloa en Madrid. «Es cierto que fui crítica con el estado de alarma porque se basaba en decisiones sin transparencia y se aplicaba de forma unísona, y cada comunidad tiene distintas peculiaridades», ha justificado. «El presidente Sánchez no viene a tutelar la Comunidad de Madrid, sino a colaborar. Según Ayuso hay que «evitar a toda costa» un estado de alarma y un confinamiento en la Comunidad.

Comentar ()